Islandia prohíbe que se enseñe religión a menores de 21 años | Noticias Cristianas Evangélicas

Fuente original: Islandia prohíbe que se enseñe religión a menores de 21 años | Noticias Cristianas Evangélicas

Viernes 14 de Septiembre de 2018

Ningún padre o cuidador puede exponer a una persona menor de 21 años a la religión llevándolos a la iglesia, templo o mezquita.

REYKJAVIK, ISLANDIA.- El país insular de 330,000 habitantes, ubicado en el Atlántico Norte está haciendo grandes olas. Nadie menor de 21 años será adoctrinado en ninguna religión, secta o culto. El parlamento de Islandia, el Alþingi, aprobó la Ley de Adoctrinamiento Religioso Mínimo Nacional (NMRIA) abrumadoramente. Ningún padre o cuidador puede exponer a una persona menor de 21 años a la religión llevándolos a la iglesia, templo o mezquita.
Y ninguna fábula religiosa (El Gran Diluvio, la Pascua, Mohamed montado en un Buraq) puede ser fomentada en mentes jóvenes e impresionables.

La lógica detrás de la ley mínima nacional de adoctrinamiento religioso.

Hace dos años, Mothers Against Religion (MAR) comenzó una campaña de base para elevar la edad mínima de consentimiento religioso a 21. Anna Einarsson es la fundadora y líder del grupo. Ella explica cómo llegó a darse cuenta de que la religión es demasiado peligrosa para las mentes jóvenes.
“Me enfermé y me cansé de dar la noticia y ver a la gente cometer horribles crímenes en nombre de la fe. Los jihadistas están cometiendo actos de terror.”
“Los sacerdotes católicos se aprovechan de los niños pequeños. Los televangelistas bautistas están sacando dinero de su rebaño. Me enfermó entonces. Me repugna ahora. Y un día me di cuenta de que si la religión fuera una droga, entonces mantendríamos a los niños alejados de ella, ¿no? Fue entonces cuando comencé Mothers Against Religion y el movimiento para aumentar la edad para el consentimiento religioso”.
Los amigos informan que la Sra. Einersson perdió a uno de sus hijos siguiendo a Joel Osteen. Actualmente trabaja para el televangelista.

Grupos religiosos finalmente unificados.

Después de siglos de lucha entre ellos, diferentes religiones se unen para luchar contra el NMRIA. Esto es lo que los líderes islandeses de las religiones abrahámicas tenían que decir: “Los niños son el futuro de la única iglesia verdadera. Cómo un catolicismo sobrevive sin viajes de acampada sin supervisión. Nadie va a querer ser un sacerdote”, dijo el obispo Patrick Coughlin.
“Una mujer no va a usar una burka si la avergonzamos desde el nacimiento”, dice el Imam Malik.
Independientemente de lo que diga la comunidad basada en la fe, la ley está vigente y entra en vigencia inmediatamente.

Anuncios

Economía: Diez años de Lehman Brothers: el día en que el capitalismo se fue al infierno

Fuente original: Economía: Diez años de Lehman Brothers: el día en que el capitalismo se fue al infierno

Lecciones de la mayor bancarrota de la historia

¿Qué ha aprendido el mundo de la quiebra de Lehman? Probablemente, una cosa: No se puede dejar caer a entidades sistémicas que arrastan al planeta a una recesión

Frank Borman, uno de los astronautas del legendario Apolo 8, que significó la primera misión tripulada que abandonó la órbita terrestre, advirtió en una ocasión de que “el capitalismo sin quiebras es como la cristiandad sin infierno”. El comandante Borman, que llegó a convertirse en CEO de Eastern Airlines, sabía, y mucho, de quiebras, y, de hecho, su compañía acabó carcomida por las deudas cuando estaba en la cúspide de la aeronáutica mundial.

La frase la retomó años después Ben Bernanke, el expresidente de la Reserva Federal, que en sus memorias reconoció algo que ningún banquero central suele admitir: para rescatar al capitalismo del infierno había que sepultar bajo toneladas de hormigón la moral. Si había que meter miles de millones de dólares para salvar el pellejo de inversores y banqueros codiciosos, había que hacerlo en aras de sostener el sistema económico y, por ende, proteger a los ciudadanos. “En septiembre de 2008”, reconoció Bernanke con una sinceridad digna de elogio, “yo estaba completamente convencido de que invocar los riesgos morales [la célebre ‘moral hazard’] en mitad de una gran crisis financiera era un error peligroso”.

Es más, según Bernanke, una crisis financiera es como un incendio, que, cuando se origina, lo primero que hay que hacer es apagarlo, y solo después exigir responsabilidades penales al pirómano. “Estoy seguro de que Paulson [el secretario del Tesoro en los días de la quiebra de Lehman] y Geithner [su sucesor] estaban de acuerdo”, escribió Bernanke.

No se sabe si ambos, o alguno de ellos, lo estaban, pero hay una cosa cierta: Lehman Brothers, fundada en 1850 por tres hermanos judíos de origen bávaro como una correduría de algodón, quebró el 15 de septiembre de 2008, hace ahora una década, y fue al infierno pese a que todos sabían que en su caída arrastraría al sistema financiero mundial, como así ocurrió. Es decir, los efectos pavorosos de su derrumbe, como reconoció años más tarde el propio Bernanke, no fueron ninguna sorpresa ni para Hank Paulson ni para los banqueros de inversión. Todos sabían que el mundo se enfrentaba a un desastre, pero lo cierto es que se dejó caer a Lehman. Probablemente, porque no se calibró bien la dimensión de la catástrofe.

Es evidente que, por entonces, el mundo aún no había asimilado un concepto que con el tiempo se haría famoso: ‘Too Big to fail’. O lo que es lo mismo, ‘demasiado grande para caer’. Y la firma estadounidense era grande, muy grande. Cinco meses antes de la quiebra gestionaba activos por valor de 639.000 millones de dólares, casi la mitad del actual PIB de España, lo que explica que la vieja correduría de algodón arrastrara al mundo hacia el apocalipsis financiero. Hacia el infierno del capitalismo. La primera lección que aprendieron los banqueros centrales era obvia: una y no más.

Delincuentes económicos

O lo que es lo mismo, a partir de Lehman ningún Gobierno —y eso es lo que se decidió en la primera cumbre del G20— dejaría caer a sus grandes entidades financieras. Aunque hubiera que meter miles de millones de dólares para salvar no solo a los ahorradores y depositantes, sino también a auténticos delincuentes económicos que compraban y vendían sofisticados productos y derivados financieros sin conocer lo que se escondía debajo del envoltorio.

No está claro si se refería a eso Nicolas Sarkozy cuando habló de refundar el capitalismo, pero lo cierto es que las bases morales del sistema de libre cambio quedaron en entredicho. O, al menos, enterradas durante un tiempo bajo toneladas de ‘realpolitik’.

Bernanke, sin embargo, tenía razón. Gracias a que el balance de los bancos centrales creció de forma exponencial, principalmente en el mundo anglosajón, el mundo se salvó. Otra cosa son los daños colaterales que esa política puede haber generado y que hoy, por el momento, se desconocen, pero lo cierto es que EEUU, que inició esa estrategia de política monetaria ultraexpansiva, muy al contrario que el impasible BCE de Trichet, aunque inicialmente fue tan diligente como la Fed, acumula ya 36 trimestres consecutivos de crecimiento, lo que supone el segundo ciclo expansivo más largo de su historia. Tan solo a cuatro trimestres del periodo 1991-2001, que marca el ciclo más largo.

Segunda lección. Esa estrategia de salida de la crisis —al menos por ahora— no ha generado ninguna espiral inflacionista. Los bancos centrales han drenado buena parte de ese aumento de la liquidez (la oferta monetaria se traduce bajo determinadas circunstancias en un incremento de la inflación), y los precios, lejos de haberse disparado, como anticipaban los agoreros, están bajo control.

El BCE, incluso, lucha de forma denodada para provocar inflación (ha llegado a triplicar su balance), pero el IPC, excluyendo los componente más volátiles, energía y alimentos no elaborados, se sitúa todavía en el entorno del 1% pese a que la eurozona acumula al menos un trienio de crecimiento aceptable. Por lo tanto, no se ha desatado la temida hiperinflación que algunos monetaristas (austriacos o de cualquier otra escuela) temían. Muy al contrario, lo que se ha evitado es una deflación por la fuerte depreciación del valor de los activos.

Monetaristas e hiperinflación

Tercera lección. Se ha desmontado la idea de que una política monetaria ultraexpansiva en periodos extremos, y que el BCE no puso en marcha de forma intensa hasta las célebres palabras de Draghi (“haré todo para salvar al euro, y crean que será suficiente”), alimenta de forma exponencial la actividad crediticia del sector privado.

El desendeudamiento (no en el caso del sector público) es un hecho y las empresas y familias se han beneficiado de bajos tipos de interés. Se hizo, en otras palabras, lo contrario que tras la Gran Depresión. Es de sobra conocido lo que ocurrió el 6 de marzo de 1933, cuando el recién elegido presidente, Franklin D. Roosevelt, ordenó el cierre de todos los bancos durante una semana para hacer frente a una crisis de confianza. Pasado ese tiempo, solo deberían abrir los bancos solventes capaces de asumir sus obligaciones. Más de 5.000 bancos no pudieron reabrir sus puertas al público. La Gran Depresión tomó carta de naturaleza.

Es decir, los keynesianos tenían razón, como sostiene Simon Wren-Lewis, de la Universidad de Oxford. Ha quedado claro que la receta de subir tipos, como hizo Trichet en 2011 (por dos veces) cuando aparecieron los primeros ‘brotes verdes’, fue un error. Draghi, por el contrario, jugó bien sus cartas, al contrario que su antecesor. Y aquí está, precisamente, la paradoja, como han sostenido muchos economistas. Se han combatido los efectos perversos de la Gran Recesión, precisamente, con la misma munición que llevó al mundo a la crisis. Es decir, con más liquidez.

Como ha revelado el propio Banco de España, hay un dato que indica mejor que ningún otro el colapso de financiación que sufrió la economía española en 2012, en medio de la segunda recesión. En agosto de ese año, cuando todavía coleaba el tsunami Lehman, la banca llegó a tener una deuda con el Eurosistema de casi 412.000 millones de euros, lo que equivalía a más del 34% de la liquidez inyectada por el BCE a los bancos del conjunto del área euro. El Eurosistema, de esta manera, se había convertido en el principal y, en algunos momentos, casi único proveedor de liquidez de nuestra banca.

Cuarta lección. Lehman ha demostrado que para garantizar la estabilidad monetaria (la clave de bóveda de todo el sistema económico) es necesario disponer de un prestamista de última instancia. O lo que es lo mismo, la propia configuración inicial del BCE, construido a imagen y semejanza del Bundesbank, fue un error. Mientras que la Fed o el Banco de Inglaterra podían actuar libremente para hacer frente al colapso financiero, el BCE estaba atado de pies y manos por la oposición alemana a monetizar los déficits (comprando activos públicos) o, incluso, a destinar recursos para garantizar la liquidez a los bancos que no podían financiarse porque los mercados estaban secos.

El disparate era tan obvio que por entonces se comenzó a hablar de levantar una nueva arquitectura institucional para la zona del euro, y que debía incluir, al menos, el reforzamiento de los poderes de BCE, la unión bancaria, la convergencia fiscal entre países muy dispares, la supervisión macro y microprudencial y, lo que no es menor importante, instituciones resolutivas (ahí está el caso del Banco Popular) para actuar en tiempos de zozobra, algo que los padres fundadores del euro eludieron.

Todo con un objetivo: restaurar la transmisión de la política monetaria a familias y empresas. El BCE, que en un principio, había suministrado liquidez, vio como esas inyecciones eran inmediatamente reabsorbidas a través de la llamada facilidad de depósito. Es decir, que los bancos, en lugar de prestar el dinero a sus clientes, preferían colocar la liquidez en el propio BCE, aunque el rendimiento fuera menor, lo que explica que desde 2014 lo que hacen los banqueros de Fráncfort es, paradójicamente, cobrar por los depósitos (un 0,4%) que le aparcan las entidades financieras.

Desatascar las cañerías

Quinta lección. Se puede hacer una política monetaria muy generosa, bajando los tipos de interés a casi cero, pero si no se limpian las cañerías que impiden la transmisión de la política monetaria, todo es inútil. El mundo, de hecho, debería marcar en rojo el mes de marzo de 2009, cuando la Fed decidió poner en marcha el programa conocido como ‘Quantitative Easing I’, una auténtica revolución monetaria que el BCE, de manera inexplicable, tardó cinco años en aprobar. Aquel programa ‘no convencional’ supuso la compra en firme de activos por valor de 1,75 billones de dólares. ¿Quién dijo que monetizar el déficit conducía al desastre?

Sexta lección. El dinero barato y sin límite debe tener, sin embargo, restricciones temporales. De lo contrario, como han sostenido José Luis Malo de Molina y Juan Ayuso, del Banco de España, la actuación prologada de los bancos centrales comprando y vendiendo activos tiende a generar “distorsiones” en los mercados e, incluso, “incentivos perversos”. Algo que explica que el BCE haya iniciado el camino inverso, aunque todavía de forma irrelevante.

El economista Antonio España ponía algo más que pegas a esa estrategia en este diario. La inyección monetaria, decía España, se ha utilizado, indirectamente a través de los bancos, para financiar los importantes déficits fiscales de los países desarrollados, cuyos gobiernos han perdido todo incentivo para ajustar sus presupuestos a la disponibilidad real de recursos haciendo las reformas necesarias.

No le falta razón. La séptima lección —mal aprendida— es que el desplome de Lehman ha traído consigo un incremento extraordinario del endeudamiento público. Es decir, el problema de la deuda privada se ha trasladado al conjunto de contribuyentes, que en el primer trimestre de este año, a nivel global, adeudaban nada menos que 247 billones de dólares. O lo que es lo mismo, el 318% del PIB mundial. Tan solo España ha triplicado prácticamente su endeudamiento, del 35,6% del PIB en 2007 al 98,8%, lo que da idea de la catástrofe que tendrán que gestionar las siguientes generaciones.

¿Están detrás de este endeudamiento las políticas de ajuste que han provocado un descenso imponente de las bases imponibles por la caída de las rentas salariales? Solo en parte. Lo que se sabe ahora, aunque antes se sospechaba, es que las crisis bancarias —como sucedió en España en la segunda mitad de los años 70— tarde o temprano se trasladan a la deuda pública. Esta es la octava lección.

Incentivos perversos

Es entonces cuando surge la eterna duda: ¿En qué momento los banqueros centrales deben apagar la música y dejar de servir copas en la fiesta monetaria?, y que, en el caso de EEUU, se acerca a una auténtica orgía. Diez años después de Lehman, el valor en Bolsa de Apple y Amazon supera ya el billón de dólares, y Wall Street, de hecho, vive el ciclo expansivo más largo de su historia, lo que significa, lisa y llanamente, que quienes causaron la crisis —con la complacencia de los supervisores— son hoy los más beneficiados por la política monetaria ultraexpansiva.

Novena lección. Para evitar que se puedan reproducir nuevos fenómenos tan devastadores lo mejor es prevenir. Y por eso, se han reforzado desde hace una década los mecanismos de coordinación entre gobiernos e instituciones, endureciendo los requisitos de capital de la banca. Pero olvidando, sin embargo, el perverso incentivo que supone vincular los ‘bonus’ de los banqueros a las cotizaciones bursátiles más allá de lo razonable. La historia más reciente ha demostrado que los mercados van siempre por delante de las leyes y de los gobiernos. Sobre todo, cuando muchas de esas normas están inspiradas, por decirlo de forma eufemística, por los propios mercados.

La décima, y última, lección, es obvia. Como han dicho muchos economistas. La crisis del euro post Lehman ha demostrado que fue un fallo garrafal poner a la unión monetaria por delante de la unión fiscal y de la unión política. De hecho, no hay nada más político que el dinero, y por eso se cometió el error de incluir en el euro a países que no estaban preparados para estar en la moneda única. Como dijo el nobel Modigliani, el euro es un paraguas de hierro que protege de la lluvia, pero pesa mucho y hunde en el barro a los países que no están preparados. Y la crisis de Lehman no fue una lluvia fina, sino el diluvio universal financiero.

Un diluvio que ha puesto en jaque, incluso, el valor de la democracia con el auge de los populismos. Sin duda, otra de herencias de Lehman junto al neonacionalismo y el proteccionismo. Y que parecen desconocer lo que sucedió en 1929. El célebre arancel Hawley-Smoot (que elevó en 1930 el arancel de 20.000 productos no estadounidenses) desató una guerra comercial a ambos lados del Atlántico y el capitalismo cavó una nueva tumba en su camino del infierno.

El economista Kennet Rogoff, coautor, junto a Carmen Reinhart, de una de las obras canónicas sobre la crisis lo ha dicho con sencillez. “Si la historia económica nos ha enseñado algo es a ser conscientes de nuestras propias limitaciones en un mundo de infinitas incertidumbres”.

Blog Sin Dioses: Un Baphomet para trollear cristianos

Fuente original: Blog Sin Dioses: Un Baphomet para trollear cristianos

8 de septiembre de 2018

Un Baphomet para trollear cristianos

Se escribió un nuevo capítulo en la guerra de los monumentos de Arkansas, Estados Unidos.

Tras la puesta de un monumento de los 10 Mandamientos al frente del Capitolio del Estado de Oklahoma, en los Estados Unidos en 2009.

La idea de poner este monumento religioso, en clara oposición al principio de laicidad, fue del republicano y representante estatal Mike Ritze.

El 1 de noviembre de 2009, la Legislatura Oklahom aprobó la “Ley del monumento a los Diez Mandamientos” y dirigió a la Comisión de Preservación del Capitolio Oklahoma un “permiso y encargo para la ubicación en los jardines del Capitolio del Estado un monumento para que se pueda visualizar adecuadamente los Diez Mandamientos.” La construcción del monumento, sin embargo, no fue financiado por el Estado. El 15 de noviembre de 2012 se erigió el monumento en los terrenos del Capitolio. Este contenía tres errores de ortografía, que fue motivo de burlas en redes sociales. El monumento fue donado por el Dr. Mike Ritze y su familia creyente en el dios cristiano.

La presencia de este monumento religioso llevó a la acción de varios activistas laicos, como lo fue la ONG American Atheis, quien dirigió una demanda pidiendo que el monumento fuese retirado. Los hinduistas declararon que ellos querían una imagen de su dios Hanuman junto a los Diez Mandamientos. “Si el Capitolio del Estado de Oklahoma está abierto a diferentes monumentos, nos encantaría tener una estatua de Lord Hanuman, que fue venerado en gran medida y adorado y conocido por una fuerza increíble y era un gramático perfecto”.

Para aquel entonces algunos evangélicos ya no encontraron interesante la idea que se pusiera un monumento dirigido a un dios diferente a Jesús. Pero para hacer mayor su sorpresa llegó la propuesta de “Templo Satánico“, una organización catalogada como religión paródica (en realidad esta organización no cree en el Diablo) que propuso donar una escultura de Baphomet sentando en un trono con la estrella de cinco puntas y acompañado de niños.

Esta noticia revolucionó al mundo evangélico, ¡porque nada peor que mencionar al enemigo imaginario de su amigo imaginario! Un vistazo por los sitios cristianos ponen de manifiesto que ellos no entienden que es una religión parodia y creen que estas personas si son adoradores del Diablo.

El portal Noticia Cristiana comentó: “Los adoradores de Satanás están luchando en la justicia estadounidense por el reconocimiento como una práctica religiosa igual al cristianismo”. Dentro de los comentarios de lectores cristianos no podía faltar el ¡Cristo viene! y similares.

Manifestación por la Primera Enmienda.
Ante el público Lucien Greves hablando
de separación entre Estado e Iglesias.

Infovaticana reportó sobre este monumento que “es una ofensa para la sociedad en general, independientemente de las creencias de cada uno, ya que representa la encarnación suprema del mal, no ha encontrado por ahora oposición por parte de la clase política estadounidense que siempre se ha mostrado contraria contra los símbolos cristianos, véase el ejemplo de ¿Persecución anticritiana?”

El hecho que Templo Satánico sea parodia no ha llegado a otros medios como RT que tituló “Con enorme ídolo diabólico satanistas piden retirar un monumento cristiano en EE.UU.”

Ivy Forrester, una militante satánica, dijo: “Si vas a tener un monumento religioso en pie, entonces debería estar abierto para los demás, y si no estás de acuerdo con eso, simplemente no tengamos ninguno.”.

Uno de los oradores fue Lucien Greves, vocero de esta organización. “El evento está destinado a ser una reunión inclusiva donde El Templo Satánico celebrará el pluralismo junto con los oradores cristianos y seculares. Personas de muchas religiones se reunirán en el Capitolio para rechazar los esfuerzos de la Legislatura estatal de Arkansas por privilegiar una religión sobre otras “, explicó.

A la organización Templo Satánico, que convocó a la manifestación, solo se le permitió mantener la estatua de 2,5 metros de alta por un tiempo, porque para poderse quedar de manera permanente se requeriría que un senador la apadrinace.

Por su parte los cristianos dijeron sentirse profundamente molestos y ofendidos por este acto. Entre los manifestantes cristianos hubo carteles que pedían “un bocinazo para Jesús”, “somos una nación cristiana, no de Satanás” y similares.

El senador Jason Rupert, quien apadrinó el monumento de los Diez Mandamientos manifestó en su cuenta de facebook que “Primero habrá un día muy frío en el infierno antes de que se nos obligue a tener erigida una estatua ofensiva permanentemente en los terrenos del capitolio del estado de Arkansas”.

El amplio cubrimiento que recibió esta manifestación, y el hecho que los cristianos se crean que Templo Satánico es una organización religiosa y no una paródica, habla de su éxito. Y su Baphomet logró el cometido de trollear e indisponer a los cristianos.

Esta organización es feliz levantado ampolla al poner en evidencia que se está privilegiando al cristianismo desde el Estado al pedir espacios donde quiera que se los dan a los evangélicos. Por ejemplo, en Tucson, Arizona se había hecho costumbre iniciar las sesiones del Concejo de la ciudad con un rezo. Para eso alternaban entre judíos, evangélicos, católicos, luteranos, metodistas, etc.

Pero, todo cambió cuando los satanistas pidieron poder hacer la oración del 17 de febrero de ese año. Los cristianos se alborotaron. “Si esto sucede aquí y abren la puerta a la invocación de satanás, realmente vamos a una destrucción segura,” aseguró el pastor Asbel Gustavo Gonzalez. Stu De Haan, portavoz del grupo paródico, dijo que la medida es discriminatoria y constituye una violación constitucional.

En medio del revuelo el abogado del Estado, Brad Holm, declaró que “De acuerdo con la dirección del Tribunal Supremo de Estados Unidos, la ciudad no puede dictar los puntos de vista religiosos o el contenido de una oración. Además el Gobierno no puede discriminar a una denominación o a una religión de rezar bajo estas circunstancias”

Finalmente, con cinco votos a favor y cuatro en contra, se eliminó la tradición de orar antes de iniciar las sesiones del Consejo de la Ciudad de Phoenix y fue remplazada por un minuto de silencio.

Otro caso ocurrió en el 2015, en el condado de Orange en la Florida, donde se debatió una propuesta que intentaba restringir la distribución en las escuelas públicas de material religioso proveniente de diferentes iglesias. La iniciativa fue rechazada. esto generó que cualquier denominación pudiese repartir su literatura a los niños. Esta situación, de clara violación a la separación entre estado e Iglesias, llevó a que una organización satánica intentase distribuir folletos en Florida como una forma de protesta. La misma organización afirmó que no intentarían repartir los libros en las escuelas donde se respete la separación entre iglesia y estado.

¿Qué piensas de las acciones de este grupo Templo Satánico?

Deceived by design – Engañado por diseño

Fuente original (en inglés): https://cryptome.org//2018/07/deceived-by-design.pdf

Un documento de investigación científica nos revela cómo las compañías de tecnología usan patrones oscuros para desalentarnos de ejercer nuestros derechos a la privacidad.

En este informe, analizamos una muestra de la configuración de Facebook, Google y Windows 10, y mostramos cómo la configuración predeterminada y los patrones oscuros, las técnicas y las características del diseño de la interfaz destinadas a manipular a los usuarios, se utilizan para empujar a los usuarios hacia las opciones intrusivas de privacidad. Los hallazgos incluyen la configuración predeterminada de privacidad intrusiva, la redacción engañosa, dar a los usuarios una ilusión de control, ocultar las opciones que favorecen la privacidad, las opciones que se toman o se dejan y las arquitecturas de elección en las que la elección de la opción que favorece la privacidad requiere más esfuerzo por parte de los usuarios.

Facebook y Google tienen valores predeterminados intrusivos de privacidad, en los que los usuarios que desean la opción de privacidad amigable tienen que pasar por un proceso significativamente más largo. Incluso oscurecen algunos de estos ajustes para que el usuario no pueda saber que la opción más intrusiva de privacidad fue preseleccionada.

Las ventanas emergentes de Facebook, Google y Windows 10 tienen un diseño, símbolos y palabras que alejan a los usuarios de las opciones de privacidad. Las opciones están redactadas para obligar a los usuarios a tomar ciertas decisiones, mientras que la información clave es omitida o minimizada. Ninguno de ellos permite al usuario posponer libremente las decisiones.

Además, Facebook y Google amenazan a los usuarios con la pérdida de funcionalidad o la eliminación de la cuenta de usuario si el usuario no elige la opción intrusiva de privacidad. Los ajustes de GDPR de Facebook, Google y Windows 10 proporcionan a los usuarios opciones granulares con respecto a la recopilación y uso de datos personales. Al mismo tiempo, encontramos que los proveedores de servicios emplean numerosas tácticas para empujar o empujar a los consumidores a compartir la mayor cantidad de datos posible.

Una fundación que aporta más que ideas | Página12

Fuente original: Una fundación que aporta más que ideas | Investigan… | Página12

Investigan al think tank oficialista Pensar en la causa de los aportantes truchos.
El juez Kreplak investiga la utilización de la usina macrista para proveer datos de falsos donantes a la campaña de Cambiemos. Ayer allanó una dependencia del gobierno provincial en busca de documentos de la filial y de su responsable, Eduardo Di Marco.

Por los aportantes truchos de la campaña de Cambiemos, el juez Ernesto Kreplak investiga a la Fundación Pensar, la organización que funcionó como “usina de ideas” en la que se apoyó Mauricio Macri para llegar a la presidencia. La declaración de una de las víctimas, cuya identidad fue utilizada para camuflar aportes electorales de origen desconocido, llevó a la sospecha de que la sede de La Plata de esa fundación podría haber funcionado como proveedora de datos de personas que luego aparecieron como donantes a la campaña electoral. En busca de información, Kreplak allanó ayer la Dirección de Personas Jurídicas en la provincia de Buenos Aires          –una dependencia del gobierno de María Eugenia Vidal– en busca de documentos de la filial y de su responsable, Eduardo Di Marco. Mientras tanto, el juez electoral platense Adolfo Ziulu intenta quedarse con todas las investigaciones vinculadas al financiamiento de las últimas dos campañas en territorio bonaerense. Los denunciantes advierten sobre el riesgo de que se deje de lado el esclarecimiento sobre el origen de los fondos y posibles delitos como el lavado de dinero y asociación ilícita.

Kreplak allanó la dependencia provincial ya que no logró dar con la sede de la Fundación Pensar en La Plata que –todo indica– concentraba parte de la actividad política del PRO en la zona tiempo atrás. Había pedido también información a la Inspección General de Justicia (IGJ), que funciona dentro de la estructura del Ministerio de Justicia, y recibió datos y estatutos viejos, de los años noventa, según pudo saber PáginaI12 por allegados a la causa. El juez reiteró el pedido. En el operativo de ayer, los investigadores se llevaron algunos documentos sobre Di Marco, e intentaron rastrear una nómina con otros participantes. El asunto es sencillo: una de las personas cuya identidad fue utilizada para que figurara como aportante a la campaña de Cambiemos de 2017 había participado en algunas actividades ligadas a la Fundación Pensar, y dedujo que de allí pudieron haber sacado sus datos personales para que figurara aportando plata para las elecciones. Esto agregaría un mecanismo a los ya conocidos: hasta ahora se sabe que muchos de los aportantes falsos son beneficiarios de planes sociales o Asignación universal por hijo y se presume que sus datos personales fueron obtenidos de bases oficiales; otros han sido candidatos a concejales, consejeros escolares y a intendentes inclusive.

En esta causa, que tramita en La Plata, fueron aceptadas como querellantes trece personas que viven en Villa Itatí, en condiciones de evidente vulnerabilidad, que aparecen como aportantes a la campaña de 2017. Esta semana también pidieron ser admitidos en la misma condición tres afiliados a Suteba, que aún no dieron testimonio. Un aspecto de la investigación rastrea quiénes y cómo figuran como aportantes y no lo fueron. El otro, empieza a apuntar al origen del dinero que se canalizó para la campaña electoral. Parte de ese análisis está centrado en un registro que entregó la AFIP de aportantes particulares a la campaña electoral. Se trata de determinar si están vinculados con empresas. En este expediente fue denunciada la gobernadora Vidal y buena parte de su equipo. Se investigan posibles delitos como asociación ilícita y lavado de dinero.

El juez electoral platense, que recibió una denuncia del fiscal electoral porteño Jorge Di Lello, está intentando concentrar todas las investigaciones que están en marcha sobre aportantes. Se declaró competente para investigar. Además de Kreplak, quien tiene a cargo una investigación que atañe a la provincia de Buenos Aires también es el juez federal porteño Sebastián Casanello. Investiga posible lavado, por la denuncia presentada por La Alameda sobre la campaña de 2017 de Graciela Ocaña y Esteban Bullrich. Este juez mandó a peritar las fichas de afiliación, ya que los aportantes aparecen afiliados, pese a que no hicieron nunca ese trámite. Podría haber falsedad ideológica de documento, en esos casos. Otro tramo de la pesquisa, que apunta a funcionarios de distinto rango que aparecen como aportantes en la Ciudad de Buenos Aires, quedó en manos de Marcelo Martínez de Giorgi y el fiscal Federico Delgado, aunque el juez decidió asumir la investigación sin dar pie a medidas de la fiscalía. La pelea de Ziulu es principalmente con Casanello y Kreplak. Un antecedente a favor de ellos, es la causa que tuvo como protagonista a Héctor Capaccioli, por el financiamiento de la campaña del kirchnerismo en 2007 con presuntos fondos de la llamada mafia de los medicamentos, investigado por el fuero penal.

“Es ridículo que la causa que tiene Casanello pase al fuero electoral. Ya tenemos detectado más de 5 millones lavados de las campañas de 2015 y 2017”, dijo Gustavo Vera, titular de La Alameda y ex legislador porteño. El dirigente vincula los aportes “con contratistas del Estado” y anticipa que aportará más pruebas sobre el papel de las fundaciones ligadas a funcionarios macristas. La fundación Pensar fue clave como “think tank” de Macri en la elaboración de estrategias electorales y ha tenido entre sus referentes a Francisco Cabrera y Miguel Braun, y quedó este año a cargo de la diputada Carmen Polledo.

Es posible que detrás de la trama de los aportantes fantasma existan delitos electorales, que prevén como castigo multas o inhabilitaciones. Lo que advierten los denunciantes en las causas penales es que ese tipo de investigación, ceñida al plano electoral, licuaría posibles responsabilidades penales por delitos graves. Luis Alén, abogado de un grupo de querellantes dijo: “Sería una forma de desplazar la atención de los delitos penales y dejar a fuera a la gobernadora Vidal”.

Nuestros paisanos los rusos | Página12

Fuente original: Nuestros paisanos los rusos | Fotografía. Ancestros… | Página12

Tierra de leyenda más que de promisión, lejano este (Far East) lleno de equívocos, Siberia evoca un imaginario que las fotografías de la exposición que puede verse en La Abadía Centro de Arte y Estudios Latinoamericanos, en parte confirman y también desmienten. Ancestros remotos de nuestros pueblos originarios, los siberianos de principios del siglo XX aparecen aquí en fotos y retratos de excepcional calidad.

La primera reacción es preguntarse si el título está mal, si lo de “Far East” es un chiste desviado. Es por el rostro araucano, o chiricaua, o lakota, de pelo largo y de largos ojos negros que mira a cámara junto a un totem cargado de magias. ¿Qué tiene de lejano y de oriental este cacique, este rostro para nosotros famiiliar? Pero no es error, porque lo que se está viendo es un ancestro de nuestros ancestros, nuestros paisanos los indios. El Far East es Siberia, el chamán melancólico se llamaba Fiodor Poligus y la foto fue tomada en 1907 en Yensenki por Konstantin Alexandrovich Maslenikov. El retrato es una prueba final de que nuestros originarios llegaron de las tierras heladas del zar hace unos cuantos miles de años.

El cuento es por la notable exposición que acaba de inaugurarse en La Abadia (Gorostiaga 1908, y Luis María Campos) hasta el 11 de noviembre, y es una verdadera producción internacional del Museo Ruso de Etnografía de San Petersburgo, la Diputació de València y el Museo de Arte Precolombino e Indígena de Montevideo. Las tres partes hicieron una selección de un tesoro, las 200.000 fotos tomadas en sucesivas expediciones entre mediados del siglo 19 –prácticamente la invención de la fotografía– y la primera guerra mundial. Esta selección tiene ahora un hogar valenciano y otro uruguayo, estupendas copias de los negativos originales, y visita Buenos Aires con curaduría de Joan Berenguer y Facundo de Almeida.

La expansión del Imperio Ruso hasta Alaska es uno de los grandes fenómenos de la historia, y de los menos conocidos, arrancando con Iván el Terrible y terminando a fines del 1800. Era tanto territorio, que los zares le terminaron vendiendo Alaska a Estados Unidos, después de ceder casi toda la costa oeste del Canadá y alguito de lo que hoy es el estado de Washington. Todavía uno se encuentra nombres rusos en pueblos y bahías, y cuentan los viejos que hasta la segunda guerra mundial había por ahí pueblos medio aislados donde se hablaba ruso y se traducía al inglés.

Para los rusos europeos, los que salen en las novelas de Tolstoy, las tierras más allá de los Urales eran tan exóticas como Africa, sólo que propias. Siberia alimentó el fuerte romanticismo ruso, creó una imaginería mental y pictórica, hizo fortunas, originó sufrimientos indecibles, sirvió de cárcel y fue el gran motor de la etnografía, la antropología el coleccionismo. Arrancando con la llegada de las primeras cámaras a la corte imperial, el Este fue llenándose de fotógrafos documentando los 158 grupos étnicos de la región. Un romance que tiene ecos modernos como la película Dersu Uzala, con Akira Kurosawa filmando en ruso y mostrando afiladamente la incompatibilidad de la vida europea y la nativa.

Una de las sorpresas para nuestra idea de tecnología digital, es la extraordinaria calidad de las fotografías. Hay que imaginar la escena en términos prácticos: las cámaras como cajones de madera lustrada, con lentes de bronce y cristal, enormes trípodes para sostener el artefacto; los laboratorios móviles montados en carretas, con bachas de bronce y peltre, frascos de vidrio duro; los negativos primero de vidrio y luego de acetatos inestables, todos urgentes porque si no se revelaban en horas se arruinaban. Es la misma situación que hace que cada foto de la guerra civil norteamericana, de la guerra del Paraguay, de la guerra de Crimea parezca un milagro, denote de alguna manera su lado de milagro, de cosa frágil que salió bien por pericia y por suerte.

Otra sorpresa es la notable falta de exotismo, orientalismo, pintoresquismo de la producción. Este Far East es registrado con vocación científica y con ganas de probar una disciplina nueva, lo cual es una de las pocas excepciones de la fotografía etnológica de la época. Lo que hacían los fotógrafos europeos en Africa, por ejemplo, era mostrar a cada “nativo” como un guerrero, de plumas y lanza. Edward Curtis hace fortuna en Estados Unidos creando un Far West romántico, escenográfico, donde cada cacique tiene un tocado espectacular y cada caballo es un pinto. En esta muestra la gente será nativa, pero tiene nombre y apellido, ropa de día, objetos de uso común, viviendas tradicionales con ollas y gallinas, ropa arrugada y bastante sobada.

Con lo que queda sumergirse en la riqueza y la textura de un mundo perdido, uno en que todavía había trajes tradicionales, locales, elaborados, hechos a mano, específicos de un lugar. Los etnógrafos, parece, no se perdían un día de fiesta, un onomástico ni una boda, con lo que abundan las imágenes de jóvenes novias sonrientes, padrinos solemnes, viejos entre boleados y asombrados por la experiencia de ser fotografiados. La selección parece ir de Occidente a Oriente, de rusos de gorra, barba blanca, camisola y botas –la imagen estereotípica es cierta, nomás– a nativos de túnica y pelo largo. Hay polleras bordadas, tocados elaborados, trenzas enroscadas, izbas de maderas talladas, chicos rubios que a los dos años ya parecen curtidos en sal, arados de madera, caballitos diminutos. Las tomas mezclan situaciones, paisaje, retratos de absoluta individualidad, escenas con chicos durmiendo, cosacos que se mandan la parte, pibas que se hacen las lindas.

Cada vez más hacia el este, aparecen túnicas y las miradas se hacen serias, más desconfiadas y solemnes. Los rostros son más oscuros y no se puede evitar pensar que hay una cosa de gringo que toma fotos y paisano que peludea. La cosa avanza por la ruta de la seda, comienza a abundar en palabras raras –kalmuks, Samarkanda, Askhabad– y corta el relato esperable con la aparición de un perfecto paisaje de Montana, con montes, bosques y un claro con tipees que Toro Sentado reconocería sin problemas. De hecho, un sioux podría quedar encantado con una imagen tribal en el Alto Yenisei, casi China, donde alrededor de una tienda cueros y palitos se reúnen muchos chicos, un par de mujeres y cuatro hombres a escuchar a un chamán que canta y encanta con un gran tambor redondo, corona emplumada y túnica hasta los pies. Si no fuera por el sombrero mongol de un personaje a la derecha, y la coleta manchú de su vecino… Y, claro, está el chaman Poligus con su cara de araucano melancólico, su saco de solapas anchas y su totem con magias y muñecas sagradas. Todo es entre descolocante y fascinante, un viaje en el tiempo y entre las certezas que se puede agradecer.

Justicia Legítima cruza a La Nación | Página12

Fuente original: Justicia Legítima cruza a La Nación | Desmentida so… | Página12

La presidenta de Justicia Legítima, María Laura Garrigós de Rébori, desmintió lo publicado en la tapa del diario La Nación del sábado, sobre los trascendidos de la declaración como arrepentido del ex funcionario del Ministerio de Planificación Federal, José López, en los que habría dicho que entregó al ex diputado Eduardo Wado De Pedro dinero para financiar a la asociación judicial que ella dirige. Desde la agrupación Hijos salieron a respaldar a De Pedro, que además de referente de La Cámpora es hijo de desaparecidos. “Todo el aparato corporativo que existe en la prensa y el Poder Judicial está al servicio de perseguir a quienes nos oponemos a las políticas de ajuste, exclusión y represión de Macri”, afirmaron.

“Justicia Legítima no necesita ningún tipo de financiación de ninguna índole”, aseguró la ex jueza integrante de la Cámara de Casación porteña. “La asociación se mantiene gracias a la colaboración generosa de sus socios”, explicó. Además, remarcó que “todo está bancarizado” y que el dinero recaudado mensualmente de las cuotas de los asociados “entra en una cuenta del Banco Nación y sale de esa misma cuenta, vía cheque. No hay un centavo por fuera y todo figura en los balances que tiene en su poder la Inspección General de Justicia (IGJ)”.

En un artículo publicado en el diario La Nación del sábado, el periodista Hernán Capiello escribió que López habría asegurado que le dio plata a De Pedro para que éste se la entregara a Justicia Legítima. Garrigós de Rébori aseguró que conoció a De Pedro el día que le tomó declaración en el juicio por la desaparición de su madre y que ésa fue la única vez que cruzó palabra con él. Además, insistió en que “no es cierto” que Justicia Legítima haya recibido dinero “de nadie a excepción de sus socios”.

La versión ya había aparecido en una nota publicada el viernes pasado en el mismo diario, ante la cual la asociación de juristas reaccionó con un comunicado. “Justicia Legítima, con sorpresa e indignación entiende que, más allá de cualquier especulación sobre las circunstancias que dieran origen a la información referida, esto es, la declaración de un detenido en busca de un beneficio, formula el presente comunicado. Constituye una obligación moral para nosotros aclarar que semejante imputación, pese a ser genérica e imprecisa, afecta la honra y el prestigio de los miembros de nuestra asociación civil, por lo que esperamos que se esclarezca y precise el sentido de esas temerarias y difamatorias afirmaciones”.

A través de su cuenta de twitter Wado de Pedro había aclarado que “hablamos con el periodista Hernán Capiello y le dijimos que la información que publica hoy La Nación era falsa. Aún así él decidió publicar el trascendido que le dieron en el juzgado”. También agregó que “se ve claramente que es una interna del juzgado con los miembros de Justicia Legítima. Repito, nada de lo que se escribió es cierto”.

A %d blogueros les gusta esto: