lenguaguarani: PARA QUIENES NO LO SABEN… ALGO DE LA HISTORIA DE VIKIPETÂ (WIKIPEDIA EN GUARANI)

El lunes 3 de diciembre de 2007, buscando información para una de mis clases, ingresé a Wikipedia, donde ya estaba registrado como usuario. Luego de obtener la información que buscaba, se me ocurrió editar una página con un texto en Guarani. Copié y pegué el texto e hice clic en “publicar”. Una semana después, el lunes 10 de diciembre, volví a acceder a Wikipedia a buscar otra información. Fue entonces que recordé mi acción de la semana anterior. Entonces, escribí en el buscador el nombre de mi texto y… la respuesta fue que esa información no existía en Wikipedia. Ante esa circunstancia, volví a intentar editar otra página con el mismo texto en Guarani y fue allí que mi amigo SARUNAS SIMKUS (Hugo.arg), joven lituano, editor de Wikipedia, apareció y -juntos- iniciamos una aventura muy valiosa e histórica que hoy es una hermosa y útil realidad y se llama VIKIPETÂ (WIKIPEDIA EN GUARANI). Ver en:http://gn.wikipedia.org/wiki/Ape

A través de lenguaguarani: PARA QUIENES NO LO SABEN… ALGO DE LA HISTORIA DE VIKIPETÂ (WIKIPEDIA EN GUARANI)

Anuncios

El ‘crimen’ de no hablar español tiene a más de 8.000 indígenas mexicanos en la cárcel – RT

Firmar la hoja en blanco y admitir la culpa porque no queda de otra, porque no hablas español, porque eres indígena.

Hasta noviembre de 2015, la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México estimaba que unos 8.500 indígenas permanecían recluidos en los centros penitenciarios del país. De esa cifra, apenas el 15% supo de qué se le acusaba, porque solo ese porcentaje tuvo acceso a un traductor.

René Ramírez, directivo de la Organización de Traductores Intérpretes, Interculturales y Gestores en Lenguas Indigenas (Otigli), dice que en la actualidad el número es más alto, “de unos 10.000”. Solo en el Distrito Federal, la cifra aproximada es de 2.000 reos. ¿Cuál es la mayor dificultad para contabilizarlos? Que la mayoría no admite su procedencia étnica “por el asunto de la discriminación” durante el proceso judicial y hasta dentro de los recintos penitenciarios. En ese silencio, empieza el túnel hacia la falta de garantías procesales.

A través de El ‘crimen’ de no hablar español tiene a más de 8.000 indígenas mexicanos en la cárcel – RT

Mi Experiencia Con Enri Corbera y La Biodecodificación | Red LibreMentes

a través de Mi Experiencia Con Enri Corbera y La Biodecodificación | Red LibreMentes

Niegan la libertad a tres gurús espirituales que “cocieron viva” a una mujer en Canadá – RT

Los tres fueron encarcelados a consecuencia de la tragedia, que sucedió en junio del 2011, en el marco de un seminario de crecimiento personal. El evento fue organizado por la autodenominada ‘guía espiritual’ Gabrielle Frechette, de 53 años.

La ‘gurú’ junto con sus dos asistentes, Ginette Duclos y Gerald Fontaine, invitó a varias mujeres, incluida la víctima, Chantal Lavigne, a una casa de campo cerca de la ciudad de Drummondville (provincia de Quebec) para participar en un tratamiento de sudoración extrema denominado ‘Dying in Consciousness’ (‘Morir en conciencia’).

Los tres condenados untaron a Lavigne con barro, la envolvieron en una sábana de plástico y le colocaron una caja de cartón sobre cabeza para que pasara de este modo 9 horas.

Sin embargo, dos horas después de estar envuelta Chantal se desmayó y fue llevada al hospital con la temperatura corporal de 40,5ºC. Unas horas más tarde la mujer falleció.

El forense que examinó el cuerpo de Lavigne declaró que la mujer prácticamente fue “cocida viva”. Otras participantes del seminario sufrieron vómitos y malestares, pero sobrevivieron.

a través de Niegan la libertad a tres gurús espirituales que “cocieron viva” a una mujer en Canadá – RT

Comisión Europea : CORDIS : Proyectos y Resultados : The Problem of European Misperceptions in Politics, Health, and Science:Causes, Consequences, and the Search for Solutions

Sobre “Fuentes”, “Noticias”, “Mierdas”, y “Mierdecillas”.

El panorama social y político actual se ve viciado por noticias falsas, hechos alternativos y creencias infundadas. Por ello, unos investigadores de la UE estudian si los periodistas pueden cumplir una función de árbitros que señalen las falsedades y diferencien los hechos de la ficción. Actualmente se encuentran por doquier distorsiones de la realidad, noticias falsas y creencias infundadas, que tienen la capacidad de adulterar la opinión pública e influir considerablemente en las decisiones legislativas, gubernamentales, como personales.

Con frecuencia, los periodistas se abstienen de incluir análisis de las declaraciones y comprobaciones de hechos. Las creencias infundadas son mucho más difíciles de subsanar una vez se han arraigado, así que un periodismo crítico y responsable podría contribuir a ralentizar o incluso impedir su difusión.

El proyecto DEBUNKER (The Problem of European Misperceptions in Politics, Health, and Science: Causes, Consequences, and the Search for Solutions) trata en concreto sobre la desinformación que tiene lugar en relación con el cambio climático, las vacunas y la inmigración (entre otros temas). Sus objetivos son evaluar la magnitud de la distorsión de la realidad en Europa, articular métodos y técnicas para contrarrestar las creencias infundadas y determinar estrategias eficaces para eliminarlas. Sus conclusiones podrían ser una referencia útil de cara a futuras políticas y estrategias al respecto.

a través de Comisión Europea : CORDIS : Proyectos y Resultados : The Problem of European Misperceptions in Politics, Health, and Science:Causes, Consequences, and the Search for Solutions

Investigadores refugiados, pioneros silenciados de la ciencia

En un mundo desgarrado por la guerra es preciso dar una segunda oportunidad a los científicos que ven amenazadas sus libertades individuales e intelectuales, a fin de que puedan proseguir sus investigaciones en condiciones seguras. Einstein ya dijo en 1933 que sin esas libertades nunca habrían existido Shakespeare, Goethe, Newton, Pasteur o Lister. Sólo los hombres libres pueden realizar las obras de intelecto y los descubrimientos que necesitamos para que nuestras vidas sean dignas y merezcan ser vividas.

Durante decenios, un investigador de física teórica desafió las sospechas de las autoridades, de su país afrontó la represión y la humillación de vivir vigilado y continuó enseñando e investigando. Formado en Europa, publicó numerosos trabajos y se ganó fama internacional. Pero continuó sufriendo y defendiendo las libertades políticas en su país y la lucha de sus alumnos por esos mismos derechos… pero terminó huyendo y buscando refugio en las universidades estadounidenses.

No se crean ustedes que estamos en los años treinta. No estoy hablando de Albert Einstein. Fue en 2012. Un afamado científico llamó a las puertas del “Institute of International Education” (IIE) (link is external), pidiendo ayuda a su Fondo de Socorro para Investigadores (SRF), de cuya supervisión me encargo. Este investigador de renombre es uno de los miles científicos forzados a dejar su país para siempre. Ahora estamos cosechando los frutos de haberle ayudado, porque con su labor aleja las fronteras de la ciencia en beneficio de toda la humanidad.

[…] De todos los premios Nobel obtenidos por los Estados Unidos en ciencia, tecnología y matemáticas, más de dos tercios han recompensado a científicos de origen extranjero. Todavía hoy nos congratulamos de todo lo que los refugiados aportan a la ciencia y la sociedad cuando se les ofrece una segunda oportunidad en el país de acogida. Por ejemplo, Sergey Brin, cofundador de Google y presidente de su sociedad matriz Alphabet, llegó a Estados Unidos en 1979, cuando tenía seis años de edad y su familia tuvo que huir de la Unión Soviética.

a través de Investigadores refugiados, pioneros silenciados de la ciencia

Cuando la divulgación es la terapia

Voluntarios de Cienciaterapia realizan talleres científicos para niños ingresados en hospitales. Su objetivo es que ellos y sus familiares se olviden por unas horas de la enfermedad y, de paso, despertar el ‘gusanillo’ de la ciencia.

En la primera planta del hospital Niño Jesús de Madrid se oyen risas y aplausos. Es lunes por la tarde, estamos en la unidad de oncología infantil y detrás del cristal vemos a unos tipos con bata que se mueven de aquí para allá. Pero no son médicos, sino voluntarios de la asociación Cienciaterapia que dedican parte de su tiempo a divertir a los niños con experimentos científicos e intentar despertar su curiosidad. Esta tarde los chicos han hinchado un globo con CO2, han echado una carrera con aerodeslizadores y han fabricado un pequeño tornado en una botella. Aunque empezaron mirando a los científicos con recelo, ahora gritan entusiasmados “¡otro, otro!” después de cada experimento.

A través de Cuando la divulgación es la terapia