Nietzsche…

¿Corres delante? ¿Lo haces como guía, como excepción? También podría tratarse de un escapado…
Primera cuestión de conciencia.

¿Eres auténtico, o tan sólo un comediante? ¿Eres un representante, o algo representado? Acaso no eres, en definitiva, más que un comediante imitado…
Segunda cuestión de conciencia.

Habla el desengañado: -Busqué grandes hombres, pero siempre encontré, únicamente, lacayos de su ideal.

¿Perteneces a los que miran hacer a los otros? ¿Eres uno que coopera? ¿O eres uno que aparta la mirada, apartándose?…
Tercera cuestión de conciencia.

¿Quieres acompañar? ¿Marchar adelante? ¿O apartarte?… Hay que saber lo que se quiere y qué se quiere.
Cuarta cuestión de conciencia.

(“Cómo se filosofa a martillazos”  Nietzsche)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s