Archivo de la categoría: Google

Medios de los Estados Unidos se lanzaron contra el “duopolio” de Google y Facebook – Infobae

[cita] La News Media Alliance, representante de 2 mil medios norteamericanos y de Canadá, pidió al Congreso que le permita negociar colectivamente con esas dos compañías.

Miles de medios de los Estados Unidos y Canadá, entre ellos algunos del tenor de The New York Times, The Wall Street Journal y The Washington Post, cerraron posiciones y se lanzaron contra el “duopolio” de distribución de noticias conformado por Google y Facebook, que obliga a los editores a “entregar su contenido y jugar sus propias reglas”.

Lo hicieron a través de la News Media Alliance, la organización que nuclea a gran parte de los medios de esos países, que solicitó al congreso norteamericano que les permita encarar una negociación colectiva, algo no permitido por la legislación antimonopolio vigente.

Este numeroso grupo de medios denunció que el dominio del tráfico de noticias en internet por parte de Google y Facebook es tal, que consumen el grueso de los ingresos por publicidad, formando un verdadero “duopolio”. [fin de cita]

Origen: Medios de los Estados Unidos se lanzaron contra el “duopolio” de Google y Facebook – Infobae

Estrategia OTT o Te-Paso-Por-Encima. Página12.

[cita] Marta Riskin advierte que si las leyes no incluyen normas que preserven la cultura y la economía nacional y local, la “convergencia” continuará representada por feudos virtuales para “pasar por encima” los intereses nacionales.

Por Marta Riskin.

“Dinamarca tendrá un ‘embajador digital’ ante las macro empresas tecnológicas. Considera que por su tamaño e influencia en la sociedad, compañías como Apple o Google deben ser tratadas como naciones.” 27/1/2017 Agencia EFE.

Las neo comunicaciones ofrecen redes globales de dispositivos interconectados y actores claramente reconocibles: los operadores de telecomunicaciones y los usuarios.

Con el incremento del tráfico de datos, el mercadeo on line y las redes sociales, ha aparecido otro gran protagonista: los proveedores de aplicaciones y contenidos.

En numerosos casos son grandes corporaciones que aspiran a monopolizar al planeta económica y políticamente, a través de obtener recursos extra territoriales.

El acrónimo OTT (Over the top) incluye las aplicaciones, contenidos y servicios de valor agregado que, usando las redes de datos, ofrecen servicios regalados o muy baratos de telefonía, videoconferencia, mensajería, televisión, contenidos libres o bajo demanda y almacenamiento de datos, localizados celestialmente “en la nube”.Skype, Whatsapp, Wifi, Facebook, Google, Youtube, Netflix, ChatON, consumen banda ancha (que pagan los usuarios) y obtienen sus ganancias del comercio y la publicidad online, sin inversiones que mejoren la deplorable calidad de las redes y la mayoría sin pagar impuestos, ni generar empleos locales en los países cuyos ciudadanos las contratan.

Tal como ilustra el conflicto entre taxistas porteños y Uber, las OTTs prescinden de soberanías y de todo tipo de leyes y derechos adquiridos.Mientras los medios hegemónicos pregonan “la inevitabilidad del cambio” que despoja a ciudadanos de sus trabajos y de sus mercados tradicionales a las Pymes, también encubren que sin la protección regulatoria del Estado, negocios como los OTT son un formidable mecanismo de transferencia de riquezas y recursos nacionales hacia corporaciones extraterritoriales.

Los grandes intereses de la convergencia fomentan la concentración de poder y promueven la ausencia de normas de control por parte de los Estados. En nombre de las libertades individuales, las ficciones de la era digital encubren bajo el espejismo de la modernización una doctrina que promueve la eliminación de las soberanías nacionales.

El poder corporativo impone a través de seductoras tecno ideologías, la metáfora del zorro en el gallinero planetario y, tal como hacían los feudos del Medioevo, se apropian de territorios mediante similares armas y estrategias.

Para muchos ciudadanos y ciudadanas, todavía no es fácil identificar los mensajes mediáticos direccionados a desorganizar sus culturas y a estimular determinados consumos. Aún más dificultoso, resulta descubrir la sutileza con la cual los productos tecnológicos configuran matrices (“Matrixes”) en el pensamiento humano.

Por eso, vale destacar que las OTT no son solo un modelo comunicacional.

Son aplicaciones del capital financiero que, imponiendo consensos, destruyen fuentes de trabajo y, eludiendo el pago de impuestos en países periféricos, transfieren la renta a los países centrales, a través de bancos y tarjetas de créditos.

Los productos OTT involucran un paradigma de diseño económico y tecnológico y una forma de organizar y negociar, desde ministerios a paritarias, desde estrategias políticas nacionales hasta armados políticos internacionales.

Asimismo, OTT plantea un modo de relacionarse con el Otro.

El simbólico “te paso por encima” aspira a conquistar un sentido común que adhiera a las presuntas ventajas de las post verdades, eludiendo acuerdos y principios éticos y sembrando la renuncia a la soberanía personal y colectiva.

No en vano, el neoliberalismo presenta la desregulación de los desarrollos de contenidos, aplicaciones y servicios de valor agregados como un “avance de la libertad” y a los gravámenes como retrógrados.

Tampoco se intenta tapar el sol con la mano. El reconocimiento del crecimiento mundial de smartphones y dispositivos inteligentes, la importancia de las redes, la difusión de la información y la popularidad de las nuevas tecnologías son una realidad.

Sin embargo, también significan un gran desafío para los estados nacionales.

Concebir y establecer regulaciones e incorporar artículos específicos a las leyes de convergencia de las telecomunicaciones para que, sin proscribir las OTT, impongan a sus productores la necesidad de respetar normas que preserven los intereses culturales y económicos nacionales y protejan e incrementen las fuentes de trabajo local.

De lo contrario, la “convergencia” continuará representada por sus feudos virtuales y habilitando embajadores digitales para “pasar por encima” a los intereses nacionales. [fin de cita]

Origen: medios y comunicación | Página12

Consejos para un linkeo responsable.

Fuente: http://circuloesceptico.com.ar/2014/01/consejos-para-un-linkeo-responsable .

Consejos para un linkeo responsable

shareEl movimiento escéptico no es ajeno al Efecto Streisand. ¿En qué consiste? Se trata del efecto indeseado de lograr un aumento en la difusión de algo (sitios y contenidos, en el caso de internet) cuando uno originalmente buscaba lo contrario. Parece una paradoja, pero a veces sucede que ese contenido se termina conociendo mucho más gracias a nuestra intervención de lo que se hubiera conocido de otra manera.

Un ejemplo reciente es el caso de Burzynski intimidando a un joven blogger que escribió un artículo crítico de sus “antineoplastones” y que sólo sirvió para difundir aún más las críticas contra él. O el de la multinacional homeopática Boiron, que amenazó con demandar a un blogger italiano y nuevamente se encontró con más mala publicidad. Sin embargo, la realidad es que este efecto va para los dos lados y como escépticos tenemos que cuidarnos de que nuestras críticas no resulten en más publicidad para los mercaderes de pseudociencia.

Esto no es un miedo infundado sino una realidad. Por ejemplo, el caso de una compañía que trataba mal a sus clientes para que éstos escribieran críticas en internet que aumentaban su ranking en las búsquedas en google (aunque algunos dudan de esta estrategia, google reaccionó). Los algoritmos de búsqueda no entienden la complejidad y la angustia de la existencia humana, sólo entienden los links.

Es por esto que en el Círculo Escéptico Argentino nos cuidamos de siempre usar el atributo NOFOLLOW cuando en un artículo linkeamos a un sitio pseudocientífico.  Con este atributo uno se asegura que esos links no aumenten el PageRank que Google le da a esa página. Pero una cosa que no se puede controlar son los links que se comparten en las redes sociales. Si desde nuestra cuenta de Twitter o página en Facebook compartimos contenido de algún sitio web bien magufo para reírnos de él, en parte estamos aumentando su popularidad. El efecto Streisand entra en acción.

unlike 1024x209 Consejos para un linkeo responsable

Pero los links compartidos en Facebook no sólo aumentan la popularidad de las páginas porque más gente puede verlas, sino que también sirven para aumentar la popularidad de las páginas de Facebook asociadas a esos sitios web. Aparentemente, el número de “Likes” y “Recomendaciones” que muestra una página en los pequeños botones para compartir no sólo refleja la cantidad de veces que se compartió mediante ese botón sino también las veces que la página se compartió mediante cualquier medio, incluso copiando y pegando la dirección en la biografía.

Eso quiere decir que cada vez que alguien comparte algún link en el grupo de facebook del CEA sólo para reírse y mostrar qué ridículo que es, ¡está aumentando la popularidad de ese contenido! Los escépticos nos encontramos entonces con un pequeño dilema. Queremos criticar a los vendedores de humo y la honestidad intelectual requiere mostrar el contenido que se critica, pero tampoco queremos promocionar su contenido y hacer que aparezcan en los primeros resultados de búsqueda en Google o como contenido recomendado en las redes sociales.

Los algoritmos no diferencian entre crítica y recomendación. Tim Farley (el genio detrás de What’s the Harmrecomienda un par de alternativas en lugar de compartir links directamente:

  • Escribir un post en un blog: Quien tenga un blog puede escribir una crítica del contenido que se quiere compartir, siempre linkeando con el atributo NOFOLLOW, y luego compartir ese contenido (presumiblemente de buena calidad) en vez del contenido de mala calidad que se quiere criticar.
  • Compartir un post de otro blog: Si uno no tiene un blog propio o no tiene tiempo o conocimiento para escribir un artículo completo, es muy probable que alguien más haya escrito sobre el tema. Eso es lo que podemos buscar y difundir.
  • Compartir una versión archivada del contenido: Archive.org es un excelente sitio web con la misión de archivar la internet para futuras generaciones. Si la página web que se quiere compartir no está archivada, se puede hacer un archivo de la misma.

Finalmente, una muy buena herramienta si no queda otra y uno tiene muchas ganas de compartir es DoNotLink. Se trata de un servicio para acordar direcciones web como Bit.ly pero con la característica de que utiliza una serie de técnicas para asegurarse de que el link no se cuente como una recomendación en Facebook ni afecte el PageRank de Google. Ni siquiera hace falta entrar al sitio para crear el link, sólo hace falta agregar “http://donotlink.com/” antes de la dirección que se quiere compartir.

Entonces, si uno quiere compartir el sitio de la Asociación Médica Homeopática Argentina (http://www.amha.org.ar/), queda “http://donotlink.com/www.amha.org.ar”. Para hacer las cosas aún más fáciles, yo modifiqué el bookmarklet oficial de Facebook para que comparta la página que uno está viendo usando DoNotLink. Arrastren este link a su barra de favoritos y cuando quieran compartir algo de dudosa calidad, sólo queda hacer click en ese botón.

Es un poco más de trabajo, sí, pero es importante que no amplifiquemos el mal contenido en la web. El tema central es NUNCA linkear directo a contenido pseudocientífico. Cuidemos nuestros links.

Richard Stallman: “Chrome OS significa perder el control de los datos”.

Fuente:

http://bitelia.com/2010/12/palabra-de-richard-stallman-chrome-os-significa-perder-el-control-de-los-datos

Palabra de Richard Stallman: “Chrome OS significa perder el control de los datos”

Por Miguel Jorge el 14 de Diciembre de 2010.

Stallman Palabra de Richard Stallman: Chrome OS significa perder el control de los datos

El fundador de GNU y la Free Software Foundation,Richard Stallman, ha hablado para el diario The Guardian, y como casi siempre, sus palabras traerán ríos de tinta escritos. Stallman, firme defensor delsoftware libre que promulga a través de su fundación, advirtió sobre los problemas que le ve al último lanzamiento de Googgle, Chrome OS, un sistema operativo basado en la nube. El gurú de GNU había advertido hace unos años sobre la utilización en exceso del cloud computing, alegando que la nube es “peor que la estupidez, ya que es una pérdida del control de los datos”. Pues bien, tras el anuncio estos días del lanzamiento de Chrome OS, Stallman se desmarca con las siguientes declaraciones incendiarias:

Me preocupa la liberación en Google de su sistema operativo Chrome OS, ya que se basa en una conexión de datos con enlace a la nube desde unos servidores en lugares desconocidos donde almacenar documentos y otras informaciones. Existe un gran riesgo en perder los derechos legales. En Estados Unidos podemos perderlos si alguien almacena sus datos en una empresa de allí.

Stallman prosiguió con sus declaraciones contra este tipo de sistemas operativos basados en el cloud computing:

El término cloud computing para un vendedor carece de significado sustantivo, es una actitud. Mucha gente va a seguir avanzando hacia la computación por descuido. El gobierno de Estados Unidos puede tratar de animar a la gente para que ponga sus datos a la vista del propio gobierno, de esta manera podrán tener todos los movimientos sin necesidad de un registro o una orden. Sin embargo, todos los que mantenemos a salvo nuestros documentos, bajo nuestro control, no tendremos opción al extravío.

En esencia, Chrome OS es el sistema operativo GNU/Linux. Sin embargo se entrega sin las aplicaciones habituales y aparejado a impedir y desalentar la instalación de aplicaciones. Diría que el problema está en la naturaleza del trabajo para lo que está construido Chrome OS, es decir, animamos a la gente a mantener sus datos en otras partes en lugar de en su propio equipo.

Por último, tuvo palabras sobre los últimos ataques informáticos apoyando a WikiLeaks, advirtiendo sobre la descarga delsoftware LOIC:

Es mejor no descargarlo, ya que el código de la herramienta no es visible para el usuario. La ejecución de LOIC tiene un problema, si los usuarios no pueden compilar, los usuarios no deben confiar en ella.

Desde luego, estas declaraciones aparecen en un momento donde todos pensábamos que la computación en nube era un paso claro hacia el avance en la red. ¿Qué os parecen a vosotros las declaraciones?

Google demanda al gobierno de Estados Unidos por sólo permitir usar Microsoft.

Fuente:

http://alt1040.com/2010/11/google-demanda-estados-unidos-por-solo-permitir-microsoft

Google demanda al gobierno de Estados Unidos por sólo permitir usar Microsoft

Por Victoria Esains el 1 de Noviembre de 2010.

 

No, Obama no usó alguna patente perteneciente a Google. Esta demanda no es una de esas demandas. El pleito se inició porque el Departamento de Interior del gobierno de Estados Unidos dejó los servicios de Google Apps fuera de un llamado a licitación para solucionar sus necesidades de comunicación.

Según cuentan en TechDirt, la demanda presentada por Google advierte que durante esta licitación el Departamento de Interior desde un principio estipuló que sólo podrían presentarse soluciones basadas en la Business Productivity Online Suite de Microsoft, la versión en la nube de los productos de la empresa, lo que desde Google consideran “indebida restricción de la competencia”, y al parecer con razón.

En el documento de la demanda relatan una serie de reuniones entre Google y los representantes del DI quienes justifican la restricción a Microsoft únicamente porque los demás proveedores de soluciones no brindaban: “email unificado y consolidado y mayor seguridad”. Claro que Google no se quedó de brazos cruzados ante esto, y salió a defender sus soluciones frente a esta traba, ante las repetidas negativas del DI, bajo la excusa de que Google no estaba autorizado a venderle al gobierno…demanda legal.

Lo extraño son los argumentos sobre “seguridad”, cuando la primera solución basada en la nube en ganar la certificación del Federal Information Security Management Act (FISMA) del gobierno norteamericano fue justamente: Google Apps, como destacan en ReadWriteWeb. En cuanto a ofrecer servicios de email unificados, creo que muchos van a estar de acuerdo conmigo cuando digo que el servicio de mail de Google es por lejos el mejor en el mercado. Además, las soluciones de Google Apps se han usado ya en algunas dependencias gubernamentales.

Pero lo importante aquí no es qué solución es la mejor, sino que ambas deberían tener las mismas posibilidades, en una licitación estatal sobre todo, y además teniendo en cuenta las acusaciones de monopolio que ambas partes suelen tener. ¿Veremos la batalla Google-Microsoft bajar de la nube y pelearse en la corte? De llegar a esa instancia, va a ser algo digno de analizar, y que según su resultado, sentará un precedente importante sin dudas.

A %d blogueros les gusta esto: