Archivo de la categoría: Física

Materiales gobernados por la luz — Noticias de la Ciencia y la Tecnología (Amazings® / NCYT®)

[cita] La investigadora de la UPV/EHU (España) Rebeca Sola ha desarrollado y caracterizado materiales híbridos que responden de diferente manera a la luz, susceptibles de ser utilizados en áreas tan diferentes como la óptica y la biomedicina. Uno de los tipos de materiales obtenidos son estructuras inorgánicas acanaladas que llevan incorporados colorantes fluorescentes orgánicos, en una estructura que aporta, por un lado, estabilidad al colorante y, por otro, rigidez al sistema, lo que hace aumentar sus propiedades fotofísicas.

Los materiales híbridos son aquellos que combinan componentes de distinta naturaleza (orgánicos e inorgánicos) con el fin de conseguir materiales distintos a los convencionales, que presentan propiedades nuevas o mejoradas por efecto sinérgico entre sus componentes. Rebeca Sola, investigadora del Departamento de Química Física de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UPV/EHU, ha desarrollado y caracterizado exhaustivamente materiales híbridos fotoactivos —que responden de diferente manera cuando se exponen a luz de excitación—, que podrían tener aplicaciones en áreas tan diferentes como la óptica y la biomedicina. En la investigación llevada a cabo en este departamento obtuvieron, entre otros, materiales híbridos incorporando colorantes fluorescentes, que habitualmente se emplean en disolución, a estructuras inorgánicas acanaladas que aportan por un lado protección al colorante, haciéndolo más estable frente a la degradación, lo que aumentaría la vida útil de los dispositivos que los incorporan, y por otro, rigidez al sistema, lo que es interesante ya que con esto se consigue aumentar las propiedades fotofísicas de los huéspedes orgánicos (los colorantes). [fin de cita]

Origen: Materiales gobernados por la luz — Noticias de la Ciencia y la Tecnología (Amazings® / NCYT®)

El más que inimaginable Universo | La Ciencia y sus Demonios

[cita] Las mediciones astronómicas indican que la Tierra es una más que insignificante mota de polvo cósmico en un Universo observable con un más que inimaginable tamaño de 93.000 millones de años luz de diámetro. Sin embargo, estas más que mareantes cifras pueden que no sean más que una otra insignificancia más.

Porque si la Teoría de la Inflación Cósmica es correcta, resultaría que el Universo más allá de nuestra observación sería ¡150 mil trillones de veces más grande que el observable!.

Pero eso sí, que quede bien claro que todo él, el observable y el no observable, la materia y la energía oscuras y todo lo que la Ciencia vaya desentrañando en los próximos siglos ha sido creado para nuestro solaz y disfrute, tal y como nos lo recuerdan una y otra vez los innumerables libros “sagrados” revelados a algunos de los más inestables miembros de esta nuestra tan particular especie de monos bípedos y escasos de pelo.

P.D.

Fragmento de un video del canal RealLifeLore. [fin de cita]

Origen: El más que inimaginable Universo | La Ciencia y sus Demonios

Einstein vs. Bohr: el gran debate acerca de la realidad – Naukas

Los albores del siglo XX fueron la última época dorada de la física o, como Robert Oppenheimer lo llamó, “un tiempo heroico”. Esto es en el sentido de la explosión de creatividad y nuevas teorías para explicar el mundo de formas radicalmente nuevas, que efectivamente despedazaron paradigmas anteriores: esos años nos dieron la Relatividad, la Mecánica Cuántica, el Big Bang y un tamaño del universo no imaginado hasta entonces. El último periodo que se le asemeja fue la Revolución Científica del siglo XVII, que fue liderada por Galileo y Newton.

El punto más alto de este periodo y quizá el que marcó su fin, fueron las Conferencias de Solvay de 1927 y 1930. Estas conferencias fueron no solamente una de las reuniones más espectaculares de genios (en la de 1927, de los 29 asistentes, 17 eran o serían pronto premios Nóbel), sino que marcaron una trascendental lucha por describir la naturaleza misma de la Realidad, así con mayúsculas. Era una batalla por el corazón de la física: la visión clásica de causalidad en contra de la extraña fantasmagoría del mundo cuántico. Einstein y Bohr lideraban respectivamente cada lado, y sus intercambios fascinaron y cimbraron a la comunidad científica de aquel tiempo.

Origen: Einstein vs. Bohr: el gran debate acerca de la realidad – Naukas

Hiroshima, nuestro amor, por Ariel Dorfman | Página12

[cita] Hiroshima, nuestro amor, por Ariel Dorfman.

[…] Lejos de mí oponerme al progreso y el contacto global, y menos todavía ahora en esta época en que el chovinismo aislacionista muestra sus garras. Me seduce la idea de que las múltiples hebras de la humanidad se entrelacen por medio de cables y fibras ópticas que podrían permitirnos ensayar la paz y el entendimiento entre diferentes culturas y naciones que Akihiro Takahashi soñó en Hiroshima. Pero me perturba la irresponsabilidad con que aceleramos hacia el futuro con nuestra tecnología arrogante, sin medir las consecuencias de nuestras acciones, cuántos Gingko –y no solo aquellos árboles, sino que todos los animales y especies– están amenazados hoy por nuestros deseos insaciables, nuestra búsqueda incesante del desarrollo, nuestra incapacidad de medir la alegría y la felicidad sino a través del último artefacto y la conexión más vertiginosa y la primacía del dinero y las ganancias.

Los Gingko de Hiroshima, esos tenaces hermanos y hermanas mayores de los tiernos retoños frente a nuestra casa en Carolina del Norte, fueron capaces de resistir las secuelas más devastadoras de la ciencia y la tecnología, la división del átomo, un poder destructivo que puede convertir el planeta entero en un cementerio.

Su supervivencia constituyó un mensaje de esperanza en medio de la lluvia negra de la desolación, la esperanza de que trataríamos la vida, como lo han hecho ellos, con reverencia, templando las fuerzas desenfrenadas que pueden llevarnos a todos a la extinción. [fin de cita]

Origen: Hiroshima, nuestro amor | Página12

Un observador cuántico de lo más útil – Cuaderno de Cultura Científica

[cita] De todos es conocida la aparente paradoja del gato de Schrödinger, en la que el papel del observador humano determina el destino del gato encerrado en la caja. Sin embargo el papel del observador en mecánica cuántica es real. Tanto que un grupo de investigadores, encabezado por Robert Biele, de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) ha conseguido controlar los flujos térmicos y eléctricos en un dispositivo de tamaño nanoscópico por medio de observaciones cuánticas locales. [fin de cita]

Origen: Un observador cuántico de lo más útil – Cuaderno de Cultura Científica

Científicos de IBM Zurich y del IFT Madrid observan anomalías cuánticas en el estado sólido de la física por primera vez — Noticias de la Ciencia y la Tecnología (Amazings® / NCYT®)

[cita] Un equipo internacional de físicos, formando una colaboración de expertos en los campos de física de materiales, y de teoría de cuerdas, han observado un fenómeno en la Tierra, que hasta ahora se pensaba que solo había ocurrido a distancias de cientos de años luz o en los inicios del universo. Este resultado podría conducir a un modelo más completo para la comprensión del universo primitivo y para mejorar el proceso de conversión de energía en aparatos electrónicos. [fin de cita]

Origen: Científicos de IBM Zurich y del IFT Madrid observan anomalías cuánticas en el estado sólido de la física por primera vez — Noticias de la Ciencia y la Tecnología (Amazings® / NCYT®)

Radiactividad natural – Wikipedia, la enciclopedia libre

Se denomina radiactividad natural a la radiactividad que existe en la naturaleza sin intervención humana. Su descubridor fue Henri Becquerel, en 1896.Puede provenir de dos fuentes: Materiales radiactivos existentes en la Tierra desde su formación, los llamados primigenios. Materiales radiactivos generados por interacción de rayos cósmicos con materiales de la Tierra que originalmente no eran radiactivos, los llamados cosmogénicos.

Origen: Radiactividad natural – Wikipedia, la enciclopedia libre