Archivo de la categoría: Seudociencia

El mensaje de Neil deGrasse en la serie Cosmos.

¿Cómo es posible que siendo unas criaturas tan pequeñas, y viviendo en una mota de polvo, hayamos conseguido averiguar cómo enviar naves que recorran las estrellas de la Vía Láctea?

Hace sólo un par de siglos (o unos pocos segundos en nuestro tiempo cósmico), no sabíamos nada sobre dónde y en qué momento estábamos. Ignorantes sobre el resto del Cosmos, vivíamos en una especie de prisión, en un diminuto universo limitado por una cáscara de nuez.

¿Cómo conseguimos escapar de aquella cárcel? Fue gracias al trabajo de generaciones de investigadores que siguieron 5 sencillas normas:

  1. 1.- Cuestionar la autoridad. Ninguna idea es cierta sólo porque alguien lo diga, incluyéndome a mí. Pensar por uno mismo. Cuestionarse a uno mismo.
  2. 2- No creer algo sólo porque queramos hacerlo. Creer en algo no lo convierte en realidad.
  3. 3.-Demostrar las ideas con pruebas obtenidas a través de la observación y la experimentación. Si una idea no pasa un experimento bien diseñado, es errónea, aceptémoslo.
  4. 4.- Seguir las pruebas, allá donde nos lleven. En caso de no tener pruebas, reservarnos los juicios.

Y quizás, la norma más importante de todas…

  1. 5.- Recordar que uno puede estar equivocado. Incluso los mejores científicos se han equivocado en algunas cosas. Newton, Einstein, y otros grandes científicos de la historia, todos han cometido errores. Claro que sí, eran humanos.

La ciencia es una forma de evitar engañarnos a nosotros mismos, y a los demás.
Pero, ¿algún científico ha actuado mal? Por supuesto, hemos utilizado la ciencia de forma incorrecta. Igual que cualquier otra herramienta a nuestra disposición, y por eso, no podemos permitirnos dejarla en manos de una minoría poderosa. Cuanto más nos pertenezca la ciencia a todos, menos probabilidades habrá de que se le dé un uso incorrecto.

Estos valores debilitan el atractivo del fanatismo y la ignorancia, y en resumidas cuentas, el universo es, sobre todo, oscuro salpicado por pequeñas islas de luz.
Averiguar la edad de la Tierra, la distancia a las estrellas o cómo evoluciona la vida, ¿qué diferencia hay? Bueno, parte de ello depende de los grande que sea el universo en el que estamos dispuestos a vivir. A algunos les gusta pequeño, y no pasa nada, es comprensible, pero a mí me gusta grande. Y cuando asumo todo esto en mi corazón y en mi cabeza, me siento reconfortado. Y cuando me siento así, quiero saber que es real, que no es sólo algo que esté pasando en mi mente. Porque importa lo que sea cierto, y nuestra imaginación no es nada comparada con la increíble realidad de la naturaleza.

Quiero saber qué hay en esos lugares oscuros y qué ocurrió antes del Big Bang. Quiero saber qué hay más allá del horizonte cósmico y cómo surgió la vida. ¿Hay otros lugares del Cosmos donde la materia y la energía hayan cobrado vida y sean conscientes? Quiero conocer a mis antepasados, a todos ellos. Quiero ser un eslabón bueno y fuerte en la cadena de las generaciones, quiero proteger a mis hijos y a los niños del futuro.

Nosotros que representamos la vista, el oído, los pensamientos y los sentimientos locales del Cosmos, hemos comenzado a conocer la historia de nuestros orígenes, polvo de estrellas contemplando la evolución de la materia, trazando ese largo camino, gracias al cual hemos tomado consciencia. Nosotros y el resto de seres vivos de este planeta, llevamos un legado de evolución cósmica que abarca miles de millones de años.

Si nos tomamos ese conocimiento en serio, si conocemos y amamos la naturaleza tal y como es en realidad, seremos recordados como eslabones buenos y fuertes en la cadena de la vida, y nuestros hijos continuarán esta sagrada búsqueda viendo por nosotros, igual que nosotros hemos visto por aquellos que llegaron antes que nosotros, y descubriendo maravillas con las que aún ni hemos soñado en el Cosmos.

Anuncios

AntiOGM, si no tienes argumentos: invéntalos. | Amigos de la Tierra | Tomates con genes

[cita] Una de las cosas que vienen notándose en el debate social sobre los transgénicos (el científico no ha existido nunca), es que los que defienden los argumentos antitransgénicos ya no saben que decir. Alertar sobre el peligro de esta tecnología podía tener sentido hace 20 años, cuando la gente no sabía lo que era y se trataba de algo nuevo. A día de hoy, con 20 años en el campo, con nuevas variedades cada mes y sobre todo cuando cada vez hay más información sobre el tema que no está sesgada, cada vez se hace más complicado mantener esta posición.

Prueba de ello es un reciente reportaje publicado en el portal Xataka sobre los conflictos de interés en los estudios sobre los OGM. Por un extraño motivo todos los periodistas caen en el manido principio de equidistancia, según el cual hay que dar la misma voz a expertos en el tema y a gente que pertenece a organizaciones ecologistas cuya mayor experiencia es poner pancartas. El problema es que cuando estos dicen algo que no es cierto, se publica tal cual, con lo cual el periodista falla en su labor de transmitir información veraz. [fin de cita]

Origen: AntiOGM, si no tienes argumentos: invéntalos. | Amigos de la Tierra | Tomates con genes

¿Creer en la ciencia? – YouTube

[cita] El humorista Ricky Gervais dando una sencilla clase magistral de las diferencias entre confiar en la Ciencia y creer en la Religión. [fin de cita]

Científicos analizan errores de los pocos estudios que reportan efectos adversos por consumo de transgénicos – ChileBIO

[cita] Los cultivos transgénicos son los cultivos más estudiados de la historia. Aproximadamente solo un 5% de los estudios de seguridad llevados a cabo con este tipo de cultivos muestran efectos adversos que presentarían algún motivo de preocupación y, a diferencia de los estudios que no muestran riesgos de seguridad, tienden a aparecer con mayor énfasis en los medios de comunicación. Además, algunos aspectos de la agricultura en general, como los herbicidas, los monocultivos y la propiedad intelectual, también contribuyen a las preocupaciones sobre los cultivos transgénicos, a pesar de que se aplican igualmente a la agricultura convencional.

En un estudio publicado en Plant Biotechnology Journal por el científico chileno Miguel Ángel Sánchez del gremio ChileBio, y el científico estadounidense Wayne Parrot de la Universidad de Georgia, se analizaron 35 estudios, los cuales fueron seleccionados desde 4 meta-análisis; los artículos no publicados en revistas científicas, y reportes que solo evalúan inmunogenicidad de proteínas en lugar alimentos o cultivos transgénicos, fueron descartados.

Aunque estos reportes se basan en sólo un pequeño puñado de eventos de transformación genética (de centenares comercializados a nivel global), se utilizan para poner en duda a todos los cultivos transgénicos. Además, suelen provenir de unos pocos laboratorios, los grupos de investigación que los publican suelen repetirse (algunos de los estudios de estos grupos han sido retractados), y se publican en revistas de poca importancia y bajo factor de impacto. [fin de cita]

Origen: Científicos analizan errores de los pocos estudios que reportan efectos adversos por consumo de transgénicos – ChileBIO

Homeópatas Sin Fronteras recauda 500 litros de agua y 10 sobres de azúcar para curar el SIDA | El Mundo Today

[cita] La organización con cierto ánimo de lucro “Homeópatas Sin Fronteras” ha dado por finalizada su campaña de recolecta de material para curar el SIDA.  Su presidente, Ignacio Vizcaíno, se muestra muy satisfecho. “Hemos conseguido 250 botellas de dos litros de Fontvella y 10 sobres de azúcar con unos pasatiempos la mar de divertidos en el dorso”, afirma. “Con esto tenemos para fabricar suficientes píldoras para acabar con el SIDA”, ha concluido.

Después de esta muestra de solidaridad por parte de la ciudadanía, queda el trabajo más duro: crear la solución definitiva para la enfermedad a partir de un complejo sistema que incluye abrir los sobres de azúcar, verter el agua en un recipiente grande y removerlo todo con un palo. Todo esto, llevado a cabo por un equipo formado por los mejores señores con bata blanca del país. “Estamos en vías de solucionar un problema legal según el cual no podemos llamar ‘científicos’ a nuestros señores con bata blanca”, apunta Vizcaíno. “Pero llevan todos un fonendoscopio colgando, eso sí”, promete.

Este nuevo tratamiento también podrá suministrarse a animales. “Todos sabemos que el SIDA viene de los monos. Dándole dos comprimidos al día a un primate, se podrá tener sexo con él con total tranquilidad”, añade, antes de ponerse serio: “Eso sí: siempre que sea sexo consentido”.

En breve se comercializará este medicamento. Incluso habrá una versión “Premium”. “Una señora muy generosa, que no quiso revelar su identidad, donó dos botellas de Solán de Cabras”, explica Vizcaíno. “Con este agua lanzaremos una edición de lujo de la píldora que no sólo curará el SIDA sino también la lepra, la malaria y los pies planos”. [fin de cita]

Origen: Homeópatas Sin Fronteras recauda 500 litros de agua y 10 sobres de azúcar para curar el SIDA | El Mundo Today

Plátano transgénico “dorado” puede combatir la deficiencia de vitamina A en niños de África – ChileBIO

[cita] Científicos de la Universidad de Queensland, Australia, han desarrollado una variedad de plátano genéticamente modificado alto en betacaroteno, el precursor de la vitamina A. Actualmente se está cultivando experimentalmente en Uganda, donde se espera que pueda aportar a reducir los millones casos de ceguera y muerte infantil por deficiencia de esta vitamina.

Después de más de una década de desarrollo, la primera cosecha de este plátano se ha producido en Uganda utilizando una variedad de plátano africano usado en la cocina local. “Estamos teniendo más de cuatro veces nuestro nivel objetivo [de vitamina A] por lo que estamos muy contentos con eso”, dijo el profesor James Dale, científico principal del estudio.

La deficiencia de vitamina A puede conducir a la ceguera, a un sistema inmune deteriorado, y puede afectar el desarrollo del cerebro, afectando mayormente a niños menores de 5 años. Mientras que se está controlando en gran parte del mundo, el profesor Dale dijo que este problema está empeorando en África.

Esta variedad de plátano de cocina de las tierras altas o del este de África, que es picado y cocido al vapor, es un alimento básico de muchas naciones del este de África, pero tiene niveles bajos de micronutrientes, particularmente de betacaroteno (pro-vitamina A) y hierro.

El investigador Jean-Yves Paul dijo que hasta 700.000 niños mueren en todo el mundo como resultado de la deficiencia de vitamina A cada año, y los de las zonas rurales son los más afectados. Afirma que los plátanos son la fruta perfecta para aumentar esos niveles de vitamina A y hierro.

“La palabra comida en Uganda, matoke, significa plátano”, dijo.

[…] Las modificaciones genéticas se probaron en el banano Cavendish en el extremo norte de Queensland antes de que el proyecto se trasladara a África. Durante las pruebas, los investigadores estaban preocupados por una posible pérdida de betacaroteno en las siguientes generaciones de cultivos, pero luego de los ensayos están muy contentos de que estos no ocurriera.

“Durante cinco generaciones hemos podido mantener el nivel de pro-vitamina A y, en algunos casos, aumentarlo con el tiempo, lo que es realmente emocionante”, dijo el profesor Dale.

La fruta no estará disponible para comer en Uganda por otros seis años, ya que debe pasar por pruebas de reglamentación. El profesor Dale dijo que no esperaba ver un impacto en los lugareños hasta 2025.

“Casi seguramente seremos capaces de seleccionar lo que llamamos nuestra ‘línea de élite’ y esta es la línea que pasará por el proceso de regulación y finalmente será aprobada para los agricultores”, dijo.

También se está trabajando en la biofortificación de hierro del plátano y los cultivos serán distribuidos gratuitamente a los agricultores cuando estos sean autorizados. [fin de cita]

Origen: Plátano transgénico “dorado” puede combatir la deficiencia de vitamina A en niños de África – ChileBIO

Tomas poca estevia – Cuaderno de Cultura Científica

[cita] Reducir el consumo de azúcar no es sencillo. Nos hemos acostumbrado al sabor dulce. En artículos anteriores hemos concluido que consumir miel, siropes o azúcar moreno no es la solución, ya que son como consumir azúcar. Por eso una de las opciones que se nos plantean es sustituir estos azúcares por otros edulcorantes. Los datos de consumo apuntan en esta dirección: «Actualmente el volumen de consumo de azúcar en España es casi 40 veces mayor que el del edulcorante. En cambio, desde 2015 el volumen consumido de azúcar ha disminuido un 13%, mientras que el del edulcorante ha aumentado un 11,7%».

De entre todos los edulcorantes que encontramos en el mercado (aspartamo, sacarina, maltitol, xilitol, acesulfamo, etc.) de los que hablaremos en una próxima entrega de la serie «Azúcar y otros edulcorantes», el que tiene una mejor imagen es la estevia.

Qué es la estevia

La sacarina, el aspartamo, y demás edulcorantes suelen denominarse coloquialmente «edulcorantes artificiales», mientras que la estevia suele llamarse «edulcorante natural». Esta distinción no es trivial, sino que atiende a una estrategia publicitaria: aquello que se relaciona con la naturaleza nos resulta más atractivo y saludable.

Los productos denominados estevia que encontramos en el mercado, tienen un aspecto similar al azúcar blanco, aunque en el envase encontremos la imagen de una planta.

Realmente, la estevia no se comercializa en España. Está prohibido vender la planta como alimento, ni siquiera sus hojas secas*. La principal razón es que no es un producto de consumo tradicional y, la segunda razón, es que la planta contiene compuestos con actividad farmacológica, entre ellos hipotensores. Lo que se vende como estevia (a veces bajo otros nombres comerciales) se trata de una mezcla de diferentes edulcorantes, entre los cuales se encuentra el E-960. [fin de cita]

Origen: Tomas poca estevia – Cuaderno de Cultura Científica

A %d blogueros les gusta esto: