Archivo de la categoría: Comunicación

El Gobierno de EE.UU. exige los datos personales de usuarios de sitios web anti-Trump – YouTube

[cita] El Departamento de Justicia de EE.UU. ha solicitado información acerca de más de un millón de visitantes de un sitio web utilizado para organizar protestas contra la inauguración del presidente Donald Trump. El profesor de Gestión de Tecnología y Ética de la Universidad de Georgetown, Pablo Molina, opina que la gravedad del caso consiste en que toda esta información podría caer en manos equivocadas y ser utilizada con propósitos erróneos. [fin de cita]

Alemania: “El mundo entero está conmocionado por la impredecible política de EE.UU.” – RT

[cita] El vicecanciller y ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Sigmar Gabriel, expresó su consternación por la imprevisibilidad de la política norteamericana actual y criticó lo que denominó como una inexplicable retórica militar por parte del mandatario estadounidense.

“El presidente de EE.UU. utiliza una incomprensible retórica bélica […] El peligro es que tales escaladas comienzan con palabras y terminan con una intervención militar”, aseveró el ministro alemán en una entrevista con el diario ‘Kölner Stadt-Anzeiger’. “Algo hemos aprendido en Europa: ahora es la hora de la diplomacia, no de la guerra”, agregó.

Gabriel procedió a lamentar que, en vez de los valores universales de libertad y democracia plasmados en las leyes, dentro de la política norteamericana ha prevalecido una “ley de la selva”. “El mundo entero está conmocionado por lo impredecible en que se ha convertido la política de EE.UU.”, expresó el ministro alemán de Exteriores mientras comentaba sobre las tensiones entre EE.UU. y Corea del Norte. [fin de cita]

Origen: Alemania: “El mundo entero está conmocionado por la impredecible política de EE.UU.” – RT

¡Magufos!: ‘Elogio del cientificismo’, recopilación de artículos en torno al texto de Bunge #ARP-SAPC #noticias

[cita] Editorial Laetoli acaba de publicar ‘Elogio del cientificismo’, un libro coral que gira en torno al artículo de Mario Bunge del mismo nombre, que aparece reproducido en esta edición, junto a textos de intelecturales de diversos países como Peter Schlötter, Dominique Raynaud, Gustavo E. Romero, Eustoquio Molina, Telmo Pievani, Víctor-Javier Sanz, Carlos Elías, Andrés Carmona y Miguel Ángel Quintanilla. Gabriel Andrade, encargado de la edición, cuenta: “Este libro es una recopilación de ensayos de autores que decididamente están del lado de la ciencia en esta guerra cultural. Muy oportunamente, estos autores advierten que el cientificismo no debería ser objeto de vergüenza. En algunos debates, personas como Richard Dawkins y Sam Harris han sido acusadas de ser cientificistas, y en vez de asumir esta etiqueta con orgullo suelen negar que lo sean. Este libro, en cambio, es un elogio del cientificismo. En sus capítulos los autores exponen por qué defender a ultranza la ciencia no ha de ser motivo de vergüenza, por qué la sociedad moderna necesita más (no menos) ciencia, y por qué la ciencia debe trascender las fronteras que tradicionalmente se le han querido imponer”. [fin de cita]

A su vez, en la página del libro en el sitio de la editorial Laetoli, leemos:

[cita] Este libro reivindica los términos cientificismo y cientificista, utilizados habitualmente como insultos por posmodernos, religiosos y enemigos de la ciencia en general.

“Este libro es una recopilación de ensayos de autores que decididamente están del lado de la ciencia en esta guerra cultural. Muy oportunamente, estos autores advierten que el cientificismo no debería ser objeto de vergüenza. En algunos debates, personas como Richard Dawkins y Sam Harris han sido acusadas de ser cientificistas, y en vez de asumir esta etiqueta con orgullo suelen negar que lo sean. Este libro, en cambio, es un elogio del cientificismo. En sus capítulos los autores exponen por qué defender a ultranza la ciencia no ha de ser motivo de vergüenza, por qué la sociedad moderna necesita más (no menos) ciencia, y por qué la ciencia debe trascender las fronteras que tradicionalmente se le han querido imponer” (Gabriel Andrade).

Mario Bunge (Florida, Buenos Aires, 1919) es uno de los filósofos más reconocidos en todo el mundo. En la década de 1960 se estableció en Canadá, donde ha sido profesor de la Universidad McGill de Montreal, Quebec, la más antigua del país. Autor de más de 50 libros, casi todos en inglés, ha recibido 19 doctorados honoris causa. Fue Premio Príncipe de Asturias de Humanidades en 1982. Sus libros han sido traducidos a numerosas lenguas.

En 2011, la revista Science elaboró una lista de los científicos más influyentes de los últimos 200 años: “The Science Hall of Fame”. Mario Bunge ocupaba el puesto 113 y era el único de origen hispanoparlante entre los 300 primeros.

“En este mundo donde el trabajo está tan especializado, donde muchos saben cada vez más sobre cada vez menos, algunos pensadores, como Bertrand Russell y Mario Bunge, han conservado la curiosidad universal de la gran filosofía clásica, algo que comparto y aplaudo” (Jesus Mosterín, Jot Down).

“Bunge es un filósofo ilustrado, racionalista, materialista, crítico, comprometido con la ciencia y con una concepción progresista de la sociedad y la política. Por eso ha sido y sigue siendo un filósofo esencial para nuestro tiempo” (Miguel Ángel Quintanilla, Materia).

“Muy probablemente, el filósofo hispánico vivo de mayor repercusión internacional” (Salvador López-Arnal, El Viejo Topo)

La Biblioteca Bunge agrupa libros agotados o descatalogados de Mario Bunge, todavía no traducidos al castellano o conocidos en unos países de habla española pero desconocidos en otros. Son textos corregidos, revisados nuevamente por el autor, e incluyen nuevos prólogos escritos especialmente para esta edición. En ocasiones, como en esta ocasión, se trata de un libro completamente nuevo.

“La filosofía de Mario Bunge nos seduce con la actitud de esos científicos que, poniendo las pruebas a la vista de todos, denuncian las falsificaciones y las supercherías con soltura intelectual y minuciosidad […] En el mágico país de las pseudociencias, donde no rige la retórica de la obviedad (sentido común, si lo prefieren) sino el ronroneo de lo posible, la voz del filósofo argentino suena con una especial intensidad” (Guzmán Urrero, The Cult)

“La editorial Laetoli, tanto con la Biblioteca Bunge como en el resto de sus colecciones, mantiene una firme pelea por llevar al público títulos que hacen especial hincapié en la divulgación científica, el pensamiento crítico y la reivindicación de la Ilustración” (Materia). [fin de cita]

El artículo original al que hace referencia el libro se puede leer en https://elpais.com/elpais/2017/07/02/ciencia/1499008570_546858.html .

Origen: ¡Magufos!: ‘Elogio del cientificismo’, recopilación de artículos en torno al texto de Bunge #ARP-SAPC #noticias

Meditar: El rol crítico del arte y del pensamiento cultural, en un contexto dominado por la tecnocracia del conocimiento*, de Nelly Richard. Por Desiderio Navarro

[cita] Ante la creciente entrada, uso y circulación  en nuestros círculos académicos y culturales, medios masivos, etc.  de términos, ideas y concepciones ligados a teorías neoliberales de origen fundamentalmente estadounidense –como, por ejemplo,  “universidad de excelencia”, “resiliencia”, “trabajador(a) del sexo”, “capital humano”, “emprendedor”, etc.–, llama la atención el paralelo desconocimiento o desinterés editorial, curricular, mediático, etc.  por la producción teórica y crítica internacional de izquierda que ha sometido esas mismas  ideas a un riguroso análisis revelador de sus funciones ideológicas  y sociales. Brillan por su ausencia no sólo referencias a sonadas obras como  La universidad en ruinas (1996) de Bill Readings, Vida resiliente. El arte de vivir peligrosamente (2014) de Brad Evans y Julian Reid, o los escritos feministas radicales de Andrea Dworkin, Catharine MacKinnon y Gail Dines (obras, todas, localmente asequibles desde la quinta entrega de Los Mil y Un Textos en Una Noche de Criterios), sino también, aún más lamentablemente, reflexiones nacionales sobre la naturaleza, recepción y función de esos términos e ideas en nuestro aquí y ahora. [fin de cita]

Origen: Meditar: El rol crítico del arte y del pensamiento cultural, en un contexto dominado por la tecnocracia del conocimiento*, de Nelly Richard. Por Desiderio Navarro

Tony Blair fue contratado por un Estado Árabe mientras ejercía como enviado de paz en Oriente Medio – RT

[cita] Unos correos electrónicos demuestran que cobraba honorarios por labores de asesoría para los Emiratos Árabes Unidos.

El trabajo del ex-primer ministro británico Tony Blair como enviado especial del Cuarteto Internacional (EEUU, Rusia, ONU y UE) para Oriente Medio fue secretamente financiado por un estado árabe que también lo contrató como asesor, tal como revelan los mensajes de correo electrónico filtrados el diario ‘Sunday Telegraph

En concreto, la retribución del cargo oficial de Blair en el Cuarteto, que se instituyó para propiciar una solución pacífica al conflicto entre Israel y los palestinos, fue sufragada por los Emiratos Árabes Unidos. Al mismo tiempo, Blair también recibió millones de dólares en honorarios de consultoría por parte del mismo estado árabe y del fondo de riqueza soberana de su capital, Abu Dhabi. No han tardado en aparecer voces críticas que acusan al ex-primer ministro de incurrir en un claro conflicto de intereses. [fin de cita]

Origen: Tony Blair fue contratado por un Estado Árabe mientras ejercía como enviado de paz en Oriente Medio – RT

Adam Alter: ¿Por qué nuestras pantallas nos hacen menos felices? | TED Talk | TED.com

[cita] ¿Qué nos están haciendo nuestras pantallas y dispositivos? El psicólogo Adam Alter estudia cuánto tiempo nos roban las pantallas y cómo lo consiguen. Comparte por qué todas esas horas que pasamos mirando nuestros teléfonos, tabletas o computadoras pueden estar haciéndonos miserables, y qué es lo que podemos hacer para evitarlo. [fin de cita]

Uno de los primeros inversores de Google y Facebook: “Ahora me aterrorizan” – RT

[cita] “La tecnología nos afecta desde el momento en que nos despertamos hasta cuando nos dormimos”, señala el inversor y agrega que aunque la comodidad de los teléfonos inteligentes “tiene muchos beneficios”, las consecuencias imprevistas de los productos “bien intencionados se han convertido en una amenaza para la salud pública y para la democracia”.

McNamee también explica que el mayor problema de Google y Facebook no son sus servicios básicos, sino el modelo de negocio, que se basa en la publicidad y la atención de la gente, conduciendo “a un ‘hackeo’ del cerebro aún más agresivo”. Para obtener un beneficio, las empresas utilizan técnicas tomadas de la industria de los juegos de azar y mantienen atraídos a los usuarios, aprendiendo sobre ellos más y más, señala el cofundador de Elevation Partners.

“Facebook, Google y otras empresas explotan la naturaleza humana, creando comportamientos adictivos que obligan a los consumidores a comprobar nuevos mensajes, responder a notificaciones y buscar la validación de tecnologías cuyo único objetivo es generar beneficios para sus propietarios”, señala McNamee.

Como resultado, gracias a sus tecnologías las grandes compañías de Internet saben más de nosotros que nosotros mismos. Esto “les da un enorme poder para influir” en nuestras vidas y para persuadirnos a “hacer cosas que sirvan a sus intereses económicos”, subraya el inversor. [fin de cita]

Origen: Uno de los primeros inversores de Google y Facebook: “Ahora me aterrorizan” – RT