Archivo de la categoría: The Guardian

Golpe de Venezuela vinculado al equipo de Bush | The Guardian

Fuente original en inglés: Venezuela coup linked to Bush team | World news | The Guardian

Especialistas en las “guerras sucias” de los años ochenta alentaron a los conspiradores que intentaron derrocar al presidente Chávez.

Ed Vulliamy en Nueva York

21 de Abril de 2002
El fallido golpe de Estado en Venezuela estuvo estrechamente vinculado a altos funcionarios del gobierno de los Estados Unidos, según ha establecido The Observer. Tienen largas historias en las “guerras sucias” de la década de 1980 y vínculos con escuadrones de la muerte que trabajan en América Central en ese momento.

La participación de Washington en los turbulentos eventos que eliminaron brevemente al líder izquierdista Hugo Chávez del poder el fin de semana pasado resucita los temores sobre las ambiciones estadounidenses en el hemisferio.

También profundiza las dudas sobre la política en la región hecha por personas designadas para el gobierno de Bush, quienes deben su carrera al servicio en las guerras sucias del presidente Reagan.

Uno de ellos, Elliot Abrams, quien asintió con la cabeza ante el intento de golpe de Estado venezolano, tiene una condena por engañar al Congreso por el infame caso Contra-Irán.

El gobierno de Bush ha tratado de distanciarse del golpe. Inmediatamente respaldó al nuevo gobierno del empresario Pedro Carmona. Pero el golpe fue enviado dramáticamente en reversa después de 48 horas.

Ahora, los funcionarios de la Organización de los Estados Americanos y otras fuentes diplomáticas, hablando con The Observer, afirman que la administración de los EE. UU. no solo sabía que el golpe estaba a punto de ocurrir, sino que lo había sancionado, presumiendo que estaba destinado al éxito.

Las visitas de los venezolanos que planeaban un golpe de estado, incluido el propio Carmona, comenzaron, dicen las fuentes, “hace varios meses”, y continuaron hasta semanas antes del golpe el fin de semana. Los visitantes fueron recibidos en la Casa Blanca por el hombre que el presidente George Bush le encargó que fuera su creador de políticas clave para América Latina, Otto Reich.

Reich es un cubano-estadounidense de derechas que, bajo Reagan, dirigía la Oficina de Diplomacia Pública. Informó en teoría al Departamento de Estado, pero las investigaciones del Congreso demostraron a Reich informar directamente al Asistente de Seguridad Nacional de Reagan, el coronel Oliver North, en la Casa Blanca.

North fue declarado culpable y avergonzado por su papel en Irán-Contra, por el cual las armas compradas por las sanciones estadounidenses impuestas a Irán fueron vendidas a la guerrilla de la Contra y a los escuadrones de la muerte, en revuelta contra el gobierno marxista en Nicaragua.

Reich también tiene estrechos vínculos con Venezuela, habiendo sido nombrado embajador en Caracas en 1986. Su nombramiento fue impugnado tanto por los demócratas en Washington como por los líderes políticos en el país latinoamericano. Las objeciones se anularon cuando Venezuela buscó acceder al mercado petrolero estadounidense.

Según fuentes de la OEA, Reich ha tenido “varias reuniones con Carmona y otros líderes del golpe de Estado” durante varios meses. El golpe se discutió con cierto detalle, hasta el momento y las posibilidades de éxito, que se consideraron excelentes.

El día en que Carmona se hizo con el poder, Reich convocó a embajadores de América Latina y el Caribe en su oficina. Dijo que la destitución de Chávez no fue una ruptura del gobierno democrático, ya que había renunciado y era “responsable de su destino”. Dijo que Estados Unidos apoyaría al gobierno de Carmona.

Pero la figura crucial en torno al golpe fue Abrams, quien opera en la Casa Blanca como director principal del Consejo de Seguridad Nacional para la “democracia, los derechos humanos y las operaciones internacionales”. Fue un destacado teórico de la escuela conocida como ‘Hemisferismo’, que le dio prioridad a la lucha contra el marxismo en las Américas.

Condujo el golpe de estado en Chile en 1973 y patrocinó regímenes y escuadrones de la muerte que lo siguieron en Argentina, El Salvador, Honduras, Guatemala y otros lugares. Durante el alboroto de los Contras en Nicaragua, trabajó directamente con North.

Las investigaciones del Congreso encontraron que Abrams había conseguido fondos ilegales para la rebelión. Condenado por retener información de la investigación, George Bush lo indultó.

Un tercer miembro del triángulo latinoamericano en la formulación de políticas de Estados Unidos es John Negroponte, ahora embajador ante las Naciones Unidas. Fue embajador de Reagan en Honduras desde 1981 hasta 1985, cuando un escuadrón de la muerte formado por los Estados Unidos, el Batallón 3-16, torturó y asesinó a decenas de activistas. Una fuente diplomática dijo que Negroponte había sido “informado de que podría haber algún movimiento en la Venezuela de Chávez” a principios de año.

Más de 100 personas murieron en eventos antes y después del golpe. En Caracas, el viernes, un juez militar confinó a cinco oficiales de alto rango al arresto domiciliario indefinido en espera de los cargos formales de rebelión.

El ideólogo principal de Chávez, Guillermo García Ponce, director del Comando Político Revolucionario, dijo que los generales disidentes, los medios locales y los grupos anti-Chávez en los Estados Unidos habían planeado la destitución del presidente.

“Los sectores más reaccionarios en los Estados Unidos también estaban implicados en la conspiración”, dijo.

El Ejército de Maldivas bloquea el Parlamento del país e impide el ingreso de los legisladores – RT

[cita] La actuación de los militares ha impedido a los miembros de los partidos opositores iniciar un proceso de destitución contra el presidente de la Cámara.

El Ejército de Maldivas bloquea el Parlamento del país e impide el ingreso de los legisladores

Un oficial del Ejército de Maldivas durante las protestas ocurridas el 8 de febrero de 2012.

Los militares de Maldivas bloquearon los accesos al edificio del Parlamento del país durante las horas previas al inicio de las sesiones, según informa ‘The Guardian’. [fin de cita]

Origen: El Ejército de Maldivas bloquea el Parlamento del país e impide el ingreso de los legisladores – RT

Blogger discredits claim Amelia Earhart was taken prisoner by Japan | US news | The Guardian

[cita] Documentary claimed photo showed aviator on Japanese-held Marshall Islands in 1937, but image was found in book published two years earlier. [fin de cita]

Origen: Blogger discredits claim Amelia Earhart was taken prisoner by Japan | US news | The Guardian

Bloguero tarda 30 minutos en desmentir una curiosa versión sobre la desaparición de una aviadora – RT

[cita] Durante décadas, la cuestión de cuál fue el destino final de Amelia Earhart, que desapareció mientras sobrevolaba el océano Pacífico en 1937, ha sido un misterio que ha suscitado todo tipo de teorías. [fin de cita]

Origen: Bloguero tarda 30 minutos en desmentir una curiosa versión sobre la desaparición de una aviadora – RT

Revolución en Egipto, ¿y en “El País”?

Fuente:

http://lapupilainsomne.wordpress.com/2011/02/03/revolucion-en-egipto-%C2%BFy-en-el-pais/

Revolución en Egipto, ¿y en “El País”?

Publicado el 3 febrero, 2011 por iroelsanchez

Slavoj Zizek

Fotografía de Slavoj Zizek.

La actual ola revolucionaria en el mundo árabe ha dado la oportunidad para que haga una de sus escasas apariciones en los grandes medios el filósofo esloveno Slavoj Zizek. El irreverente pensador que reivindica a Vldimir Ilich Lenin para enfrentar los problemas del mundo actual ha escrito un texto bajo el título “¿Por qué temer al espíritu revolucionario árabe?“, publicado originalmente en The Guardian y traducido al español en el sitio Rebelión.

Zizek  desenmascara lo que el llama “la hipocresía de los demócratas occidentales”  que “antes apoyaban públicamente la democracia, pero ahora, cuando el pueblo se alza contra los tiranos para defender, no la religión, sino una libertad y una justicia laicas, se muestran ¨profundamente preocupados…¨”.

Es un revolucionario análisis que se apoya nada menos que en una frase de Mao (  “bajo los cielos hay caos: qué magnífica situación”) para desmontar las mentiras que las élites de Europa, Estados Unidos e Israel han vertido sistemáticamente sobre el mundo árabe.

No menos revolucionario es que la actual situación y la incapacidad para encontrar análisis mínimamente coherentes sobre ella entre sus colaboradores habituales haya llevado a un periódico como El País a reproducir este 3 de febrero de 2010 -futura fecha histórica-,  la opinión de un admirador de Lenin, cambiando el título nada menos que por una paráfrasis de la cita de Mao. Gracias a Egipto El País nos brinda un ejemplo paradigmático de cuán lejos puede llegar la hipocresía occidental de la que nos habla el filósofo sloveno.

El filtro de los cinco.

Fuente:

http://lapupilainsomne.wordpress.com/2010/11/30/el-filtro-de-los-cinco-infografia/

El filtro de los cinco (+infografía)

Publicado el 30 noviembre de 2010.
Poe Eduardo Febbro.

Las condiciones en que cinco de los grandes diarios del mundo publicaron los telegramas provenientes de la diplomacia norteamericana y facilitados por el portal Internet WikiLeaks parecen inaugurar una nueva práctica de difusión de la información. Según se desprende de los relatos ofrecidos por periodistas de The New York Times, El País, Le Monde, Der Spiegel y The Guardian, las cinco publicaciones se pusieron de acuerdo entre ellas antes de hacer público el contenido de la información, llegaron a una suerte de pacto con el portal WikiLeaks y, antes de publicar los documentos, advirtieron al Departamento de Estado. En suma, contrariamente a lo que ha ocurrido en otras ocasiones con este portal de informaciones confidenciales, esta vez el contenido difundido ha sido prefiltrado por los cinco diarios e incluso remitido a la administración estadounidense. En un chat con sus lectores, Javier Moreno, director de El País, dice: “No hemos llegado a ningún tipo de acuerdo con el gobierno de EE.UU., a quien, sin embargo, sí se le informó con carácter previo. También a la Embajada de Estados Unidos en España”.

Sylvie Kauffmann, directora de la redacción de Le Monde, adelantó que los cinco diarios intercambiaron “muchas informaciones, análisis y peritajes” y se pusieron “de acuerdo en torno de un programa de publicación”. La misma fuente explicó que el grupo de los cinco llegó a un acuerdo sobre la publicación de los memorandos y que “son esos memos, corregidos por nosotros, los que WikiLeaks puso en Internet”. Marcel Rosenbach, periodista en el Der Spiegel, aporta algunos detalles suplementarios sobre esta curiosa aventura de periodismo de refritos entregados por una fuente y difundidos por otros luego de un estricto control. Rosenbach contó que “todos los diarios concernidos analizaron el material independientemente unos de otros”. No obstante, Sylvie Kauffmann, del vespertino Le Monde, dio cuenta de reuniones entre los rotativos, la mayoría de las cuales tuvieron lugar en Londres para un trabajo que, y así lo precisa el periodista de Der Spiegel, se llevó a cabo “durante varios meses”.

La directora de la redacción de Le Monde aclaró que “unas 120 personas” trabajaron en esos documentos de manera protegida”. En un editorial firmado por Sylvie Kauffmann, la periodista escribe: “En común, los cinco diarios editaron cuidadosamente los textos brutos utilizados para retirar todos los nombres e indicios cuya divulgación podía acarrear riesgos para las personas físicas. Le Monde también ofreció a los responsables norteamericanos expresar sus puntos de vista en nuestras columnas”.

De estas justificaciones se desprende otra evidencia: los cinco periódicos actuaron como verdaderos agentes de comunicación del Departamento de Estado. Hicieron el trabajo de limpieza en lugar de los servicios de Hillary Clinton. En suma, en nombre de la libertad de expresión y todos los bellos argumentos, The New York Times, Der Spiegel, El País, Le Monde y The Guardian publicaron lo que sólo ellos juzgaron conveniente, borraron los nombres que ellos consideraron oportunos y, antes de hacer todo el asunto público, consultaron con los representantes del Departamento de Estado. La responsable de la redacción de Le Monde cuenta por ejemplo que “tuvimos entrevistas corteses y civilizadas” con las respectivas embajadas norteamericanas. Luego, en el editorial, escribe: “The New York Times informó a las autoridades norteamericanas sobre los telegramas que contaba utilizar y les propuso que le presentaran las preocupaciones que podrían tener en materia de seguridad”.

Al parecer, WikiLeaks sólo tiene confianza en los grandes medios de comunicación de un puñado de países. El resto del planeta, concernido por su material, quedó excluido. Resulta, no obstante, un poco hipócrita constatar que estos cinco representantes de la libertad de expresión y de la democracia trabajaron estrechamente con los poderes frente a los cuales, por naturaleza, tienen otra misión: acosarlos allí donde la mentira pone el peligro la vida humana, allí donde la mentira y la manipulación van en contra del bien común. El último en enterarse fue, al final, el lector, que paga por el diario. Le Monde relata por ejemplo que “los representantes del Departamento de Estado tomaron contacto en los últimos días con numerosos gobiernos extranjeros para prevenirlos de las revelaciones y alertarlos ante cualquier impacto negativo”. En respuesta a una pregunta que le hace un lector sobre si se tomó en cuenta la “razón de Estado” antes de publicar los documentos, Javier Moreno, el director de El País, responde así: “Sí. Pero ha primado el derecho de los ciudadanos a disponer de información veraz y relevante sobre asuntos públicos de interés general. Los periódicos tenemos muchas obligaciones. Entre ellas no se encuentra la de proteger a los gobiernos, y al poder en general, de situaciones embarazosas”. Sin embargo, todo el operativo de la banda informativa de los cinco y su asociado de las sombras, WikiLeaks, tiende a demostrar lo contrario. (Tomado de Página 12).

Diario español ABC publica noticia falsa después de desmentida.

Fuente:

http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article20889

Diario ABC publica noticia falsa después de desmentida

Por Iroel Sánchez
22-12-2010

Una de las mayores diversiones en la Red este sábado 18 de diciembre, fue leer el texto con que el cineasta norteamericano Michael Moore desmintió la reproducción “sin un ápice de investigación profunda” por el periódico londinense The Guardian de la historia que los diplomáticos estadounidenses inventaron sobre la difusión del documental Sicko en Cuba. Tal fue el impacto que el propio periódico –uno de los cinco medios privilegiados para publicar los cables filtrados por Wikileaks– tuvo que rectificarlo.

Sin embargo, el periódico español ABC ha llegado tarde y mal a la noticia. Horas después de que el mismo The Guardian atendiera al contundente desmentido de Moore, el cotidiano madrileño titulaba: “La película pro Castro que prohibió Castro”. La traza horaria en los tres espacios nos permite seguir la secuencia de esta historia. Todas las horas son locales pero por supuesto, la ventaja temporal favorece a Madrid, con una hora a su favor sobre Londres y varias sobre Estados Unidos:

Me pregunto si algún día los lectores de ABC se enterarán de lo que ocurrió realmente. O si, como ha ocurrido con otro cable de Wikileaks, donde se cuenta que Eduardo San Martín, director adjunto de ese periódico, estuvo entre los selectos acompañantes españoles en el exclusivo “expert lunch” realizado en la embajada norteamericana en Madrid con el subsecretario de estado Thomas Shanon durante el gobierno de George W. Bush, nunca llegarán a saberlo.

Fuente: La pupila insomne.

El manual de torturas a prisioneros que escandaliza a Gran Bretaña.

Fuente:

http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article19694

El manual de torturas a prisioneros que escandaliza a Gran Bretaña

El diario The Guardian ha revelado esta semana el manual con instrucciones para interrogatorios que han estado siguiendo las tropas británicas destinadas en el extranjero.

01-11-2010

. Los militares han estado recibiendo cursos para aprender a provocar el estado de ánimo apropiado para conseguir una confesión, a través de métodos que violan la convención de Ginebra.

Humillaciones, privación sensorial, agresiones, agotamiento, ansiedad y un perpetuo estado de temor inducido en los prisioneros son algunas de las prescripciones. Las convenciones internacionales sobre el trato a los prisioneros de guerra prohíben toda “coerción física o moral”, especialmente cuando miran a obtener informaciones.

Este protocolo ha surgido a la luz a raíz de una investigación independiente sobre la muerte del recepcionista de un hotel de Basora, Baha Mousa, en 2003. Mousa fue detenido por tropas del Reino Unido, y murió durante su interrogatorio. Sus compañeros supervivientes denunciaron haber sido torturado.

El siguiente vídeo muestra imágenes de las técnicas de tortura infligidas por los interrogadores y los soldados ingleses. Se trata de situaciones reales extremadamente duras, y pueden herir la sensibilidad del usuario.

Los primeros instantes muestran cómo se maneja a los prisioneros para desorientarlos y atemorizarlos. Se les cubre la cabeza con una asfixiante bolsa de plástico que les impide ver y se les ase las manos con bridas de plástico. El interrogador les grita y amenaza al oído, obligándoles rudamente a colocarse en posiciones incómodas, como en cuclillas.

Lo que vemos a continuación nos remite directamente a las imágenes del horror de la prisión de Abu Ghraib. Detenidos desnudados públicamente y obligados a fingir actos de sodomía. Otros son pisoteados y golpeados cuando están atrapados en una red. Uno de ellos se ha orinado encima, y vemos a un soldado restregándole la cara en el charco. A otro le obligan a mantenerse en equilibrio atado a las horquillas de una carretilla eléctrica.

Observamos un caso de práctica de asfixia posicional. El prisionero es tumbado boca a bajo, y el interrogador apoya las rodillas en su espalda y tira de la capucha hacia atrás. La sensación de ahogo debe de ser terriblemente angustiosa, análoga a la de la tortura del “submarino” o “waterboarding”, hecha tristemente célebre por el ejército estadounidense.

La última escena retrata pura y llanamente la brutalidad sin objeto alguno ni justificación posible en nombre de estrategia alguna. Los soldados aporrean a detenidos con varas, mientras el cámara les jalea entre risotadas como un hooligan.

La verdad no pasa de moda (pero nadie la usa).

Fuente:

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/radar/5-6570-2010-10-31.html

Domingo, 31 de octubre de 2010

La verdad no pasa de moda (pero nadie la usa)

Se lee en The Guardian que en los años ‘70 había “una generación que valoraba la integridad y el principio de la verdad”. El público se mostraba preocupado por lo que salía a la luz, una mentira presidencial era algo grave y hasta Nixon salía por la ventana en medio de un escándalo. El periodista Roy Greenslade compara a Daniel Ellsberg, el que reveló los “Pentagon Papers”, con Julian Assange, director de WikiLeaks.

Daniel Ellsberg, en 1971, trabajaba de analista militar; tuvo una conversión moral y su nueva postura —en contra de la guerra de Vietnam— lo movilizó a fotocopiar papeles secretos y hacerlos llegar a los diarios. El escándalo de los llamados “Pentagon Papers” fue mayúsculo: allí se revelaba que la guerra de Vietnam había sido cuidadosamente planeada durante décadas y que mientras Lyndon Johnson decía “no queremos mandar chicos a Vietnam”, sabía, al mismo tiempo, que eso mismo era lo que iban a hacer.

Julian Assange es el creador de WikiLeaks, un sitio web que se dedica a revelar materiales confidenciales que los grandes medios no querían tocar ni con un puntero láser.

La crítica más razonable que se le hace a este sitio es que no es periodismo: son pilas y pilas de documentos confidenciales, hacen falta decenas de horas de lectura para sacar algo en claro. Sin embargo, WikiLeaks no intenta hacer periodismo: simplemente provee un refugio seguro para todos aquellos que, como Ellsberg, sienten que su conciencia no los dejará volver a dormir a menos que hagan algo.

Así y todo, cuando WikiLeaks sacó a la luz un video en el cual se mostraba cómo unos pilotos de helicóptero mataban niños iraquíes entre risas, el enojo de los diarios norteamericanos fue más para Assange: se lo acusó de irresponsable y de ingenuo. Más aún: se supo que algunos diarios norteamericanos tuvieron el video durante más de un año y no quisieron sacarlo a la luz.

WikiLeaks sigue sacando material y recientemente reveló que más de la mitad de las víctimas en la guerra de Irak fueron civiles. La excusa de “no venimos por el petróleo sino por la gente” se cae a pedazos, igual que el pueblo iraquí: mueren como si no valieran nada, en tiroteos en los bloqueos de caminos y a manos de Blackwater, los mercenarios que están más allá de cualquier ley.

Alex Moore, en http://www.deathandtaxesmag.com, escribe que “la misión contracultural de Julian Assange no encuentra hogar en un mundo sin contracultura”. Cuenta que Ellsberg pudo ser, finalmente, un héroe, mientras que Assange es un paria mundial: lo acusan de violación en Suecia y le niegan la ciudadanía; el Pentágono está dispuesto a todo con tal de capturarlo y quieren declararlo “combatiente enemigo” para poder hacer con él lo que quieran.

Ellsberg dice que se siente hermano con Assange, que están cortados por la misma tijera. El resto del mundo, mientras tanto, en un silencio incómodo, prefiere mantenerse lejos y le dice a WikiLeaks que “basta ya con esa verdad que no sirve para nada y no deja dormir”.

Néstor Kirchner: Argentina’s independence hero.

(Artículo en inglés)

Fuente:

http://www.guardian.co.uk/commentisfree/cifamerica/2010/oct/27/nestor-kirchner-argentina-imf

Néstor Kirchner: Argentina’s independence hero.

The death of Argentina’s former president is a sad loss. His bold defiance of the IMF paved the way for South America’s progress.

    Nestor Kirchner, 2008, with his wife President Cristina Fernandez Argentine President Cristina Fernandez seen hugging her husband, former President Nestor Kirchner, who has died suddenly on 27 October 2010, at a 2008 rally in Buenos Aires. Photograph: HO/AFP/Getty ImagesThe sudden death of Néstor Kirchner is a great loss, not only to Argentina but to the region and the world. Kirchner took office as president in May 2003, when Argentina was in the initial stages of its recovery from a terrible recession. His role in rescuing Argentina’s economy is comparable to that of Franklin D Roosevelt in the Great Depression of the United States. Like Roosevelt, Kirchner had to stand up both to powerful moneyed interests and to most of the economics profession, which was insisting that his policies would lead to disaster. They were proved wrong, and Kirchner right.

    Argentina’s recession from 1998-2002 was, indeed, comparable to the Depression in terms of unemployment, which peaked at more than 21%, and lost output (about 20% of GDP). The majority of Argentines, who had, until then, enjoyed living standards among the highest in Latin America, were pushed below the poverty line. In December of 2001 and January 2002, the country underwent a massive devaluation, a world-historical record sovereign default on $95bn of debt, and a collapse of the financial system.

    Although some of the heterodox policies that ultimately ensured Argentina’s rapid recovery were begun in the year before Kirchner took office, he had to follow them through some tough challenges to make Argentina the fastest-growing economy in the region.

    One major challenge came from the International Monetary Fund (IMF). The IMF had been instrumental in bringing about the collapse – by supporting, among other bad policies, an overvalued exchange rate with ever-increasing indebtedness at rising interest rates. But when Argentina’s economy inevitably collapsed, the IMF offered no help, just a series of conditions that would impede the economy’s recovery.

    The IMF was trying to get a better deal for the foreign creditor. Kirchner rightly refused its conditions, and the IMF refused to roll over Argentina’s debt.

    In September of 2003, the battle came to a head when Kirchner temporarily defaulted to the IMF rather than accept its conditions. This was an extraordinarily gutsy move – no middle-income country had ever defaulted to the IMF; only a handful of failed or pariah states like Iraq or Congo. That’s because the IMF was seen as having the power to cut off even trade credits to a country that defaulted to them.

    No one knew for sure what would happen. But the IMF backed down and rolled over the loans.

    Argentina went on to grow at an average of more than 8% annually through 2008, pulling more than 11 million people, in a country of 40 million, out of poverty. The policies of the Kirchner government, including the central bank targeting of a stable and competitive real exchange rate, and taking a hard line against the defaulted creditors – were not popular in Washington or among the business press. But they worked.

    Kirchner’s successful face-off with the IMF came at a time when the fund was rapidly losing influence in the world, after its failures in the Asian economic crisis that preceded Argentina’s collapse. It showed the world that a country could defy the IMF and live to tell about it, and contributed to the ensuing loss of IMF influence in Latin America and middle-income countries generally. Since the IMF was, at the time ,the most important avenue of Washington’s influence in low-and-middle-income countries, this also contributed to the demise of US influence, especially over the recently independent countries of South America.

    Kirchner also played a major role in consolidating this independence, working with the other left governments including Brazil, Venezuela, Ecuador and Bolivia. Through institutions such as UNASUR (the Union of South American Nations), Mercosur (the South American trading bloc), and numerous commercial agreements, South America was able to alter its trajectory dramatically.

    This united bloc successfully backed Bolivia’s government against an extra-parliamentary challenge from the right in 2008, and most recently stood behind Ecuador in that attempted coup there, a few weeks ago. Unfortunately, they did not succeed in overturning last year’s military takeover in Honduras, where US backing for the coup government proved decisive. Argentina, together with UNASUR, still refuses to allow Honduras back into the OAS, despite heavy lobbying from Washington.

    Kirchner also earned respect from human rights organisations for his willingness to prosecute and extradite some of the military officers accused of crimes against humanity during the 1976-1983 dictatorship – reversing the policies of previous governments. Together with his wife, current president Cristina Fernández, Néstor Kirchner made an enormous contribution in helping to move Argentina and the region in a progressive direction. These efforts have not generally won him much favour in Washington and in international business circles, but history will record him not only as a great president but also as an independence hero of Latin America.

    • Editor’s note: An editing error led to the misspelling of the South American trading bloc, Mercosur, although it had been correct in the author’s original; this was amended at 12:20 EST [17:20 BST] on 28 October 2010. A further correction was made where Argentina’s devaluation was stated as having occurred in December 2002 and January 2003; in fact, it was December 2001 and January 2002. This was amended at 12:50 EST [17:50 BST]