Archivo de la categoría: Censos

Prevalencia de la enfermedad cervical a los 20 años después de la inmunización con la vacuna bivalente contra el VPH a los 12-13 años en Escocia: estudio de población retrospectivo. | The BMJ

Fuente original (y completa, lo que sigue es un extracto) en inglés: Prevalence of cervical disease at age 20 after immunisation with bivalent HPV vaccine at age 12-13 in Scotland: retrospective population study | The BMJ

Este es un trabajo de investigación en Escocia, en una muestra de casi 140.000 mujeres de 20 años, vacunadas a los 12 o 13 años contra el virus del papiloma versus las no vacunada, en el que se comprueba una reducción del 89% de riesgo de presentar neoplasia intraepitelial grado 3 o peor. Además se confirma una mayor efectividad cuanto más temprana la aplicación de la vacuna.

Traducido a nuestra lengua cotidiana: la vacuna sirve.

Resumen

Objetivo

Cuantificar el efecto sobre la enfermedad cervical a los 20 años de inmunización con la vacuna bivalente contra el virus del papiloma humano (VPH) a los 12-13 años.

Diseño retrospectivo de estudio poblacional, 1988-96.

Establecimiento de programas nacionales de vacunación y detección cervical en Escocia.

Participantes

138 692 mujeres nacidas entre el 1 de enero de 1988 y el 5 de junio de 1996 y con un resultado de prueba de frotis registrado a los 20 años.

Principales medidas de resultado

Efecto de la vacunación en los resultados de la citología y los diagnósticos histológicos asociados desde el primer año de cribado (hasta los 20 años), calculados mediante regresión logística.

Resultados

138 692 registros fueron recuperados. En comparación con las mujeres no vacunadas nacidas en 1988, las mujeres vacunadas nacidas en 1995 y 1996 mostraron una reducción del 89% (intervalo de confianza del 95%: 81% a 94%) en la neoplasia intraepitelial cervical (NIC) prevalente de grado 3 o peor (de 0.59% (0.48% a 0.71%) a 0.06% (0.04% a 0.11%), una reducción de 88% (83% a 92%) en CIN grado 2 o peor (de 1.44% (1.28% a 1.63%) a 0.17% (0.12% a 0.24%)), y una reducción de 79% (69% a 86%) en CIN grado 1 (de 0.69% (0.58% a 0.63%) a 0.15% (0.10% a 0.21%)). La edad más joven en la inmunización se asoció con el aumento de la efectividad de la vacuna: 86% (75% a 92%) para CIN grado 3 o peor en mujeres vacunadas a la edad de 12-13 en comparación con 51% (28% a 66%) para mujeres vacunadas a la edad 17. En las cohortes de 1995 y 1996 se encontró evidencia de protección de la manada contra la enfermedad cervical de alto grado en niñas no vacunadas.

Conclusiones

La vacunación de rutina de niñas de 12 a 13 años con la vacuna bivalente contra el VPH en Escocia ha llevado a una reducción dramática en la enfermedad cervical preinvasiva. La evidencia de protección del hato clínicamente relevante es evidente en mujeres no vacunadas. Estos datos son consistentes con la prevalencia reducida de VPH de alto riesgo en Escocia. La vacuna bivalente se confirma como una vacuna altamente efectiva y debería reducir en gran medida la incidencia de cáncer cervical. Los resultados deberán ser considerados por los programas de prevención del cáncer cervical en todo el mundo.

Conclusión

Hemos presentado datos vinculados, de una población con una alta aceptación de la vacuna y un programa integral de recuperación, que muestran que la inmunización de rutina con tres dosis de vacuna bivalente a la edad de 12-13 años se asocia con una reducción profunda de la enfermedad cervical siete años después. Medido por anomalías citológicas e histológicas y derivación para colposcopia. La enfermedad también se redujo en las mujeres no vacunadas, posiblemente debido a la protección de la manada. Las poblaciones rutinariamente vacunadas también tendrán un menor riesgo de otras enfermedades relacionadas con el VPH.38 La reducción de la enfermedad en las mujeres inmunizadas de forma rutinaria, que formarán la mayor parte de la población examinada en los próximos años, exige la revisión de las pautas de detección y referencia. Los hallazgos enfatizan la credibilidad del uso de la infección por VPH de alto riesgo como un marcador temprano de la efectividad y el éxito de la vacuna y respaldan el reciente llamado a la acción mundial contra el cáncer cervical de la Organización Mundial de la Salud.

Qué es lo que ya se sabe sobre este tema

La inmunización contra el virus del papiloma humano (VPH) reduce la prevalencia de los tipos de VPH objetivo y la enfermedad cervical en mujeres inmunizadas en programas de recuperación.

Los datos de la población sobre el efecto sobre la prevalencia del VPH en mujeres inmunizadas de forma rutinaria a los 12 a 13 años muestran reducciones sustanciales en los tipos de VPH protegidos y con protección cruzada

Se carece de datos poblacionales sobre el efecto sobre la enfermedad en mujeres inmunizadas de manera rutinaria.

Lo que agrega este estudio

La inmunización de rutina con la vacuna bivalente contra el VPH contra la enfermedad cervical de alto grado resultó ser muy eficaz

En el contexto de alta aceptación y un programa de recuperación, las mujeres no vacunadas también muestran una reducción de la enfermedad, posiblemente debido a la protección del rebaño.

Los programas de prevención del cáncer cervical y los servicios de colposcopia necesitarán una reevaluación, y los datos de Escocia se incorporarán a los modelos para respaldar dicha revisión.

Este es un artículo de Acceso Abierto distribuido de acuerdo con la licencia Creative Commons Attribution Non Commercial (CC BY-NC 4.0), que permite a otros distribuir, remezclar, adaptar, desarrollar este trabajo de forma no comercial y otorgar licencias de sus trabajos derivados en diferentes términos, siempre que el trabajo original se cite correctamente y el uso no sea comercial. Consulte: http://creativecommons.org/licenses/by-nc/4.0/.

Nacimientos planificados en el hogar en Finlandia, 1996–2013 | Journal of Perinatology

Fuente original en inglés: Planned home deliveries in Finland, 1996–2013 | Journal of Perinatology

Según un estudio publicado en Journal of Perinatology en el que se han tenido en cuenta datos tomados en Finlandia entre 1996 y 2013, los partos en casa suponen más asfixias, más hipotermia y más necesidad de ventilación mecánica.

Objetivo

Evaluar las tendencias y los resultados perinatales de los partos planificados en el hogar en Finlandia.

Diseño del estudio

Se estudiaron todos los bebés nacidos entre 1996 y 2013, excepto los nacidos prematuros, por parto quirúrgico y sin información sobre el modo de nacimiento o la edad gestacional. El grupo de estudio incluyó 170 bebés nacidos en el hogar según lo planeado, 720.047 bebés nacidos en el hospital eran controlados.

Resultado

La tasa de nacimientos planificados en el hogar aumentó de 8,3 a 39,4 por 100.000. En el grupo de estudio, el 63%, que incluía dos muertes perinatales, no eran embarazos de bajo riesgo según las pautas nacionales. La tasa de hipotermia, asfixia y necesidad de ventilación invasiva aumentó en los nacimientos en el hogar de bajo riesgo. Un bebé tenía una malformación congénita importante. Los resultados maternos fueron favorables.

Conclusión

La tasa de nacimientos en el hogar previstas aumentó. Las pautas para partos de bajo riesgo no se siguieron en la mayoría de los casos, incluidas dos muertes perinatales. Incluso en partos domiciliarios de bajo riesgo, la morbilidad neonatal parecía aumentar.

Una fundación que aporta más que ideas | Página12

Fuente original: Una fundación que aporta más que ideas | Investigan… | Página12

Como siempre, recomiendo visitar el sitio del artículo original, para obtener mayor información del tema y, en este caso, para conocer el enorme trabajo periodístico de este medio independiente argentino.

Si tiene intención de hacerse socio de Página 12, colaborando económicamente con el medio, desde la siguiente página, se pueden leer las opciones: https://www.pagina12.com.ar/apps/membresias/ (No tengo ninguna relación comercial, laboral o personal con Página 12, salvo de ser ávido lector desde hace décadas).

Investigan al think tank oficialista Pensar en la causa de los aportantes truchos.
El juez Kreplak investiga la utilización de la usina macrista para proveer datos de falsos donantes a la campaña de Cambiemos. Ayer allanó una dependencia del gobierno provincial en busca de documentos de la filial y de su responsable, Eduardo Di Marco.

Por los aportantes truchos de la campaña de Cambiemos, el juez Ernesto Kreplak investiga a la Fundación Pensar, la organización que funcionó como “usina de ideas” en la que se apoyó Mauricio Macri para llegar a la presidencia. La declaración de una de las víctimas, cuya identidad fue utilizada para camuflar aportes electorales de origen desconocido, llevó a la sospecha de que la sede de La Plata de esa fundación podría haber funcionado como proveedora de datos de personas que luego aparecieron como donantes a la campaña electoral. En busca de información, Kreplak allanó ayer la Dirección de Personas Jurídicas en la provincia de Buenos Aires          –una dependencia del gobierno de María Eugenia Vidal– en busca de documentos de la filial y de su responsable, Eduardo Di Marco. Mientras tanto, el juez electoral platense Adolfo Ziulu intenta quedarse con todas las investigaciones vinculadas al financiamiento de las últimas dos campañas en territorio bonaerense. Los denunciantes advierten sobre el riesgo de que se deje de lado el esclarecimiento sobre el origen de los fondos y posibles delitos como el lavado de dinero y asociación ilícita.

Kreplak allanó la dependencia provincial ya que no logró dar con la sede de la Fundación Pensar en La Plata que –todo indica– concentraba parte de la actividad política del PRO en la zona tiempo atrás. Había pedido también información a la Inspección General de Justicia (IGJ), que funciona dentro de la estructura del Ministerio de Justicia, y recibió datos y estatutos viejos, de los años noventa, según pudo saber PáginaI12 por allegados a la causa. El juez reiteró el pedido. En el operativo de ayer, los investigadores se llevaron algunos documentos sobre Di Marco, e intentaron rastrear una nómina con otros participantes. El asunto es sencillo: una de las personas cuya identidad fue utilizada para que figurara como aportante a la campaña de Cambiemos de 2017 había participado en algunas actividades ligadas a la Fundación Pensar, y dedujo que de allí pudieron haber sacado sus datos personales para que figurara aportando plata para las elecciones. Esto agregaría un mecanismo a los ya conocidos: hasta ahora se sabe que muchos de los aportantes falsos son beneficiarios de planes sociales o Asignación universal por hijo y se presume que sus datos personales fueron obtenidos de bases oficiales; otros han sido candidatos a concejales, consejeros escolares y a intendentes inclusive.

En esta causa, que tramita en La Plata, fueron aceptadas como querellantes trece personas que viven en Villa Itatí, en condiciones de evidente vulnerabilidad, que aparecen como aportantes a la campaña de 2017. Esta semana también pidieron ser admitidos en la misma condición tres afiliados a Suteba, que aún no dieron testimonio. Un aspecto de la investigación rastrea quiénes y cómo figuran como aportantes y no lo fueron. El otro, empieza a apuntar al origen del dinero que se canalizó para la campaña electoral. Parte de ese análisis está centrado en un registro que entregó la AFIP de aportantes particulares a la campaña electoral. Se trata de determinar si están vinculados con empresas. En este expediente fue denunciada la gobernadora Vidal y buena parte de su equipo. Se investigan posibles delitos como asociación ilícita y lavado de dinero.

El juez electoral platense, que recibió una denuncia del fiscal electoral porteño Jorge Di Lello, está intentando concentrar todas las investigaciones que están en marcha sobre aportantes. Se declaró competente para investigar. Además de Kreplak, quien tiene a cargo una investigación que atañe a la provincia de Buenos Aires también es el juez federal porteño Sebastián Casanello. Investiga posible lavado, por la denuncia presentada por La Alameda sobre la campaña de 2017 de Graciela Ocaña y Esteban Bullrich. Este juez mandó a peritar las fichas de afiliación, ya que los aportantes aparecen afiliados, pese a que no hicieron nunca ese trámite. Podría haber falsedad ideológica de documento, en esos casos. Otro tramo de la pesquisa, que apunta a funcionarios de distinto rango que aparecen como aportantes en la Ciudad de Buenos Aires, quedó en manos de Marcelo Martínez de Giorgi y el fiscal Federico Delgado, aunque el juez decidió asumir la investigación sin dar pie a medidas de la fiscalía. La pelea de Ziulu es principalmente con Casanello y Kreplak. Un antecedente a favor de ellos, es la causa que tuvo como protagonista a Héctor Capaccioli, por el financiamiento de la campaña del kirchnerismo en 2007 con presuntos fondos de la llamada mafia de los medicamentos, investigado por el fuero penal.

“Es ridículo que la causa que tiene Casanello pase al fuero electoral. Ya tenemos detectado más de 5 millones lavados de las campañas de 2015 y 2017”, dijo Gustavo Vera, titular de La Alameda y ex legislador porteño. El dirigente vincula los aportes “con contratistas del Estado” y anticipa que aportará más pruebas sobre el papel de las fundaciones ligadas a funcionarios macristas. La fundación Pensar fue clave como “think tank” de Macri en la elaboración de estrategias electorales y ha tenido entre sus referentes a Francisco Cabrera y Miguel Braun, y quedó este año a cargo de la diputada Carmen Polledo.

Es posible que detrás de la trama de los aportantes fantasma existan delitos electorales, que prevén como castigo multas o inhabilitaciones. Lo que advierten los denunciantes en las causas penales es que ese tipo de investigación, ceñida al plano electoral, licuaría posibles responsabilidades penales por delitos graves. Luis Alén, abogado de un grupo de querellantes dijo: “Sería una forma de desplazar la atención de los delitos penales y dejar a fuera a la gobernadora Vidal”.

Colonialismo científico: los investigadores africanos se rebelan contra el expolio de datos genéticos – Cuaderno de Cultura Científica

Fuente original: Colonialismo científico: los investigadores africanos se rebelan contra el expolio de datos genéticos – Cuaderno de Cultura Científica

Desde que en el año 2001 se descodificó el primer genoma humano, miles de ellos han pasado por el mismo proceso y poco a poco estamos creando una enorme base de datos mundial que refleja nuestra diversidad como especie. El continente africano está siendo escenario de gran parte de esa recolección de datos: en África, el lugar donde aparecieron los primeros de nuestros antepasados, los distintos grupos de población contienen interesantes variaciones para entender los cruces genéticos que nos dieron forma, cómo nos movemos y alimentamos y las enfermedades que todavía hoy sufrimos.

Hay grandes beneficios en juego para la población africana a cambio de aportar esta valiosa información al campo de la genómica a nivel global. Conocer las variaciones genéticas de un grupo puede ayudar a mejorar su atención médica. En muchas regiones de África eso puede significar una mejora de la calidad de vida incalculable.

El expolio de los datos

Pero a medida que la genómica avanza y despega, los científicos africanos temen (y están observando ya) como las viejas dinámicas del colonialismo vuelven a hacer de las suyas y las grandes potencias mundiales se dedican a explotar sus recursos y ofrecer nada a cambio. A causa de la falta de recursos, hay pocas instituciones científicas en África que puedan llevar a cabo en solitario investigaciones de este tipo, que en muchos casos requieren complejos equipos informáticos capaces de procesar miles de datos con velocidad. Por eso, los equipos que tienen interés en investigar en este campo a menudo tienen que asociarse y aceptar las condiciones de grupos de otros países. Y esas condiciones muchas veces dejan muy poco margen y resultado para los científicos locales.

Lo llaman ‘investigación helicóptero’, una práctica por la que los investigadores de países desarrollados acuden a los países en desarrollo, recogen sus datos y se marchan de allí sin contar con los científicos locales. A veces incluso pueden compartir a posteriori esos datos con otros grupos que no estuvieron involucrados en su recogida, lo cual crea una indignante contradicción en la que la información recabada y los resultados derivados de ella benefician a todo el mundo excepto a la población de la que se extrajo.

Una guía de buenas prácticas

Conocedores de cómo puede terminar esta historia (los países del continente expoliados de sus datos genéticos, que estarán dando réditos a miles de kilómetros donde sus habitantes apenas llegarán a olerlos, ¿no les suena esto de algo?), los científicos africanos han decidido tomar cartas en el asunto y han publicado una guía de buenas prácticas a exigir para desarrollar investigaciones genéticas en África. Detrás del documento está la Human Heredity and Health in Africa (H3Africa) Initiative, un consorcio que apoya y promueve investigaciones biomédicas en el continente.

“El hecho de compartir [datos] para contribuir al bienestar de otros sería algo ampliamente respaldado en África. Pero eso siempre debe ir unido a la reciprocidad, debe hacerse de una forma responsable, con la aportación de todos los involucrados y con mecanismos que obliguen a los equipos de investigación a hacerse responsables y a dar explicaciones de sus actos”, explican los autores del documento, que aseguran que así los africanos podrán participar y contribuir al avance en este campo de innovación, “algo que, aunque caro por el momento, tiene un enorme potencial para retornar en forma de menores costes sanitarios cuando conozcamos los determinantes genómicos de muchas enfermedades”.

El documento establece algunos principios básicos. Para empezar, las investigaciones genómicas que se lleven a cabo en África deben ser sensibles y respetuosas con las culturas y valores de los africanos, así como establecer los beneficios para ellos como uno de sus objetivos primordiales. Además, estos proyectos y la publicación y publicitación de sus resultados deben contar con la aportación y participación de científicos africanos. “Teniendo en cuenta que el objetivo principal de la investigación genómica en África debería ser el beneficio de los africanos, la contribución de los científicos que trabajan en instituciones africanas debería ser significativa y sustanciosa, incluyendo el liderazgo o coliderazgo intelectual efectivo”.

La ciencia que reduzca desigualdades y no las aumente

La idea es que esta guía dé ideas y estrategias a los científicos africanos a la hora de negociar con sus socios extranjeros. Los marcos temporales son especialmente críticos debido al desequilibrio en capacidad de computación de unos y de otros, así que una forma de evitar el saqueo de datos podría ser, por ejemplo, exigir periodos de embargo durante los cuales investigadores que no hayan participado en la recogida de datos no puedan publicar resultados basándose en ellos.

A nadie se le escapa que no será fácil conseguir que estas reglas sean respetadas. Los científicos africanos juegan en desventaja económica, lo cual puede mermar su capacidad para imponer condiciones a la hora de pactar las condiciones de futuras colaboraciones científicas.

Pero si hemos aprendido algo de nuestra propia historia, si tenemos claro qué actitudes e injusticias del pasado terminaron conformando el mundo desigual en el que vivimos hoy, si de verdad el avance de la ciencia tiene como objetivo mejorar el bienestar de toda la humanidad… Entonces no dejaremos que la investigación se convierta en otra palanca para seguir ampliando la brecha que separa a ricos y pobres hasta desgajarnos.

Referencias:

Ethics and Governance Framework for Best Practice in Genomic Research and Biobanking in Africa – Human Heredity and Health in Africa (H3Africa) Initiative

African scientists call for more control of their continent’s genomic data – Nature

How the genomics revolution could finally help Africa – Nature

Helicopter’ researchers – issues with research being conducted on mining impact in North Western Province Zambia – Australian National University

Sobre la autora: Rocío Pérez Benavente (@galatea128) es periodista

El árbol genealógico de toda la Humanidad | Ciencia

Un trabajo elaborado con la información familiar de 86 millones de personas

Esta imagen corresponde con la representación del 0,5% del árbol genealógico generado por los autores. COLUMBIA UNIVERSITY

Año 2018. El planeta ha alcanzado los 7.457 millones de habitantes. Son datos del censo mundial proporcionado por Estados Unidos. Los avances tecnológicos nos permiten la comunicación con casi cualquier persona que deseemos y el transporte nos lleva a lugares remotos en pocas horas. Cuesta recordar que, no hace tanto, necesitábamos semanas para recibir una carta y meses para llegar a países lejanos. Eran momentos en los que conocer a una persona y casarse era algo que ocurría en nuestro entorno. Con el tiempo, la humanidad se ha dispersado y con ello nuestras relaciones.

Esto es lo que ha medido un grupo de investigadores que, tras analizar el parentesco de 86 millones de personas, ha creado el mayor árbol genealógico construido hasta la fecha. En él hay 13 millones de individuos conectados a lo largo de 11 generaciones y agrupados en 5,3 millones de familias distintas. Se trata de un análisis histórico mundial que va de 1840 al año 2000 y que recoge datos de perfiles públicos que provienen de Europa y América del Norte. La información incluye cuándo y dónde nació y murió cada persona.

El estudio, publicado en la revista Science, lo ha dirigido el informático Yaniv Erlich, investigador de la Universidad de Columbia y responsable científico de la compañía de análisis genéticos MyHeritage, de la se ha obtenido gran parte de la colección de datos con los que se ha generado el árbol de la vida más grande del mundo.

Migraciones y casamientos

Las enormes bases de datos públicas permiten conocer parte de nuestra historia. En ellas se puede observar la reducción de la mortalidad infantil en el siglo XX o las altas tasas de mortalidad en edad militar durante las grandes guerras. Pero si hay algo novedoso que aporta este inmenso árbol de la vida de Yaniv Erlich es la posibilidad de ver con exactitud cómo han variado las relaciones humanas, un dato que se obtiene de analizar la migración y los casamientos.

En las sociedades occidentales de los últimos 300 años, la mujer ha migrado más que el hombre, aunque ha recorrido distancias más cortas. Además, en estos desplazamientos las madres se han alejado menos de sus hijos de lo que lo han hecho los padres, que tienen, por otro lado, menos reparo en cambiar de país.

El rechazo al matrimonio entre parientes

Con la segunda Revolución Industrial, ya en 1870, el radio de distancia al que se formaron los matrimonios siguió en aumento y alcanzó los 100 kilómetros en 1950. Sin embargo, el parentesco del primo cuarto de 1850 ha pasado a ser, en la actualidad un primo séptimo.

Los autores sugieren que el rechazo de la sociedad a casarse con parientes cercanos jugó un papel importante evitando la consanguinidad. Aunque los avances en el transporte durante el siglo XIX conectaron distintas poblaciones y permitieron recorrer largas distancias, no fue ésta la causa de que se redujera la relación genética, sino que fue un cambio cultural en occidente lo que evitó los casamientos entre familiares. El estudio no analiza, sin embargo, si existe también una tendencia a descartar los matrimonios concertados en los países de origen, como ocurre en ciertas culturas.

En occidente, una vez superada la tradición de enlaces en el seno de una misma familia, cabe preguntarse si la última revolución tecnológica, con la aparición de las computadoras e internet en el siglo XX y lo que llaman la revolución digital que llega hasta nosotros en pleno siglo XXI, podría contribuir a aumentar la variación genética. Hoy en día que muchas parejas conectan y se conocen por internet, sería plausible pensar que las personas viajan con mayor frecuencia fuera de sus países de origen para casarse. “En efecto”, ha afirmado a EL MUNDO Yaniv Erlich. “Durante la segunda revolución industrial, el desarrollo del sistema de vías ferroviarias se correlaciona con un aumento de la migración y de los matrimonios. Otros cambios tecnológicos también pueden inducir a una mayor migración y recorrer una mayor distancia para el casamiento”.

Toda la humanidad está conectada

En 1930, el escritor húngaro Frigyes Karinthy introdujo la llamada teoría de los 6 grados de separación entre las personas. Esta hipótesis propone que cualquier persona está conectada a otra a través de una cadena de cinco intermediarios que se conocen. Es decir, entre dos personas cualesquiera de este planeta sólo hay una separación de seis grados o conectores. ¿Puede el árbol genealógico de Erlich medir nuestra separación máxima?

Erlich ha recordado que en 2004 un grupo de científicos del MIT de Massachusetts ya calcularon el ancestro común de todos los seres humanos vivos. “El estudio sugiere que si nos remontamos 75 generaciones, toda la humanidad está conectada a un mismo árbol genealógico y que se necesitan, como máximo, el doble (150 pasos) para conectar dos personas en el mundo. Son muchos en comparación con los seis grados que se dan en las redes sociales. En las redes sociales, cada individuo puede conectarse a cientos de amigos. En genealogía, uno está conectado a dos padres”, ha explicado Erlich.

Un árbol útil para la biomedicina

Los investigadores han utilizado este inmenso árbol genealógico para estudiar cómo se heredan ciertas características, como la longevidad, un aspecto genético del que no se tenían datos concluyentes hasta ahora y del que se pensaba que dependía de la interacción de varios genes.

¿Qué vivamos más tiempo depende de la competencia entre distintos genes? Para este análisis, Erlich y sus colegas han estudiado los datos de 3 millones de parientes nacidos entre 1600 y 1910 y que habían vivido más de 30 años. De ellos, sólo el 16% presenta una longevidad que pudiera explicarse por causas genéticas. Los genes que favorecen a alargar la vida sólo la aumentan en cinco años, una cifra pequeña si se compara con aspectos que tienen que ver con nuestros hábitos, como el tabaquismo, que la reducen en diez.

Además, al llevar estos datos al gran árbol genealógico, los científicos han comprobado que los genes de la longevidad no interactúan entre ellos, algo contrario a lo que se creía hasta ahora. El estudio desmantela esta teoría ya que de llegar a interaccionar habrían encontrado una mayor correlación entre individuos estrechamente emparentados. Y, aunque sí existe una relación entre la longevidad y el grado de parentesco, se descarta que la interacción entre esos genes afecte a su herencia.

La antropología, la investigación biomédica y la salud pública pueden ahora abordar distintas cuestiones con este nuevo método que estudia el parentesco a gran escala. El mismo Erlich ha avanzado a este medio que se propone seguir esta línea de investigación para entender otros aspectos. “Tenemos datos sobre tasas de fertilidad, que es otro rasgo difícil de analizar”, ha destacado el científico.

A través de El árbol geneaológico de toda la Humanidad | Ciencia

Cathy O’Neil: La era de la fe ciega en los datos masivos ha de terminar | TED Talk | TED.com

La Dra. Cathy O’Neil es matemática y especialista en ciencia de datos. Es la autora del blog mathbabe y de varios libros sobre la ciencia de datos como Weapons of Math Destruction (2016) –Armas de destrucción matemática–.

En 2017 fundó la firma consultora ORCAA para auditar algoritmos en relación con la desigualdad racial, de género y económica.

En esta conferencia TED2017 (en inglés, con subtítulos en castellano), Cathy O’Neil explica que los algoritmos que deciden, por ejemplo, quién obtiene un préstamo o quién será invitado a una entrevista de trabajo, no siempre son justos porque se basan en prácticas pasadas y en definiciones subjetivas de ‘éxito’. Por ello, afirma, deben ser revisados ‘por equidad’.

Los algoritmos no son justos si uno usa algoritmos a ciegas. No son justos. Repiten prácticas anteriores, nuestros patrones.

Origen: Aparecido originalmente en “Cathy O Neil – La era de la fe ciega en los datos masivos debe terminar“. Yo lo saqué de La era de la fe ciega en los datos masivos ha de terminar.

Los juegos del hambre: las cosechas enfermas | Alimentación | Tomates con genes

[cita] ¿Cómo nos alimentaremos si nuestras cosechas se pierden? ¿Qué comeremos? ¿Habrá suficiente comida para todos? El rendimiento de nuestras cosechas se ve afectado por muchos motivos, como: sequía, cambios en la salinidad del suelo, el frío y las enfermedades mediadas por virus, entre otros factores. Estas últimas en especial, provocan grandes pérdidas debido a la dificultad para controlarlas y a su rápido avance. Esto es un problema al que debemos prestar gran atención, no solo debido a las pérdidas económicas, sino también por la creciente demanda de alimentos a la que nos enfrentamos.

La población humana actualmente es de 7.495 millones y se espera que para el 2050 seamos 9.000 millones, lo que quiere decir, que incrementar la producción de alimentos para alimentar a todas esas personas, y aún hoy no lo hemos logrado. 973 millones de personas sufren hambre o malnutrición según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), por lo que debemos mejorar y aumentar los rendimientos de las cosechas si queremos que haya suficientes alimentos en el futuro. [fin de cita]

Origen: Los juegos del hambre: las cosechas enfermas | Alimentación | Tomates con genes

A %d blogueros les gusta esto: