Archivo de la categoría: Biología

Blog Sin Dioses: “Medicamentos farmacéuticos son hechicería y la Biblia no menciona la vacunación”, argumento de antivacunas cristiana.

Fuente original: Blog Sin Dioses: “Medicamentos farmaceúticos son hechicería y la Biblia no menciona la vacunación”, argumento de antivacunas cristiana

sábado, 6 de abril de 2019

“Medicamentos farmaceúticos son hechicería y la Biblia no menciona la vacunación”, argumento de antivacunas cristiana.

El sinsentido de los antivacunas y fundamentalistas religiosos parece no tener fin, y cuando ambos se mezclan es peor.Justamente esto es lo que ha ocurrido con la autora cristiana y activista antivacunas Brittany Kara, quien aduce además ser una practicante de PNL certificada, hipnoterapeuta, entrenadora de nutrición (sin ser nutriocionista) razón por la que enseña a las personas cómo “desintoxicar” sus vidas a través de la limpieza y los “súper alimentos”. El hecho que sea madre lo exhibe como razón para sustentar las causas magufas que impulsa.En un video editado por The Real Truther, Brittany Kara ofrece un argumento hasta ahora sin presentarse de por qué las vacunas son malas: Dios no dio ninguna pista de ellas en la Biblia.

“Acabo de decidir buscar en Google sobre lo que dice la Biblia sobre las vacunas. No hay nada en la Biblia que habla de vacunas. Solo quiero que pienses en eso. Entonces, si Dios supiera que en el futuro se iban a crear estas cosas asombrosas que serían los mejores avances científicos, como oh, Dios mío, son tan geniales, ¿por qué no hay nada? ¿Estas cosas, llamadas vacunas, se crearán más tarde para salvar a la gente? Si ese era realmente el plan de Dios y son tan asombrosos, entonces ¿por qué no están ahí? Tal vez haya un capítulo en el que hablen sobre algo como una inyección, como esta inyección para la salud, ¿verdad? Por ejemplo, ¿por qué Dios no habló de eso si él sabía que iba a venir y salvar al mundo? Si ese era realmente el plan de Dios, y son tan asombrosos, ¿por qué no están ahí?”

Claro, la Biblia tampoco menciona a Google y sin embargo ella lo uso para buscar información. Quizás debió haberse limitado a ir aun consejo de los ancianos del grupo para pedir consejo. Si se tomara como válida esa línea de razonamiento tampoco habría que sacar las muelas dañadas, lavarse los dientes, hacer uso de antibióticos, ir al médico, extirpar las apéndices inflamadas, ni los tumores. ¿Dice la Biblia en alguna parte de cirugías del corazón, maquinas de reanimación o incubadoras para bebés prematuros? Claro que no.  Las pocas recomendaciones para salud incluyen la cuarentena de leprosos  y ser examinado por el sacerdote. Nada de médicos.

“Cuando haya infección de lepra en un hombre, será traído al sacerdote. Entonces el sacerdote lo examinará, y si hay hinchazón blanca en la piel, y el pelo se ha vuelto blanco, y hay carne viva en la hinchazón,11 es lepra crónica en la piel de su cuerpo, y el sacerdote lo declarará inmundo; no lo aislará, porque es inmundo. Y si la lepra brota y se extiende en la piel, y la lepra cubre toda la piel del que tenía la infección, desde su cabeza hasta sus pies, hasta donde pueda ver el sacerdote, entonces el sacerdote mirará, y he aquí, si la lepra ha cubierto todo su cuerpo, declarará limpio al que tenía la infección; se ha vuelto toda blanca y él es limpio. Pero cuando aparezca en él carne viva, será inmundo. Y el sacerdote mirará la carne viva, y lo declarará inmundo; la carne viva es inmunda, es lepra. Mas si la carne viva cambia nuevamente y se vuelve blanca, entonces vendrá al sacerdote, y el sacerdote lo mirará, y he aquí, si la infección se ha vuelto blanca, el sacerdote declarará limpio al que tenía la infección; limpio es.” (Levítico 13: 9 – 16)

Tristemente la línea de razonamiento de Brittany Kara, es similar a la que ha llevado a algunas denominaciones cristianas a rechazar la consulta a los médicos, con fatales consecuencias. (Ver: La Iglesia que prohíbe ir al médico)Las barrabasadas de la cristiana experta en falacias naturales continúa en el vídeo para decir que los medicamentos farmaceúticos son hechicería

“Pero es tan demoníaco, chicos. Primero que todo, cuando te das cuenta de que Dios  nada dijo sobre las vacunas, él enseñó sobre nutrición y nuestros sistemas inmunes maravillosamente increíbles, que son nuestro sistema natural de vacunas, que es tu mejor oportunidad de luchar contra cualquier dolencia o enfermedad. […]
La segunda cosa es que no hay nada en la Biblia, realmente, sobre los productos farmacéuticos, excepto en la versión antigua de la Biblia, había una palabra llamada “pharmakeia” ”… es la raíz de la palabra que tenemos hoy, que es “Productos farmacéuticos”. ¿Y sabe qué se definió en la Biblia? Brujería. Los productos farmacéuticos en la Biblia, esa palabra griega, de donde vino esa palabra griega, se consideraron hechicería, y no era buena, y Dios no quería que lo hiciéramos.”

Tocará preguntarle a la cristiana Kara en qué parte de la Biblia se habla del sistema inmune, porque hasta 1866 se empezó a usar el término “inmunidad” en el sentido actual. Dándose la identificación de la propiedad antitóxica del suero en 1890 por Emil von Behring y la introducción del término “anticuerpo” por Paul Ehrlich en 1891 para referirse a uno de los mecanismos de defensa más relevantes del sistema inmunitario adaptativo. Justamente el conocimiento científico del funcionamiento de los linfocitos y los anticuerpos permitió desarrollar la tecnología de la vacunación. De habernos quedado con la Biblia nos estaríamos preguntando en cada epidemia qué hemos hecho malo para enfadar a Dios. Y saldrián los religiosos a responder ante cada episodio de enfermedad contagiosa así:

“Hijo de hombre, cuando la tierra pecare contra mí rebelándose pérfidamente, y extendiere yo mi mano sobre ella, y le quebrantare el sustento del pan, y enviare en ella hambre, y cortare de ella hombres y bestias […] O si enviare pestilencia sobre esa tierra y derramare mi ira sobre ella en sangre, para cortar de ella hombres y bestias, […] y conoceréis que no sin causa hice todo lo que he hecho en ella, dice Jehová el Señor.”  Libro de Ezequiel 14: 13-23.

Volviendo al vídeo, más adelante Kara afirma que las vacunas son responsables del daño cerebral y los trastornos de género:

“¿Cuándo decidimos que íbamos a inyectar a nuestros bebés sanos con bebés muertos? ¿Cuándo decidimos que eso era algo inteligente y esperar que no tuvieran daño cerebral, y luego esperamos que no tengan trastornos de género?”

No se específica que entiendo ella por “transtornos de género” pero por ser una fanática cristiana puede referirse a orientación sexual homosexual, bisexual o a las condiciones trasngénero.

Y hacia el final del vídeo, Kara declara:

“Realmente creo que creer en las vacunas es un trastorno mental.”

Una declaración así, no deja más que encogerse de hombros y una enorme reacción de asombro y bochorno, propio de de un facepalm.

En estos casos de los antivacunas, los que se rehúsan a la asistencia médica o a las transfusiones de sangre no están adoptando una creencia sin efectos negativos como creer en que Jesús es o no parte de la Trinidad. Estas creencias tienen en realidad efectos sobre la salud y la vida de las personas, y peor aún, afectan a niños, personas que deberían ser motivo de atención de sus padres, la sociedad y los gobiernos. Por eso no estoy de acuerdo con quienes, frente a una noticia como esta dicen, “está bien, que la selección natural se los llevé”, porque en casos de gente con ideas estúpidas como Brittany Kara, están poniendo en riesgo a muchos niños inocentes de las creencias absurdas de sus padres y familiares ( y no, tampoco eso es un rasgo genético que pueda eliminar la selección natural).

Ver vídeo de Kara aquí

Prevalencia de la enfermedad cervical a los 20 años después de la inmunización con la vacuna bivalente contra el VPH a los 12-13 años en Escocia: estudio de población retrospectivo. | The BMJ

Fuente original (y completa, lo que sigue es un extracto) en inglés: Prevalence of cervical disease at age 20 after immunisation with bivalent HPV vaccine at age 12-13 in Scotland: retrospective population study | The BMJ

Este es un trabajo de investigación en Escocia, en una muestra de casi 140.000 mujeres de 20 años, vacunadas a los 12 o 13 años contra el virus del papiloma versus las no vacunada, en el que se comprueba una reducción del 89% de riesgo de presentar neoplasia intraepitelial grado 3 o peor. Además se confirma una mayor efectividad cuanto más temprana la aplicación de la vacuna.

Traducido a nuestra lengua cotidiana: la vacuna sirve.

Resumen

Objetivo

Cuantificar el efecto sobre la enfermedad cervical a los 20 años de inmunización con la vacuna bivalente contra el virus del papiloma humano (VPH) a los 12-13 años.

Diseño retrospectivo de estudio poblacional, 1988-96.

Establecimiento de programas nacionales de vacunación y detección cervical en Escocia.

Participantes

138 692 mujeres nacidas entre el 1 de enero de 1988 y el 5 de junio de 1996 y con un resultado de prueba de frotis registrado a los 20 años.

Principales medidas de resultado

Efecto de la vacunación en los resultados de la citología y los diagnósticos histológicos asociados desde el primer año de cribado (hasta los 20 años), calculados mediante regresión logística.

Resultados

138 692 registros fueron recuperados. En comparación con las mujeres no vacunadas nacidas en 1988, las mujeres vacunadas nacidas en 1995 y 1996 mostraron una reducción del 89% (intervalo de confianza del 95%: 81% a 94%) en la neoplasia intraepitelial cervical (NIC) prevalente de grado 3 o peor (de 0.59% (0.48% a 0.71%) a 0.06% (0.04% a 0.11%), una reducción de 88% (83% a 92%) en CIN grado 2 o peor (de 1.44% (1.28% a 1.63%) a 0.17% (0.12% a 0.24%)), y una reducción de 79% (69% a 86%) en CIN grado 1 (de 0.69% (0.58% a 0.63%) a 0.15% (0.10% a 0.21%)). La edad más joven en la inmunización se asoció con el aumento de la efectividad de la vacuna: 86% (75% a 92%) para CIN grado 3 o peor en mujeres vacunadas a la edad de 12-13 en comparación con 51% (28% a 66%) para mujeres vacunadas a la edad 17. En las cohortes de 1995 y 1996 se encontró evidencia de protección de la manada contra la enfermedad cervical de alto grado en niñas no vacunadas.

Conclusiones

La vacunación de rutina de niñas de 12 a 13 años con la vacuna bivalente contra el VPH en Escocia ha llevado a una reducción dramática en la enfermedad cervical preinvasiva. La evidencia de protección del hato clínicamente relevante es evidente en mujeres no vacunadas. Estos datos son consistentes con la prevalencia reducida de VPH de alto riesgo en Escocia. La vacuna bivalente se confirma como una vacuna altamente efectiva y debería reducir en gran medida la incidencia de cáncer cervical. Los resultados deberán ser considerados por los programas de prevención del cáncer cervical en todo el mundo.

Conclusión

Hemos presentado datos vinculados, de una población con una alta aceptación de la vacuna y un programa integral de recuperación, que muestran que la inmunización de rutina con tres dosis de vacuna bivalente a la edad de 12-13 años se asocia con una reducción profunda de la enfermedad cervical siete años después. Medido por anomalías citológicas e histológicas y derivación para colposcopia. La enfermedad también se redujo en las mujeres no vacunadas, posiblemente debido a la protección de la manada. Las poblaciones rutinariamente vacunadas también tendrán un menor riesgo de otras enfermedades relacionadas con el VPH.38 La reducción de la enfermedad en las mujeres inmunizadas de forma rutinaria, que formarán la mayor parte de la población examinada en los próximos años, exige la revisión de las pautas de detección y referencia. Los hallazgos enfatizan la credibilidad del uso de la infección por VPH de alto riesgo como un marcador temprano de la efectividad y el éxito de la vacuna y respaldan el reciente llamado a la acción mundial contra el cáncer cervical de la Organización Mundial de la Salud.

Qué es lo que ya se sabe sobre este tema

La inmunización contra el virus del papiloma humano (VPH) reduce la prevalencia de los tipos de VPH objetivo y la enfermedad cervical en mujeres inmunizadas en programas de recuperación.

Los datos de la población sobre el efecto sobre la prevalencia del VPH en mujeres inmunizadas de forma rutinaria a los 12 a 13 años muestran reducciones sustanciales en los tipos de VPH protegidos y con protección cruzada

Se carece de datos poblacionales sobre el efecto sobre la enfermedad en mujeres inmunizadas de manera rutinaria.

Lo que agrega este estudio

La inmunización de rutina con la vacuna bivalente contra el VPH contra la enfermedad cervical de alto grado resultó ser muy eficaz

En el contexto de alta aceptación y un programa de recuperación, las mujeres no vacunadas también muestran una reducción de la enfermedad, posiblemente debido a la protección del rebaño.

Los programas de prevención del cáncer cervical y los servicios de colposcopia necesitarán una reevaluación, y los datos de Escocia se incorporarán a los modelos para respaldar dicha revisión.

Este es un artículo de Acceso Abierto distribuido de acuerdo con la licencia Creative Commons Attribution Non Commercial (CC BY-NC 4.0), que permite a otros distribuir, remezclar, adaptar, desarrollar este trabajo de forma no comercial y otorgar licencias de sus trabajos derivados en diferentes términos, siempre que el trabajo original se cite correctamente y el uso no sea comercial. Consulte: http://creativecommons.org/licenses/by-nc/4.0/.

La caza de brujas de los antivacunas | La Ciencia y sus Demonios

Fuente original: La caza de brujas de los antivacunas | La Ciencia y sus Demonios

21 marzo, 2019

Los adeptos a la secta antivacunas pontifican sobre democracia y libertad de elección e información, aunque sin embargo en EEUU se están volviendo cada vez más agresivos y dictatoriales.

Hace unos días el periódico estadounidense “Los Angeles Times” se hacía eco de un comportamiento cada vez más habitual en las redes sociales consistente en atacar, insultar y hasta perseguir a cualquier médico que haya tenido la osadía de hacer algún comentario a favor de una de las más poderosas herramientas desarrolladas por la moderna medicina científica: las vacunas.

Así en el artículo se expone el caso de la Dra. Dana Corriel, una médico que en septiembre del año pasado informó en su cuenta de Facebook que ya estaba disponible la vacuna contra la gripe y animó a los ciudadanos a que se vacunaran. En pocas horas, su cuenta se llenó con miles de comentarios del variopinto colectivo antivacunas. Al principio, la inocente doctora decidió permitir que los comentarios se siguieran publicando en su perfil, con la esperanza de que al presentar ella datos científicos eso sirviera para educar, aunque fuera mínimamente, a estos prepotentes ignorantes sobre la importancia tanto individual como colectiva de las inmunizaciones.

Sin embargo, sus racionales argumentos no sólo no sirvieron de nada, sino que comenzó a recibir insultos del tipo “puta de las vacunas” y “asesina de niños”, además de múltiples descalificaciones sobre su profesionalidad de personas que, aunque nunca había tratado en su consulta puesto que la mayoría de ellos eran de otras ciudades distintas a su lugar de trabajo o incluso de estados muy alejados de su residencia, la calificaba de inútil, inepta o de corrupta vendida a las siempre malvadas multinaciones farmaceúticas, cuando en realidad el verdadero negocio de estas corporaciones sería el de dejar de vacunar para que así ellas pudieran vender toda la panoplia de medicamentos necesarios para mantener con vida a los millones de infectados que la ausencia de estas más que eficaces vacunas dejarían entre la desprotegida población.

Además, uno de estos ignorantes encontró la dirección de su consulta y le envió un libro antivacunas. Finalmente, visto el nivel de agresividad y de cercanía, la médico se sintió amenazada y acabó borrando su más que pertinente comentario inicial para poder intentar recobrar un poco de tranquilidad tanto personal como profesional.

Y este tipo de campañas se están volviendo más habituales y están cada vez más coordinadas en EEUU, en donde los grupos de antivacunas en las redes sociales cuentan con decenas de miles de combativos (y cada vez más agresivos) “expertos” autodidactas en inmunología o virología que, por supuesto, no sólo no tienen titulación alguna, sino que la mayoría de las veces no saben qué es un virus o cómo actúa un linfocito T.

Aunque eso sí, estos analfabetos del siglo XXI se permiten el indecente y más que peligroso lujo de cuestionar unos tratamientos que cada año salvan la vida de millones de personas en todo el mundo y que si se dejaran de administrar nos retrotraerían a esos no tan lejanos tiempos en donde los humanos éramos pasto de las más diversas pandemias.

EL BLOG DEL BÚHO: Una entrada documentada con bibliografía homeopática

Fuente original: EL BLOG DEL BÚHO: Una entrada documentada con bibliografía homeopática

Recomiendo, como siempre, leer el artículo original, no sólo porque se ve la imagen que le sirve de ejemplo, sino, y esto es más importante, por la enorme lista de trabajos relacionados con el tema de homeopatía enlazados en el mismo, escritos por el autor durante 12 años.

martes, 29 de enero de 2019

A finales del siglo XVIII, el “padre de la homeopatía”, Samuel Hahnemann, empezó a investigar nuevas formas de curar, basadas en la idea de que cualquier sustancia que causara a una persona sana síntomas parecidos a una enfermedad, podía curar a un enfermo de esa dolencia. Y, para ello,  empleó preparados que contenían sustancias peligrosas, como los alcaloides de las bayas de belladona, la apitoxina de las abejas muertas o disoluciones de sales de mercurio. Estos y otros preparados tenían efectos indeseados en las personas sanas que le servían para experimentar e, incluso en muchos casos, agravaban los síntomas de las enfermas. Así que, como contaba en 2009 en la Revista Médica de Homeopatía [Rev Med Homeopat 2, 25-30 (2009] el médico homeópata Isidre Lara, Hahnemann empezó a diluir esos preparados con agua o mezclas alcohol/agua, “obteniendo, como era lógico esperar desde nuestra perspectiva actual, que esa reducción de dosis conllevaba, junto a la reducción de toxicidad, una reducción también de su poder medicinal“.Pero como cuenta el propio Lara: “Al genio creador de Hahnemann se le ocurrió utilizar otra técnica en la preparación de los medicamentos, la llamada dinamización por sacudimiento manual de cada dilución progresiva.[….] El sorprendente resultado que pudo observar fue que las sustancias medicinales así dinamizadas mantenían la reducción de su toxicidad (debido a la dilución), pero, en cambio, no sólo no se reducía su poder medicinal, sino que, al contrario, esta aumentaba ostensiblemente”.

Para explicar ese contrasentido, Hahnemann formuló la hipótesis (sigamos con Lara): “….de que el poder medicinal desarrollado en las sustancias mediante los procedimientos de dilución y dinamización (potenciación), estaba en relación con un factor inmaterial, la energía o fuerza vital de la sustancia, que no respondía a las leyes de la Química conocida hasta ese momento”. Aclaremos que la energía vital es un concepto ligado al vitalismo, una doctrina filosófica imperante en la época de Hahnemann. Hoy, una parte de la comunidad homeopática [véase, por ejemplo, G. Fernández Quiroga y J. M. Marín Olmos, Rev Med Homeop 4, 25-29 (2011)], parece querer abandonar ese concepto al considerarlo “una rémora en nuestro intento de comunicarnos con las demás disciplinas científicas y, sobre todo, para clarificar la nuestra”.

Pero diluir muchas (muchísimas) veces, como es habitual en los remedios homeopáticos que las farmacias siguen vendiendo, tiene el inconveniente de entrar en colisión frontal con conceptos tan implantados en la Química moderna (y que no existían en tiempos de Hahnemann) como el número de Avogadro o el mol. Algo que se reconoce incluso en medios próximos a la homeopatía. Paolo Bellavite, Profesor de Patología General de la italiana Universidad de Verona, con amplia bibliografía sobre la homeopatía, lo explica de forma paladina en un artículo de 2014 [Homeopathy 103, 1-24 (2014)]: “Los efectos de las altas diluciones nos llevan fuera del reino de la farmacología clásica para enfrentarnos a fenómenos que pueden parecer inexplicables. [….] Con ayuda del número de Avogadro, un cálculo sencillo nos muestra que después de una dilución C12, será cada vez más improbable que encontremos una sola molécula por litro de la sustancia original contenida en la tintura madre”. Y, como probablemente sepan mis lectores, muchos de los remedios mas vendidos en homeopatía van a diluciones C30 e incluso a C200.

El problema de la eficacia de las altas diluciones también preocupó al médico francés Jacques Benveniste, reputado científico en el ámbito de los mecanismos de las alergias y las inflamaciones. En su ya famoso artículo en Nature [Nature 333, 816-818 (1988)], cuya génesis expliqué con mucho detalle aquí, y debido a la influencia que la homeopatía tuvo en ese trabajo en forma de financiación y doctorandos, se usaron altas diluciones habituales en homeopatía, preparadas, además, por dilución sucesiva y agitación. En uno de los párrafos de las conclusiones finales de ese artículo, los investigadores reconocían que sus diluciones estaban más allá del número de Avogadro y que no podían existir en ellas ninguna de las moléculas originales (en su caso eran anticuerpos). Sin hacer mención expresa al posible papel de la agitación, los autores especulaban que alguna información tendría que transmitirse de esos anticuerpos a las sucesivas diluciones para provocar, posteriormente, los efectos observados. Y como trabajaban con disoluciones acuosas, el papel del agua se tornaba fundamental.

De ese artículo y esa especulación surge el famoso concepto mediático de la memoria del agua, para explicar que el líquido por excelencia pueda guardar y transmitir información derivada de las moléculas que, originalmente contenidas en la llamada tintura madre, se perdieron en el transcurso de las muchas diluciones. Han transcurrido treinta años desde el artículo de Nature y del concepto de la memoria del agua y el ámbito próximo a la homeopatía sigue utilizando métodos experimentales y proponiendo teorías para explicar ese fenómeno de almacenamiento y transmisión de información en las diluciones homeopáticas. Un artículo de 2015 de un referente de la homeopatía, el profesor australiano Jurgen Schulte [Homeopathy 104, 305-310 (2015)], repasaba los últimos veinte años de investigación en esos asuntos, concluyendo que durante ese período “los métodos experimentales empleados han sido más sofisticados, aunque lo mismo no se puede decir sobre el soporte subyacente de los modelos teóricos y simulaciones“.

Si nos centramos en los argumentos de Benveniste para explicar los resultados de su artículo en Nature, en él se especulaba con que la información pudiera almacenarse en los agregados o clusters que sabemos que el agua líquida forma mediante enlaces de hidrógeno entre sus moléculas individuales. Esa hipótesis fue pronto desechada por el propio Benveniste y lo ha sido también por artículos más recientes [J. Teixeira, Homeopathy 96, 158-162 (2007)]. Y su posible papel resultaría aún más inexplicable cuando, como en el caso de la preparación de los gránulos homeopáticos, el agua se elimina [M.F. Chaplin, Homeopathy 96, 143-150 (2007)].

La segunda hipótesis de Benveniste fue que esa información pudiera almacenarse y propagarse mediante algún fenómeno electromagnético, en lo que llamó Biología digital. Tras la muerte de Benveniste esa idea ha vuelto a aparecer de la mano de otro ilustre científico francés, Luc Montagnier, Premio Nobel de Medicina en 2008 por su descubrimiento del virus del SIDA. A partir de 2005, usando un dispositivo diseñado por el propio Benveniste y colaborando con uno de los miembros del Grupo de éste (J. Aïssa), detectaron y registraron señales electromagnéticas que identificaron como derivadas de restos de ADN de algunas bacterias, señales que se seguían dando tras diluir y agitar las disoluciones hasta ciertos niveles que, en general, no llegan al C12 que Bellavite mencionaba. [Interdiscip. Sci. Comput. Life Sci. 1, 81-90 (2009)].

Para explicar esa capacidad del agua de almacenar y emitir las señales electromagnéticas producidas por el ADN, Montagnier echa mano [Electromag. Biology and Medicine 34, 106-112 (2015)] de un modelo teórico sobre el agua que data de 1988, propuesto por el grupo del Profesor italiano Giuliano Preparata [Phys. Rev. Lett. 61, 1085 (1988)], con el que ya Benveniste había entrado en contacto en los primeros años noventa. En ese artículo se introducen los llamados Dominios Cuánticos Coherentes, difíciles de explicar a este nivel aunque puede intentarse de la mano del Prof. Marc Henry, un prestigioso químico de la Universidad de Estrasburgo, habitual, como Montagnier, en Congresos de Homeopatía. En un artículo publicado en el verano de 2017 [Rev Med Homeop 10, 41-52 2017)] Henry decía: “Por tanto, un dominio de coherencia se compondría de una gran cantidad de moléculas de agua con un comportamiento colectivo coherente. De su tratamiento cuántico pleno se deduciría que el agua en fase líquida debería considerarse un medio nanoestructurado en esos dominios y no un líquido homogéneo”. Y para explicar lo del comportamiento colectivo coherente, proponía el ejemplo de las bandadas de pájaros, como la de la foto que ilustra esta entrada.

Sin embargo, el modelo de Preparata y colaboradores basado en esos dominios de coherencia es eso, un modelo teórico, uno más de los muchos existentes para explicar las inusuales propiedades del agua. Y, por ahora, no parece que ni las medidas experimentales ni las simulaciones por ordenador avalen la pretensión de que en el seno del agua puedan crearse estructuras como las mencionadas por Henry. Así lo parece reconocer él mismo en el artículo citado: “Lamentablemente, dicha predicción teórica parece estar en completo desacuerdo con medidas realizadas por Resonancia Magnética o Difusión de Neutrones que, en su lugar, apuntan a una estructura homogénea del agua……”.

Como alternativa al modelo de Preparata, Henry propone en su artículo un nuevo y “plausible” modelo, en el que los dominios cuánticos coherentes no existen en forma de colectivos de moléculas de agua en tres dimensiones (como ocurría en el de Preparata), sino que forman capas en dos dimensiones sobre la superficie de las minúsculas burbujas que se generan en el proceso de agitación violenta tras cada dilución. No voy a profundizar tampoco con estos tecnicismos pero baste decir que, a Henry, le sirven para construir ese nuevo modelo, con el que viene a concluir que, gracias a esa organización, el agua es un gigantesco almacén de información digital que puede, además, ser transmitida a los organismos vivos. Esa inusitada capacidad del agua vendría a ser, según Henry, la explicación cuántica al concepto de “la fuerza dinámica inmaterial, utilizando el vocabulario de Hahnemann“.

Y merced a esa capacidad, reaparece en escena la sorprendente acción de la agitación violenta tras cada dilución, mencionada al principio de esta entrada como otra de las grandes aportaciones de Hahnemann. El 16 de noviembre de 2016, la Asociación Vasconavarra de Médicos Homeópatas celebró en Donosti una Jornada titulada “Evidencias científicas de la homeopatía” en la que se resumieron los resultados más relevantes del Congreso Nacional de Homeopatía celebrado en la misma ciudad en mayo de ese año y en el que habían participado como ponentes estrella tanto Montagnier como Henry. En una entrevista en el Diario Vasco, el portavoz de esa asociación, resumía las aportaciones de este último diciendo que: “Lo que se ha demostrado ahora gracias a la física cuántica es que se forman nanoburbujas, y entre ellas se crean capas, estructuras nuevas, llamadas dominios de coherencia, que es donde se acumula la información. Cuanto más diluyes mas estructuras hay, más nanoburbujas y más capacidad de almacenar información”.

La última frase que he resaltado en negrita parece solucionar, definitivamente, el problema de la eficacia de las altas diluciones, merced a la agitación. Pero todo lo que ahí se aduce no son, al menos por el momento, evidencias científicas. Son solo predicciones derivadas del modelo teórico de Henry que deben comprobarse experimentalmente. Y, por ahora, nadie ha comprobado experimentalmente que, en la superficie de las burbujas que se forman al agitar las disoluciones, se creen los Dominios Cuánticos Coherentes de dos dimensiones que propugna Henry como base de su modelo. Y si no puede demostrarse que esos Dominios existan, el resto (acumulación de información, interacción con organismos vivos) es pura especulación.

Personalmente, y para terminar, siempre me ha sorprendido esa insistencia con la estructura del agua líquida como recurso último para explicar la eficacia de la homeopatía porque, como dice Schulte en uno de los artículos ya mencionados, “aunque el agua pura es ideal para estudiar las estructuras inducidas por la dinamización, el agua pura rara vez se usa en la práctica de las preparaciones homeopáticas“.

He aprovechado esta entrada para agrupar en la etiqueta Homeopatía, que aparece a la derecha, todas las entradas que he dedicado en este Blog al tema, desde hace la friolera de doce años. Creo que, por ahora, no volveré a escribir más sobre el asunto.

“Renunciar a los transgénicos en el mundo de hoy día es provocar guerra”- Videos de RT

Fuente original: “Renunciar a los transgénicos en el mundo de hoy día es provocar guerra”- Videos de RT

Publicado: 14 ene 2019

“Si mañana no existieran los cultivos transgénicos en el mundo se moriría de hambre una tercera parte de la humanidad”, advierte Luis Montero, coordinador de Ciencias Naturales y Exactas de la Academia de Ciencias de Cuba, en ‘Entrevista’, de RT. Este químico asegura que no hay causas ignotas en los transgénicos y hoy podemos predecir prácticamente cualquier daño que puede ocurrir en el futuro.

En una nueva edición de ‘Entrevista’, de RT, el coordinador de Ciencias Naturales y Exactas de la Academia de Ciencias de Cuba, Luis Montero, ofreció su opinión respecto al uso de transgénicos en la producción de alimentos: “El debate surge de la no completa comprensión acerca de qué estamos tratando”, comenzó.

“Los seres humanos, desde que aparecimos en la Tierra, estamos creando organismos transgénicos. Hemos seleccionado seres vivos para facilitar la procreación de los que más nos convienen”, pero desde que aparecieron las técnicas biotecnológicas se sabe qué se está haciendo, destacó este especialista.

Respecto a las críticas de otros científicos y diferentes organizaciones ecologistas, Montero hizo hincapié en que se puede tener “la mejor intención del mundo” pero, si no se hace “un estudio ecológico del entorno” y no se valoran las posibles “consecuencias negativas”, se puede provocar un perjuicio.

En cualquier caso, “el daño no es del procedimiento científico, sino de la irresponsabilidad” de quien lo aplica. Para reforzar su argumento, apuntó que “entre el 90 % y el 95 % de las principales cosechas de este mundo —maíz, algodón, soya— son transgénicas y no ha ocurrido una catástrofe ecológica”.

Un futuro inviable sin transgénicos

Respecto a la posibilidad de cambiar la matriz productiva y pasar a un modelo agroecológico —es decir, sin transgénicos—, Luis Montero fue categórico: “En estos casos, pretendo ver a quién beneficia y a quién perjudica. Si tu pretendes defender la humanidad, tienes que defender que toda la humanidad se alimente“, sentenció.

Este químico aún más duro fue al asegurar que “es dañino cualquier proceso de negación de la tecnología”, ya que “pretender que es más sano vivir como se vivía en las cavernas no es nada progresista“. Además, “si mañana no existieran los cultivos transgénicos en el mundo, se moriría de hambre una tercera parte de la humanidad”.

Finalmente, este experto consideró que no estar de acuerdo con “políticas monopólicas” no quiere decir estar “en contra de la tecnología”, porque si una transnacional “implanta determinadas tecnologías sobre bases de daño o estafas, es negocio”. Sin embargo, “renunciar a los transgénicos” es “una barbaridad” que podría “provocar guerra y generar condiciones de inhabitabilidad en el mundo”.

Por fin los antivacunas empiezan a sufrir (un poco) las consecuencias de sus actos | La Ciencia y sus Demonios

Fuente original: Por fin los antivacunas empiezan a sufrir (un poco) las consecuencias de sus actos | La Ciencia y sus Demonios

Como siempre, recomiendo visitar el sitio del artículo original, para obtener mayor información del tema.

14 enero, 2019

No vacunar a tu hijo, además de ponerle en riesgo directo implica también exponer innecesariamente a todos aquellos que por motivos médicos no pueden ser vacunados como los bebes que no tienen todavía el sistema inmune desarrollado o a aquellas personas como los ancianos que presentan una respuesta inmune en declive o los inmunosuprimidos (pacientes trasplantados u oncológicos). Y ahora un juzgado acaba de firmar una sentencia en la que se recoge ese peligro.

En un pueblecito catalán unos padres deciden no vacunar a su hijo y mandarlo a la guardería. Cuando presentan (casi con recochineo) la cartilla de vacunación en blanco, los responsables del centro educativo y del ayuntamiento rechazan su solicitud. Así que estos padres ni cortos ni perezosos deciden prepotentemente acudir a la justicia para salvaguardar su “derecho de libertad ideológica” porque según ellos la administración debe respetar todas las “religiones, credos y creencias”.

Ahora el juez de turno ha puesto blanco sobre negro este incívico y más que peligroso comportamiento indicando que

los padres olvidan los derechos de los demás, ya que entienden que su derecho a asistir a una guardería es superior al derecho a la salud del resto de niños.

puesto que

los derechos de unos tienen límites con los derechos de los demás

sobre todo en el entorno de una guardería que

es un lugar de riesgo donde se pueden contraer determinadas infecciones propias de la condición de los niños, que son muy pequeños y están en proceso de vacunación, por lo que son más vulnerables

Los prepotentes padres presentaron en su alegación unos “documentos” sobre los posibles efectos secundarios y adversos de las vacunas (que seguramente sacaron de la parte más supersticiosa de la web) y que por supuesto fueron desmontados con rotundidad por el jefe de pediatría del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona al ser llamado como experto en el tema.

Ahora sólo falta que por el bien del pobre niño ese mismo juez obligue a esos más que inconscientes padres a proteger a su hijo para que no ocurra una desgracia igualmente terrible a la acaecida con el ya tristemente famoso fallecimiento de un niño en Olot hace ya algunos años.

La conspiración de los grillos | Un estudio desmintió una denuncia de Washington contra Cuba | Página12

¿Porqué no sorprende?
¿Porqué, como en la época de la Guerra Fría, las conspiraciones más paranoicas y delirantes siguen siendo profusamente divulgadas por una importante mayoría de los medios corporativos, sin escarbar siquiera un poco, sólo porque es declarado por el gobierno estadounidense de turno?

Fuente original: La conspiración de los grillos | Un estudio desmint… | Página12

Como siempre, recomiendo visitar el sitio del artículo original, para obtener mayor información del tema y, en este caso, para conocer el enorme trabajo periodístico de este medio independiente argentino.

Si tiene intención de hacerse socio de Página 12, colaborando económicamente con el medio, desde la siguiente página, se pueden leer las opciones: https://www.pagina12.com.ar/apps/membresias/ (No tengo ninguna relación comercial, laboral o personal con Página 12, salvo de ser ávido lector desde hace décadas).

El propio Departamento de Estado había admitido sus dudas respecto del origen de la supuesta “agresión acústica” en enero del año pasado, tras la filtración de un informe del FBI que sostenía no haber encontrado pruebas de aquellos presuntos “ataques sónicos”.

“Yo no descarto nada. No estoy diciendo que sea un ataque acústico, pero sí sabemos que hay un elemento acústico asociado con ellos, que puede ser parte de otro estilo de ataque”, había afirmado el 9 de enero de 2018 el director adjunto de seguridad diplomática del Departamento de Estado, Todd Brown, en una audiencia en el Senado. El funcionario, sin embargo, había dejado abierta la posibilidad de que se tratara de un ataque “viral”. Ahora se ha demostrado que no se trataba de una conspiración sino de un hecho natural.

En la misma audiencia, el senador republicano Marco Rubio, uno de los mayores críticos de la política de deshielo con Cuba del ex presidente Barack Obama, había admitido que quizá los ataques no fueran acústicos pero había insistido en que no había duda de que habían ocurrido y de que el gobierno cubano los había perpetrado o tenía conocimiento al respecto.

Poco antes de aquella audiencia, la agencia Asociated Press había accedido al informe interino de la División de Operaciones Tecnológicas del FBI, fechado el 4 de junio de 2017, que para aquel entonces no se había hecho público, en el que se aseguraba que el organismo no había encontrado ninguna prueba de los supuestos “ataques sónicos” contra el personal diplomático estadounidense en la isla.

Ahora se sabe que los mareos, el vértigo, la confusión mental, la sordera parcial y ciertas lagunas en el vocabulario básico, los síntomas que acusaban los afectados, quienes fueron respaldados por la difusión de un audio grabado por personal diplomático estadounidense en La Habana y publicado por la agencia Associated Press (AP), en el que se escuchaba un molesto zumbido agudo, no eran producto de ninguna conspiración ni de ningún ataque sino que el sonido provenía del canto de los grillos antillanos.

Según reveló el diario El País de España, los grillos machos, mediante el frotamiento de sus alas esclerotizadas, producen cantos de estructura regular durante el cortejo. Las hembras se sienten atraídas por determinados machos en función de sus canciones y estas han evolucionado en una notable complejidad que hace que las distintas especies entonen cantos diferenciados.

“No me sorprende que ese canto pueda molestar a personas no familiarizadas con los sonidos de los insectos”, aseguró a The Guardian Montealegre Zapata, a quien los sonidos de la grabación de AP enseguida le recordaron el de los grillos que capturaba y guardaba en cajas de cartón durante su infancia en Sudamérica.

A %d blogueros les gusta esto: