Archivo de la categoría: Biología

Transfieren un recuerdo de un individuo a otro — Noticias de la Ciencia y la Tecnología (Amazings® / NCYT®)

El título es confuso y se puede entender leyendo el artículo: Se refiere a individuos… caracoles.

Fuente original: Transfieren un recuerdo de un individuo a otro — Noticias de la Ciencia y la Tecnología (Amazings® / NCYT®)

A su vez, el articulo hace referencia a otro que se puede leer (en inglés) en: http://www.eneuro.org/content/early/2018/05/14/ENEURO.0038-18.2018

Viernes, 18 mayo 2018

Unos biólogos han transferido el recuerdo de un caracol marino a otro, mediante una técnica que incluye inyectar ARN de uno al otro. Esta investigación podría llevar a nuevas formas de aliviar traumas que se sustentan en recuerdos muy dolorosos, y a recuperar recuerdos perdidos, en seres humanos.

El ARN, o ácido ribonucleico, es ampliamente conocido como mensajero celular para producción de proteínas y transporta las instrucciones del ADN a otras partes de la célula. Ahora se sabe que tiene otras funciones importantes, además de la codificación de proteínas, incluyendo la regulación de una serie de procesos celulares implicados en el desarrollo y en diversas enfermedades.

El equipo de David Glanzman, de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), Estados Unidos, administró leves descargas eléctricas a las colas de caracoles marinos Aplysia. Los caracoles recibieron cinco descargas en la cola, una cada 20 minutos, y después cinco más 24 horas después. Las descargas avivaron el reflejo de retirada defensiva del caracol, una reacción que le ayuda a protegerse de un daño potencial. Cuando los investigadores tocaron posteriormente a los caracoles, encontraron que aquellos que habían recibido las descargas mostraban una contracción defensiva que duró una media de 50 segundos, demostrando ello que recordaban las malas experiencias. Aquellos que no habían recibido las descargas se contrajeron solo durante aproximadamente un segundo.

Los científicos extrajeron ARN de los sistemas nerviosos de los caracoles marinos que recibieron las descargas en las colas el día después de la segunda serie de descargas, y también de caracoles marinos que no las recibieron. Después, el ARN del primer grupo fue inyectado en siete caracoles marinos que no habían recibido las descargas, y el ARN del segundo grupo fue inyectado en otro grupo de siete caracoles que tampoco habían recibido las descargas.

Los científicos constataron que los siete que recibieron el ARN de caracoles que habían sufrido descargas se comportaban como si ellos mismos las hubieran recibido en la cola: mostraron una contracción defensiva que duró un promedio de unos 40 segundos. Se podría decir, por tanto, que en cada uno de estos casos el recuerdo fue transferido de un individuo a otro. Como se esperaba, el otro grupo de caracoles no mostró esa contracción prolongada.

Anuncios

Impresora 3D capaz de producir tejidos biológicos complejos — Noticias de la Ciencia y la Tecnología (Amazings® / NCYT®)

Fuente original: Impresora 3D capaz de producir tejidos biológicos complejos — Noticias de la Ciencia y la Tecnología (Amazings® / NCYT®)

Se ha ideado una técnica de impresión 3D que se vale de una impresora 3D especialmente adaptada para construir bioestructuras terapéuticas a partir de múltiples materiales. El avance podría ser un paso fundamental hacia la impresión bajo demanda de tejidos complejos artificiales para su uso en trasplantes y otras operaciones quirúrgicas.

La técnica desarrollada por el equipo de Ali Khademhosseini, de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), Estados Unidos, emplea un proceso basado en luz llamado estereolitografía, y aprovecha una impresora 3D adaptada diseñada por Khademhosseini que posee dos componentes esenciales. El primero es un chip microfluídico hecho a medida (una plataforma plana y pequeña con un tamaño similar al de un chip de ordenador) con múltiples accesos, cada uno de los cuales “imprime” un material distinto. El otro componente es un microespejo digital, una celosía de más de un millón de espejos diminutos, cada uno de los cuales se mueve de forma independiente de los demás.

Los investigadores utilizaron diferentes tipos de hidrogeles, materiales que, después de pasar a través de la impresora, forman estructuras a modo de andamios para que los tejidos crezcan en su interior. Los microespejos dirigen luz hacia la superficie de impresión, y las áreas iluminadas indican la silueta del objeto en 3D que está siendo impreso. La luz también provoca que se formen enlaces moleculares en los materiales, lo que causa que los geles se conviertan en un material sólido. A medida que se imprime el objeto 3D, la celosía de espejos varía el patrón de luz para indicar la forma de cada nueva capa.

El proceso es el primero en utilizar múltiples materiales para bioimpresión estereolitográfica automatizada, un avance notable sobre la bioimpresión estereolitográfica convencional, que solo utiliza un tipo de material. Si bien el dispositivo de demostración utilizó solo cuatro tipos de biotinta, Khademhosseini y sus colaboradores creen que el proceso podría acomodar tantas tintas como se necesiten.

La bioimpresora 3D diseñada por Khademhosseini. (Foto: Amir Miri)

La bioimpresora 3D diseñada por Khademhosseini. (Foto: Amir Miri)

Los investigadores usaron en primer lugar el proceso para producir formas simples, como pirámides. Después, realizaron estructuras 3D complejas que emulaban partes de tejido muscular y de tejidos conectivos. Ensayaron las estructuras impresas implantándolas en ratas. Las estructuras no provocaron rechazo.

Información adicional

Las “microfactorías vivientes” que algún día reemplazarán a muchas inyecciones — Noticias de la Ciencia y la Tecnología (Amazings® / NCYT®)

Fuente original: Las “microfactorías vivientes” que algún día reemplazarán a muchas inyecciones — Noticias de la Ciencia y la Tecnología (Amazings® / NCYT®)

Los pacientes con diabetes generalmente dependen de continuas inyecciones de insulina para controlar su enfermedad. Pero la joven empresa Sigilon Therapeutics, impulsada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge, Estados Unidos, está desarrollando un dispositivo implantable para producción de insulina que podría algún día volver obsoletas las inyecciones.

Sigilon se asoció recientemente con el gigante farmacéutico Eli Lilly and Company para desarrollar “factorías vivientes de fármacos”, hechas de células modificadas encapsuladas que pueden ser implantadas de forma segura en el cuerpo, y producir insulina a lo largo de meses o incluso años. Más adelante, las células podrían ser modificadas para segregar otras hormonas, proteínas y anticuerpos.

La tecnología de Sigilon, basada en la investigación llevada a cabo durante la última década en el MIT, ha llevado a la creación de un dispositivo que proporciona un revestimiento a las células y las protege del sistema inmunitario del paciente. Así puede protegerse debidamente a un conjunto de células modificadas que lleven a cabo alguna tarea vital que el cuerpo del paciente no puede realizar debidamente, como por ejemplo la producción de insulina. Los dispositivos son diminutas cuentas de hidrogel, de aproximadamente 1 milímetro de diámetro, que pueden ser implantadas en el paciente a través de procedimientos mínimamente invasivos. Su recubrimiento externo, hecho de un polímero especial, evita la formación indeseada de tejido cicatricial y otros problemas parecidos.

“Esto nos permite tener ‘fábricas vivientes de fármacos’ dentro de nuestros cuerpos, que pueden suministrar sustancias terapéuticas, en la cantidad apropiada, en el lugar adecuado y cuando se necesita”, explica el cofundador y coinventor Daniel G. Anderson, profesor del Departamento de Ingeniería Química del MIT.

En el futuro, el polímero de Sigilon podría ser también modificado a fin de servir como recubrimiento para implantes médicos, como por ejemplo stents (pequeños tubos implantables para reparación arterial). En muchos casos, objetos de este y otros tipos provocan problemas, incluyendo la formación indeseada de tejido cicatricial. Con una adecuada interconexión del objeto extraño con su entorno viviente, estos problemas se pueden evitar.

Información adicional

PETasa, una enzima capaz de degradar el plástico – La Brújula de la Ciencia

Hace dos años unos científicos japoneses encontraron una bacteria en una planta de reciclaje de plástico que había encontrado la manera de digerir el propio plástico y alimentarse de él. Ésta es una capacidad muy inusual porque el plástico tiene una estructura química muy intrincada, con largas moléculas entrelazadas entre sí, y para digerirlo es necesario partir esas moléculas en trozos más pequeños. Hace unas semanas se publicó un artículo que estudia en detalle la enzima que les permite a estas bacterias trocear las moléculas de plástico, y esta misma sustancia podría usarse en el futuro para degradar el plástico artificialmente y reducir su tiempo de vida en el medio ambiente. De hecho, estos científicos no sólo han entendido cómo es esta enzima, sino que, por un golpe de suerte, también han logrado mejorarla. Os lo contamos esta semana en La Brújula de la Ciencia.

Colonialismo científico: los investigadores africanos se rebelan contra el expolio de datos genéticos – Cuaderno de Cultura Científica

Fuente original: Colonialismo científico: los investigadores africanos se rebelan contra el expolio de datos genéticos – Cuaderno de Cultura Científica

Desde que en el año 2001 se descodificó el primer genoma humano, miles de ellos han pasado por el mismo proceso y poco a poco estamos creando una enorme base de datos mundial que refleja nuestra diversidad como especie. El continente africano está siendo escenario de gran parte de esa recolección de datos: en África, el lugar donde aparecieron los primeros de nuestros antepasados, los distintos grupos de población contienen interesantes variaciones para entender los cruces genéticos que nos dieron forma, cómo nos movemos y alimentamos y las enfermedades que todavía hoy sufrimos.

Hay grandes beneficios en juego para la población africana a cambio de aportar esta valiosa información al campo de la genómica a nivel global. Conocer las variaciones genéticas de un grupo puede ayudar a mejorar su atención médica. En muchas regiones de África eso puede significar una mejora de la calidad de vida incalculable.

El expolio de los datos

Pero a medida que la genómica avanza y despega, los científicos africanos temen (y están observando ya) como las viejas dinámicas del colonialismo vuelven a hacer de las suyas y las grandes potencias mundiales se dedican a explotar sus recursos y ofrecer nada a cambio. A causa de la falta de recursos, hay pocas instituciones científicas en África que puedan llevar a cabo en solitario investigaciones de este tipo, que en muchos casos requieren complejos equipos informáticos capaces de procesar miles de datos con velocidad. Por eso, los equipos que tienen interés en investigar en este campo a menudo tienen que asociarse y aceptar las condiciones de grupos de otros países. Y esas condiciones muchas veces dejan muy poco margen y resultado para los científicos locales.

Lo llaman ‘investigación helicóptero’, una práctica por la que los investigadores de países desarrollados acuden a los países en desarrollo, recogen sus datos y se marchan de allí sin contar con los científicos locales. A veces incluso pueden compartir a posteriori esos datos con otros grupos que no estuvieron involucrados en su recogida, lo cual crea una indignante contradicción en la que la información recabada y los resultados derivados de ella benefician a todo el mundo excepto a la población de la que se extrajo.

Una guía de buenas prácticas

Conocedores de cómo puede terminar esta historia (los países del continente expoliados de sus datos genéticos, que estarán dando réditos a miles de kilómetros donde sus habitantes apenas llegarán a olerlos, ¿no les suena esto de algo?), los científicos africanos han decidido tomar cartas en el asunto y han publicado una guía de buenas prácticas a exigir para desarrollar investigaciones genéticas en África. Detrás del documento está la Human Heredity and Health in Africa (H3Africa) Initiative, un consorcio que apoya y promueve investigaciones biomédicas en el continente.

“El hecho de compartir [datos] para contribuir al bienestar de otros sería algo ampliamente respaldado en África. Pero eso siempre debe ir unido a la reciprocidad, debe hacerse de una forma responsable, con la aportación de todos los involucrados y con mecanismos que obliguen a los equipos de investigación a hacerse responsables y a dar explicaciones de sus actos”, explican los autores del documento, que aseguran que así los africanos podrán participar y contribuir al avance en este campo de innovación, “algo que, aunque caro por el momento, tiene un enorme potencial para retornar en forma de menores costes sanitarios cuando conozcamos los determinantes genómicos de muchas enfermedades”.

El documento establece algunos principios básicos. Para empezar, las investigaciones genómicas que se lleven a cabo en África deben ser sensibles y respetuosas con las culturas y valores de los africanos, así como establecer los beneficios para ellos como uno de sus objetivos primordiales. Además, estos proyectos y la publicación y publicitación de sus resultados deben contar con la aportación y participación de científicos africanos. “Teniendo en cuenta que el objetivo principal de la investigación genómica en África debería ser el beneficio de los africanos, la contribución de los científicos que trabajan en instituciones africanas debería ser significativa y sustanciosa, incluyendo el liderazgo o coliderazgo intelectual efectivo”.

La ciencia que reduzca desigualdades y no las aumente

La idea es que esta guía dé ideas y estrategias a los científicos africanos a la hora de negociar con sus socios extranjeros. Los marcos temporales son especialmente críticos debido al desequilibrio en capacidad de computación de unos y de otros, así que una forma de evitar el saqueo de datos podría ser, por ejemplo, exigir periodos de embargo durante los cuales investigadores que no hayan participado en la recogida de datos no puedan publicar resultados basándose en ellos.

A nadie se le escapa que no será fácil conseguir que estas reglas sean respetadas. Los científicos africanos juegan en desventaja económica, lo cual puede mermar su capacidad para imponer condiciones a la hora de pactar las condiciones de futuras colaboraciones científicas.

Pero si hemos aprendido algo de nuestra propia historia, si tenemos claro qué actitudes e injusticias del pasado terminaron conformando el mundo desigual en el que vivimos hoy, si de verdad el avance de la ciencia tiene como objetivo mejorar el bienestar de toda la humanidad… Entonces no dejaremos que la investigación se convierta en otra palanca para seguir ampliando la brecha que separa a ricos y pobres hasta desgajarnos.

Referencias:

Ethics and Governance Framework for Best Practice in Genomic Research and Biobanking in Africa – Human Heredity and Health in Africa (H3Africa) Initiative

African scientists call for more control of their continent’s genomic data – Nature

How the genomics revolution could finally help Africa – Nature

Helicopter’ researchers – issues with research being conducted on mining impact in North Western Province Zambia – Australian National University

Sobre la autora: Rocío Pérez Benavente (@galatea128) es periodista

Los envenenamientos Skripal y la continua difamación de Putin – CounterPunch

Fuente original, en inglés: The Skripal Poisonings and the Ongoing Vilification of Putin

Sergei Skripal y su hija fueron envenenados por un agente nervioso el 4 de marzo en un banco de un parque en Salisbury, Inglaterra.

Skripal había sido un doble agente ruso, un espía que entregó 300 nombres de espías rusos a la inteligencia británica de 1995 a 2004. Fue (no sorprendentemente) arrestado en Rusia en 2004 y sentenciado a trece años de prisión. Fue liberado en un intercambio de espías en 2010, se instaló en el Reino Unido y se convirtió en ciudadano británico.

No veo ninguna razón para juzgar su carácter moral, aunque algunos podrían reflejar que, en términos generales kantianos, lo que él hizo fue bastante malo. (Si somos precisos, en el mismo sentido que sería malo para un ciudadano británico convertirse en un agente doble para Rusia.) Los agentes dobles a menudo son castigados severamente; asi es el mundo.

Skripal no representaba una amenaza para el estado ruso. Hay al menos un informe que dice que intentó regresar a Rusia recientemente. Es difícil comprender por qué en este momento Moscú lo envenenaría a él y a su joven hija que lo vino a visitar desde Rusia con un agente nervioso (Novichok) creado en la URSS desde la década de 1970, pero posteriormente prohibido y destruido bajo supervisión internacional. ¿Cui bono? ¿Quién se beneficia de estas intoxicaciones?

En toda la indignación, expresada en Gran Bretaña y en otros lugares, sobre este ataque, encontramos un pequeño y muy valioso análisis. El Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha dicho: “Esto no tiene sentido. Esto no tiene nada que ver con nosotros”. El grupo de agentes nerviosos de grado militar llamado Novichok ha sido descrito en la literatura académica de tal manera que muchos actores diferentes podrían producirlo. Los rusos dicen que hace tiempo que destruyeron sus existencias y sugieren que la República Checa podría ser la fuente de la sustancia utilizada.

Pero este ataque (de alguien) contra Skripal y su hija de 33 años es muy útil para aquellos que quieren difamar a Vladimir Putin, del mismo modo que el uso de armas químicas en Siria en abril pasado (por alguien) fue útil para aquellos que querían difamar a Bashar Assad y justificar un ataque con misiles de Estados Unidos. ¿Has notado que vivimos en una era de desinformación constante, desinformación y “noticias falsas”?

Lo más irritante es que, una vez que estas relaciones causales no probadas son postuladas, aceptadas por los directores de noticias por cable, de modo que se conviertan en Verdad, el debate se centra únicamente en cómo deben responder los EE. UU. y sus aliados. ¿Por qué, los expertos preguntan, Trump no planteó el problema en su última conversación con Putin? ¿Por qué el líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, es escéptico sobre el vínculo con Rusia, sugiriendo que el Novichok podría ser poseído por la mafia de Europa del Este? ¿Por qué no todos están a bordo de la conclusión obvia de que Rusia lo hizo?

Lo que significaría: Putin, no habiendo ninguna amenaza por parte de este ex espía o su inocente hija, ordenó su muerte, no porque lo amenazaran, sino para manifestar su profunda crueldad y maldad al mundo y su disposición a invitar cada vez más sanciones contra Rusia. No tiene mucho sentido.

Putin es ex KGB. Muy racional y tranquilo. Él sabe todo sobre agentes y agentes dobles. Dudo que sea moralmente crítico; él entiende por qué las personas hacen lo que hizo Skripal. Hizo un trato por la liberación del hombre hace ocho años. Su único motivo para matarlo en este momento sería castigar a Skripal por los pecados del pasado y advertir a los demás que nunca vendan secretos. Pero ¿por qué una persona tan racional buscaría la indignación global al utilizar un agente prohibido para intentar asesinar a un ciudadano británico y a su hija rusa, sin ninguna razón convincente?

Existen procesos legales internacionales para investigar los cargos de uso de armas químicas. Rusia ha pedido a Gran Bretaña que los observe, proporcionando pruebas, muestras, detalles. Insta a la adhesión a las normas establecidas por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) para establecer los hechos. Pero Londres simplemente ha anunciado que sabe que Putin fue responsable de la situación de estos dos en ese banco del parque.

Así que la gran narrativa ahora incluye: las invasiones rusas de Georgia en 2008 y Ucrania en 2014 (de alguna manera convirtiéndose en el proceso en “adversarios” de los EE. UU.); supuestas “amenazas” contra los estados bálticos; múltiples asesinatos políticos; control dictatorial de la política, economía y medios rusos; la acumulación de miles de millones en riqueza ilícita. Sin mencionar su atrevida exposición de su desnudo cofre a su fandom, su judo, su caza, sus índices de aprobación molestamente altos.

No sé quién atacó a estos dos que ahora luchan por sus vidas en el hospital. Pero sé que la respuesta no significa nada bueno para Rusia o el mundo. Es solo otro breve capítulo en la nueva Guerra Fría, y como la vieja guerra, básicamente irracional. ¿Cuál es el motivo de Putin? Fareed Zakaria dice que está tratando de “socavar las democracias”, aunque por qué alguien querría hacer eso en principio me desconcierta. Putin no es el Joker de Heath Ledger en la película The Dark Knight Batman, solo está difundiendo el caos porque si.

Putin no está interesado en encabezar un movimiento europeo hacia nacionalismos aislacionistas, sino en frustrar los planes de expansión de la OTAN, que cualquier líder ruso racional querría hacer. Usar el extraño incidente de Skripal como justificación para una nueva confrontación tipo Guerra Fría es más que triste. Sin embargo, en una supuesta demostración de solidaridad con Gran Bretaña, que ha expulsado a los diplomáticos rusos en respuesta, Estados Unidos ha expulsado repentinamente a 60 diplomáticos rusos y cerrado el consulado ruso en Seattle. Trump, bajo constantes críticas por no criticar a Putin, y por no mencionar la intromisión electoral o el asunto Skripal en su reciente llamada telefónica, ha aprobado la medida sin comentar al respecto.

Si Trump planificó una mejor relación con Rusia para ser un sello distintivo de su presidencia, se ha visto obstaculizado por la insistencia de sus enemigos de que exprese la tradicional hostilidad instintiva. ¿Por qué, siguen preguntando, cuando critica a sus propios miembros del gabinete, nunca dice nada malo acerca de Putin? Y a partir de ahí, llegan a la conclusión de que los rusos tienen cosas sobre Trump y lo están chantajeando… para que no sean hostiles en el modo predeterminado.

Trump es un hombre ignorante, desinteresado por el mundo intelectualmente, incapaz de invertir tiempo en la lectura, desorientado sobre el contexto histórico de las crisis actuales. Parte de su persona candidata fue la oposición a las recientes guerras de EE. UU. (No tanto porque hayan matado a cientos de miles de personas, sino porque han sido costosas y no han logrado que los EE. UU. se lleven el petróleo). Pero él ama a los hombres de uniforme, se rodea de ellos, confía en ellos. Estos son hombres que crecieron durante la Guerra Fría y no pueden sacárselo de sus mentes. Niñeras que seguramente se ven (con McMaster) como un “imbécil”, “idiota”, “drogado”, “preescolar” ve que su tarea mínima es la responsabilidad de recordarle que Rusia es un adversario.

Y así, sin siquiera averiguar los hechos del incidente de Skripal, Washington expulsa a todos estos diplomáticos. Los expertos de TV aplauden: “absolutamente lo correcto, defender los valores occidentales”, etc., el sistema logra mantener, incluso fortalecer, la mentalidad rusófoba de la Guerra Fría. El incidente de Skripal fue una bendición para los críticos de Trump, que lo quieren con su mente infantil para abrazar esta mentalidad. Tenemos que apoyar a Theresa May en Gran Bretaña, le dijeron. Este fue el primer uso ofensivo de un agente nervioso en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, le dijeron; muy, muy serio. Un ataque ruso en el Reino Unido.

Quienquiera que administró ese agente desencadenó una ola de sanciones contra Rusia, que se sumó a las anteriores impuestas después del golpe de 2014 en Ucrania y la respuesta rusa. Rusia responderá proporcionalmente. Quienquiera que haya hecho esto obliga a Trump a endurecer una línea política contra Rusia. A medida que su presidencia se tambalea en los vientos del escándalo, es propenso a movimientos más locos como el nombramiento de John Bolton. La única propuesta salvadora de Trump en su campaña fue su defensa de mejores lazos con Rusia. Esto inmediatamente después de su elección se convirtió en su principal culpa. Los expertos exigen que abandone cualquier esperanza de tener relaciones cordiales con la Rusia de Putin y denunciarlo adecuadamente por múltiples crímenes.

Tal vez eso es lo que se quiere mostrar. Trump es impredecible. Acuerda reunirse con Kim Jong Un, y luego designa a Bolton (defensor de la guerra contra Corea del Norte, retirado de las negociaciones con la RPDC después de que Pyongyang lo llamó “escoria humana”) como asesor de seguridad nacional. ¿Y por qué seguir esa cordial llamada a Putin con la expulsión de tantos diplomáticos? Que demonios. No tiene sentido.

Si Hillary hubiera ganado, probablemente habría encontrado cierta lógica y predictibilidad en su maldad. Con Trump, el mal se desarrolla de forma errática. Deja caer un MOAB sobre Afganistán (o lo hacen sus generales, sin consultar necesariamente). Ataca una base del ejército sirio en respuesta a un ataque de sarín no probado. Los miembros de su gabinete lo contradicen y defienden la verdad del Evangelio de que Rusia y sus aliados, como Siria, son una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos, sea lo que sea. Uno siente que a medida que su situación personal se deteriora, el presidente será más propenso a apoyarse en sus generales y escuchar sus consejos al mismo tiempo que presta atención al horrible Bolton. Esta es una muy mala situación.

El anarquista que ataca a las grandes farmacéuticas enseñándole a hacer sus propios medicamentos – RT

Se llama Michael Laufer y tiene una misión: impedir que los precios de los medicamentos dificulten el acceso a los pacientes necesitados.

Las grandes multinacionales farmacéuticas tienen el inmenso poder, ampliamente cuestionado y dudosamente ejercido, de poner precio a los medicamentos. Muchas veces, esos precios dificultan el acceso de los enfermos a los medicamentos que necesitan. Pero ese oligopolio de corporaciones farmacéuticas no sólo tiene poder: también tiene enemigos. Quizá el más pintoresco de ellos sea Michael Laufer, un anarquista experto en física de partículas que se ha propuesto enseñar a los pacientes a elaborar sus propias medicinas.

Para ello, Michael Laufer capitanea el proyecto ‘Four Thieves Vinnegar‘, un colectivo anti-sistema que se ha propuesto combatir los problemas de acceso a los medicamentos de los pacientes que carecen de seguro medico, y han decidido hacerlo por la vía más directa, la del “hágalo usted mismo”. “Hemos diseñado un reactor de laboratorio automatizado de código abierto, que se puede construir con piezas de uso corriente y puede configurarse para sintetizar diferentes medicamentos. Esto salvará cientos de miles de vidas”, aseguran en su página web, en la que también explican detalladamente cuál es su misión y aceptan donativos.

En el siguiente vídeo, podemos ver uno de los logros más consistentes de Laufer y su equipo: han sido capaces de enseñar a los pacientes, a través de un medio tan popular y accesible como Youtube, a elaborar su propio dispositivo auto-inyector de epinefrina, por un precio aproximado de 30 dólares (cuando el precio en el mercado de uno de estos artefactos puede rondar los 300 euros). El uso habitual de este dispositivo es para el tratamiento de reacción alérgica aguda para evitar o detener el shock anafiláctico”.

Por supuesto, su iniciativa no está exenta de polémicas y reparos. Aunque ninguna de las grandes empresas farmacéuticas se ha pronunciado sobre este incipiente fenómeno ni han tratado de impedirlo, el carácter rudimentario y doméstico de su propuesta despierta algunos recelos en un mundo tradicionalmente estrictamente acostumbrado a dejar todo lo relacionado con la medicación en manos de las compañías productoras de fármacos.

Medidas “desesperadas” y “temerarias”

Un reportaje publicado en la web ‘Statnews‘ recoge las interesantes declaraciones de un profesor de la Oregon Health and Science University llamado Vinay Prasad, al que presentan como alguien que “no es amigo de la industria farmacológica”. Este profesor opina en cualquier caso que es “temerario” enseñar a los pacientes a manufacturar químicamente sus propios medicamentos. Su interpretación sobre este fenómeno se resume en dos lúcidas nociones: “Son medidas desesperadas para tiempos desesperados“, dice en relación al precio de los medicamentos, frecuentemente abusivo, frente a la situación de pobreza de muchos pacientes necesitados, y añade que Michael Laufer y su colectivo son “un síntoma más de la enfermedad, y la enfermedad es el precio de los medicamentos“.

Por su parte Laufer considera que impedir el acceso de los medicamentos a los pacientes en peligro de muerte constituye un “asesinato” y por lo tanto, los juicios morales sobre su conducta o las implicaciones legales le parecen considerablemente menos graves.

A través de El anarquista que ataca a las grandes farmacéuticas enseñándole a hacer sus propios medicamentos – RT