Archivo de la categoría: Inclusión

Primer año del “presidente de los ricos” | Página12

“Sacar a los pobres para darles a los ricos”. Me suena…

Fuente original: Primer año del “presidente de los ricos” | El parti… | Página12

El partido de izquierda Francia Insumisa se manifestó en contra de Emmanuel Macron
Según la izquierda francesa, el gobierno de Macron les saca a los pobres para darles a los ricos. Por ejemplo, redujo ayudas sociales para comedores escolares y suprimió un impuesto para los que tienen un importante patrimonio.

El partido de izquierda Francia Insumisa organizó ayer en París una multitudinaria manifestación para protestar contra el primer año de presidencia de Emmanuel Macron, a quien acusan de llevar a cabo reformas antisociales y de gobernar para los ricos.

Bajo un fuerte dispositivo de seguridad, unas 160.000 personas según los organizadores, 40.000 según la policía, participaron de la irónicamente bautizada “Fiesta de Macron”. La marcha fue convocada para condenar el primer año de gobierno del jefe de Estado, quien viene actuando, según denunció el promotor de la manifestación, François Ruffin, como un Robin Hood al revés: sacándole a los pobres para dar a los ricos. El diputado izquierdista se esforzó en señalar que mientras se han reducido una serie de ayudas sociales para los comedores escolares o para las asociaciones, el jefe del Estado acababa de hacer lo que llamó un regalo de 1.000 millones a los más ricos del país con la supresión del impuesto conocido como “exit tax” para los que tienen un importante patrimonio y establecen su domicilio fiscal en el extranjero.

Con disfraces, carrozas y pancartas provocadoras, los manifestantes marcharon desde la céntrica plaza de la Ópera a la de la Bastilla en un ambiente festivo y de buen humor.. “Alto al golpe de Estado social”, “Corro menos rápido que en el 68, pero grito más fuerte” o “Macron basta de circo”, rezaban algunos de los carteles contra el mandatario.

Aunque la manifestación se desarrolló pacíficamente, se vivieron momentos de tensión en la plaza de la Bastilla cuando una decena de encapuchados empezó a atacar a móviles de radio y televisión, exigiéndoles que se fueran, lo que derivó en la intervención de los antidisturbios. También en esa plaza un agente resultó herido, pero no de gravedad, al recibir el impacto de proyectil. En total, cuatro personas fueron detenidas por las fuerzas policiales en los controles practicados en los accesos, por llevar objetos considerados armas no autorizadas.

Unos 2.000 policías y gendarmes fueron desplegados para garantizar el orden de la convocatoria, un tercio más que durante la manifestación sindical del 1º de Mayo en la capital francesa, que degeneró en graves disturbios al ser infiltrada por grupos violentos.

El temor a nuevos incidentes llevó al gobierno a aumentar el número de efectivos y a acusar a los organizadores de “La fiesta de Macron” de usar proclamas que podían interpretarse como una incitación a la violencia, algo que rechazó La Francia Insumisa. “Somos una concentración feliz y sonriente. Una concentración que condena la violencia y en primer lugar la violencia verbal de los todopoderosos”, dijo al respecto su líder, Jean-Luc Mélenchon, quien salió cuarto en las presidenciales de 2017 con 19,58%, menos de medio punto por debajo del tercero, el conservador Francois Fillon (20,01%).

En Francia se suceden desde hace días las huelgas y jornadas de protesta por la intención de Macron de aplicar una reforma laboral que es rechazada por las centrales sindicales. La imagen del mandatario ha sufrido un fuerte desgaste en su primer año en el poder. Según una encuesta difundida ayer por medios locales, un 52% de los franceses tiene una mala imagen de Macron y un 59% no quiere que se presente a la reelección para el 2022.

La encuesta, realizada por el Instituto Demoscópico Odoxa, fue publicada ayer por los diarios Le Figaro y France Info, y señaló como los principales defectos adjudicados a Macron su falta de humildad e inclinación a favorecer, con sus políticas de gestión, a los sectores más poderosos.

Un 76% de los consultados estimaron que no es humilde, un 72% lo asoció con esa imagen de el presidente de los ricos y un 68% lo ve distante a la ciudadanía. Estas críticas son reiteradas usualmente por los miembros de Francia Insumisa.

Mélenchon afirmó que la protesta de ayer fue sólo una primera etapa. “Confluyan por millones, seamos la marea humana que cambia la historia”, sentenció el líder izquierdista, de cara a la gran marcha que preparan sindicatos y partidos de izquierda para el próximo 26 de mayo. Por su parte, Ruffin señaló ante los manifestantes: “Cuando no tenemos la fuerza del dinero, es necesaria la fuerza de la gente”.

Anuncios

¿Progreso equitativo? Movilidad económica entre generaciones en todo el mundo

Fuente original: ¿Progreso equitativo? Movilidad económica entre generaciones en todo el mundo

Si nace en una familia de bajos ingresos, ¿cuáles son las probabilidades de que usted avance independientemente de sus orígenes? La capacidad de ascender en la escala económica, tanto a lo largo de la vida como en relación con la vida de los padres, es importante para combatir la pobreza, reducir la desigualdad, e incluso para impulsar el crecimiento económico. Sin embargo, la movilidad se estancó en los últimos años en muchas partes del mundo, y las perspectivas de numerosas personas en el planeta siguen aún muy vinculadas con la situación socioeconómica de sus padres más que con su propio potencial, según un nuevo informe del Banco Mundial dado a conocer hoy. La movilidad es también mucho más baja, en promedio, en las economías en desarrollo en comparación con las economías de ingreso alto. De las 50 economías con las tasas más bajas de movilidad ascendente en la educación, 46 son economías del mundo en desarrollo.

En el informe titulado ¿Progreso equitativo? Movilidad económica entre generaciones en todo el mundo (i) se señala que en África y Asia meridional, las regiones donde vive la mayoría de los pobres del mundo, se observa la movilidad promedio más baja. En algunos países de ingreso bajo o frágiles de África, solo el 12 % de los adultos nacidos en la década de 1980 ha recibido más educación que sus padres. En cambio, la movilidad promedio ha mejorado en Asia meridional, América Latina, y Oriente Medio y Norte de África. Si bien la movilidad tiende a mejorar a medida que las economías se vuelven más ricas, el informe indica que no hay nada inevitable acerca de este proceso. Más bien, a medida que las economías se desarrollan, es más probable que la movilidad aumente si las oportunidades se tornan más equitativas, lo que en general requiere mayores inversiones públicas y mejores políticas.

“Sobre la base del acceso a cantidades de datos sin precedentes, el informe describe un panorama detallado de la movilidad socioeconómica entre generaciones relacionada con la mayoría de la población mundial”, dijo Ambar Narayan, economista principal de las Prácticas Mundiales de Reducción de la Pobreza y Promoción de la Equidad del Banco Mundial y uno de los autores del informe. “Si bien el actual panorama invita a reflexionar, hay motivos para ser optimistas, y esto indica también que las medidas normativas tienen gran importancia para mejorar la movilidad”.

“Una mayor movilidad económica da lugar a un crecimiento económico más rápido y contribuye a reducir la pobreza”, señaló Roy Van der Weide, economista del Grupo de Investigación sobre Economía del Desarrollo del Banco Mundial y uno de los autores del informe. “Puede también promover la cohesión social y la estabilidad, y es más probable que las personas que viven en sociedades con un mayor grado de movilidad sean más optimistas respecto de su futuro”.

En el informe se examinan datos que abarcan un periodo de medio siglo para analizar si las vidas de los niños eran mejor o peor que las de sus padres en diferentes partes del mundo, y se plantean medidas a nivel local, nacional y mundial que pueden ayudar a romper el ciclo de la pobreza y la desigualdad, preparando el camino para que la próxima generación desarrolle su potencial. El análisis se fundó en la nueva Base de Datos Mundial sobre Movilidad Intergeneracional (BDMMI), que abarca el 96 % de la población mundial e incluye la mayor parte del mundo en desarrollo. En el informe se evalúan dos aspectos de la movilidad económica: 1. La movilidad absoluta, que mide la proporción de personas que presentan niveles de educación y de calidad de vida más altos que sus padres, y 2. La movilidad relativa, que es la medida en que la posición en la escala económica de una persona es independiente de la posición de sus padres.

Otras conclusiones:

  • La probabilidad de ascender en la escala económica de las futuras generaciones de adultos es baja entre las familias pobres, sobre todo en los lugares más pobres del mundo. En los países de ingreso bajo y mediano bajo, la probabilidad de que los niños sean matriculados en la escuela es considerablemente inferior entre los hogares más pobres con bajo nivel de educación de los padres.

  • Sin embargo, tendencias históricas y los avances recientes en los niveles de matrícula permiten tener cierto optimismo. En África y Asia meridional, el aumento de la matrícula en las últimas dos décadas puede haber incrementado la proporción de personas —nacidas en los años noventa y posteriormente— que tienen un mayor nivel de educación que sus padres.

  • Las niñas superan a los niños en las tasas de educación terciaria y de movilidad absoluta en los países de ingreso alto, y el patrón sigue una dirección similar en los países en desarrollo. En un futuro no muy lejano, la proporción de niñas con más educación que sus padres será mayor que la de los niños en su misma situación a nivel mundial. Sin embargo, los desafíos se mantienen ya que las mujeres aún se encuentran en desventaja en términos de salarios y empleo en la mayoría de los mercados laborales.

  • La movilidad relativa del ingreso también tiende a ser menor en las regiones en desarrollo y mayor en las economías de ingreso alto. Todas salvo una de las 25 economías del tercio más bajo por movilidad de ingreso son países de ingreso bajo o de ingreso mediano. En varias economías en desarrollo, la movilidad del ingreso es baja en comparación con la movilidad educativa. La falta de empleos parece ser una causa fundamental de grandes brechas entre la elevada movilidad educativa y la baja movilidad del ingreso en numerosos países en desarrollo.

  • Para adoptar políticas correctas se necesitan datos, y las políticas acertadas requieren financiamiento adecuado y decisiones prudentes en materia de gasto. A fin de evaluar la movilidad con más precisión es necesario tener mejores datos del capital humano para generaciones sucesivas, vinculando a los padres con los hijos. Una mayor movilidad se asocia con un gasto público más elevado. No solo importa el monto del gasto, sino también la calidad del gasto, como por ejemplo si el gasto en educación más alto da lugar al mejoramiento del aprendizaje.

  • Las políticas e inversiones deberían ayudar a reducir las brechas entre los que tienen y los que no tienen en la primera infancia y en el acceso a educación de calidad. Los países con bajas tasas de retraso del crecimiento de niños menores de 5 años tienden a registrar una movilidad educativa más alta. La movilidad es también más elevada en países donde una mayor cantidad de niños asiste a la escuela y recibe educación de calidad en sus primeros años de vida.

  • Tener las políticas y reglamentos adecuados, incluidas políticas fiscales, puede ayudar a aumentar la movilidad del ingreso y disminuir la probabilidad de que las personas queden atrapadas en la pobreza. Facilitar el acceso al mercado de trabajo a las personas desfavorecidas y a los jóvenes, mejorar la competencia entre los empleadores y aumentar la protección de los trabajadores que sufren discriminación por motivos de raza y género pueden contribuir a igualar las oportunidades en los mercados laborales. Desarrollar un sistema de impuestos progresivos y justos puede generar recursos para financiar inversiones continuas y ayudar a reducir la magnitud de la desigualdad de ingreso y riqueza, que es una causa fundamental de baja movilidad en la mayoría de las sociedades.

  • Las políticas a nivel local son importantes cuando se trata de igualar las oportunidades. El lugar donde una persona nace en un país es importante para la movilidad social y las oportunidades. Las políticas locales aplicadas al nivel de las comunidades y los vecindarios son cruciales para romper el ciclo de desigualdad.

“El acceso al conocimiento científico es un derecho humano” | Ciencia | EL PAÍS

Fuente original: “El acceso al conocimiento científico es un derecho humano” | Ciencia | EL PAÍS

El activista canadiense John Willinsky propone un modelo editorial compatible con la ciencia abierta.

Todos los días crece el conocimiento científico. En las próximas 24 horas se publicarán cientos de estudios con los descubrimientos más recientes, pero la mitad quedarán recogidos en revistas académicas que solo se distribuyen a los centros de investigación capaces de pagar suscripciones millonarias. Cabe preguntar por qué una ciencia que depende en gran parte de la financiación pública no facilita todos sus resultados a la ciudadanía. El educador, autor, activista y catedrático de la Universidad de Stanford John Willinsky (Toronto, 1950) lleva dos décadas de cruzada por el acceso libre y universal a la información científica. Asegura que esta visión, la de la ciencia abierta, ya es posible en la era digital. Y, sin embargo, sus esfuerzos se han visto frustrados por el celo con el que las editoriales académicas se aferran a su arcaico modelo de publicación.

“El acceso al conocimiento es un derecho humano”, dice Willinsky durante una visita al Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC en Madrid. Habla pensando en los investigadores que no están afiliados a una buena biblioteca universitaria —como muchos del Sur global—, en los estudiantes y en los periodistas, pero también incluye al público y a profesionales de todas las disciplinas: “Hay astrónomos aficionados con un telescopio en el jardín, que quieren aprender sobre los últimos avances en astronomía, y hay médicos en la clínica, que no están seguros de un diagnóstico y necesitan más información”. Para él, la ciencia “podría tener un papel mucho más amplio” en la sociedad del que tiene ahora.

El pilar sobre el que se sostiene la ciencia abierta es la publicación de las investigaciones científicas bajo el modelo open access, es decir, de lectura gratuita. “Antes de internet esto no se cuestionaba. No íbamos a repartir revistas científicas en los autobuses”, bromea el autor. Pero ahora que sí es posible, sigue sin ser lo más habitual: “Los investigadores envían y revisan artículos sin cobrar, reciben un estipendio simbólico por editar. Las editoriales acaban en una posición muy ventajosa, porque invierten muy poco dinero y acaban siendo las dueñas de la propiedad intelectual. Esa es una de las mayores preocupaciones”, lamenta.

Aprovechando su monopolio en la diseminación del conocimiento, estas editoriales académicas cobran suscripciones cada vez mayores por sus revistas. Los centros de investigación, que necesitan acceso a los últimos estudios para trabajar, pagan. De acuerdo con su última memoria anual, el CSIC gasta en torno a nueve millones de euros al año en la adquisición de información científica. Pero el mercado está cambiando, dice Willinsky. El año pasado, las universidades alemanas no renovaron su contrato con Reed-Elsevier, la mayor editorial de revistas científicas del mundo, en protesta por los precios abusivos. Este mes, el consorcio de universidades francesas ha hecho lo mismo con Springer-Nature, que publica una de las dos revistas científicas más prestigiosas del mundo. El éxito de la web pirata Sci-Hub, que permite descargar cualquier artículo de investigación gratis, demuestra la demanda global por la ciencia abierta.

“Las expectativas públicas son importantísimas para este proceso”, opina Willinsky. “Sci-Hub es un parásito [de la industria editorial], pero también es una ilustración preciosa de lo que quiere la gente. Estamos viendo una serie de señales y prodigios que las editoriales también están percibiendo”, explica. Ahora, el 50% de las publicaciones científicas son open access, aunque la distribución es muy heterogénea en cuanto a la geografía, las disciplinas y el prestigio de estas revistas. Según el investigador canadiense, el éxito de la ciencia abierta “ya es inevitable”. “Hace 15 años, las editoriales decían ‘estáis locos, vais a acabar con las publicaciones’. Ahora nadie está en contra del open access. Cuando Elsevier alardeaba de que es la segunda editorial con más revistas de lectura gratuita, yo me lo tomé como una señal del cambio”, recuerda.

La única forma sostenible de lograr una ciencia abierta global, según Willinsky, es pagar por adelantado, con los mismos fondos —ya sean públicos o privados— que ahora se gastan en suscripciones. “Queremos publicaciones profesionales”, señala. “Pero el precio es una gran preocupación. Si tenemos menos investigaciones, aunque sean abiertas, no hemos avanzado”.

Las editoriales académicas tienen un negocio redondo, con beneficios que oscilan entre el 30% y 40% para las más grandes, pero no obstante ofrecen un servicio útil: coordinan el proceso de edición y se aseguran de archivar y diseminar la nueva información en formatos electrónicos optimizados para la búsqueda y lectura en web. Willinsky sonríe antes de añadir: “En 20 años, he visto muchos precios distintos. ¿Cuánto cuesta realmente producir un artículo de investigación científica?” En las ciencias biomédicas, el coste por publicar un artículo en open access es de unos 3.000 euros, que se pagan por adelantado. En algunas ciencias sociales es gratis. “El precio se basa en cuánto dinero asumen que tienes. Cobran lo que aguante el mercado”.

No obstante, Willinsky es optimista. Será cuestión de años o de décadas, pero el modelo puede funcionar porque ya hay un ejemplo de ello: el consorcio SCOAP3 reúne 3.000 bibliotecas e instituciones internacionales especializadas en física de partículas que han decidido juntar todos los fondos que gastaban en suscripciones académicas para destinarlo a los costes de la publicación en open access. Cada miembro paga en proporción a su contribución de artículos y los resultados los disfruta toda la sociedad. Las editoriales tienen el mismo dinero que tenían antes, aunque existe el riesgo de que algún centro decida no pagar durante un año de escasez. “Pero lo mismo podía ocurrir con las suscripciones”, razona Willinsky. “Nunca hubo garantías para la editorial”.

Cada vez son más los científicos que reconocen el valor de la ciencia abierta. Entre otros motivos más altruistas, destaca un elemento de vanidad, explica el catedrático canadiense: “Los artículos gratuitos llegan a más gente. Aumentan las visualizaciones y citaciones de sus artículos”. Solía haber una gran preocupación por el control de calidad, pero también ésta actitud ha cambiado gracias a revistas open access muy prestigiosas, como Scientific Reports, de Springer-Nature, y la familia de revistas PLoS. “El logro es ver que no solo estamos luchando porque la ciencia sea gratis, sino que estamos luchando por un principio que siempre ha sido parte de la ciencia: que el acceso y la transparencia contribuyen a la calidad. La ciencia funciona cuando es abierta, se basa en la circulación y la revisión de la información.” Y añade: “Si mantienes algo secreto, no tienes autoridad para decirte en posesión del conocimiento”.

Grecia sin derecho a huelga, ajustada, acosada | Página12

Fuente original: Grecia sin derecho a huelga, ajustada, acosada | La… | Página12

Las duras condiciones del FMI y el Banco Central Europeo para darle préstamos
Grecia sin derecho a huelga, ajustada, acosada
El gobierno de Tsipras tuvo que limitar derechos y crear un sistema de desalojos que incluye una subasta online de la propiedad desalojada. La protesta y la tendencia a la autogestión en una sociedad golpeada.
Los prestamistas buscan domesticar a los griegos, que siguen tomando las calles protestando.
Los prestamistas buscan domesticar a los griegos, que siguen tomando las calles protestando. 

PáginaI12 En Grecia

Desde Atenas

¿La “salida limpia” que el Primer ministro griego Alexis Tsipras dice estar llevando con respecto a la crisis que tuvo al país al borde de la quiebra, no es vista con tanto optimismo por la ciudadanía, todavía asfixiada y herida. Después de haber firmado en 2015 un memorándum que la población rechazó en referéndum, el líder de Syriza procuró cumplir una y cada una de las exigencias de los acreedores extranjeros, llevando el programa de austeridad de la Troika hasta sus últimas consecuencias. El pasado enero el Banco Central Europeo, el FMI y la Comisión Europea condicionaron la entrega del último tramo del rescate –18,400 millones de euros– a la aplicación de un paquete de medidas que fue la gota que colmó el vaso para sindicatos y oposición.

El documento contiene alrededor de cien reformas dirigidas a la “limpieza” de las cuentas estatales, el aumento de la recaudación fiscal y el recorte del gasto público, con el acento puesto en nuevos cortes en pensiones, la drástica eliminación de hipotecas impagas y el inicio de trámites para la privatización de compañías energéticas.

También el recorte del derecho a huelga figura entre las demandas que el gobierno de Tsipras está dispuesto a complacer, un derecho que si ya en todo el mundo es considerado intocable, en Grecia alcanza el rango de sagrado. Desde el comienzo de la crisis económica en 2009 hubo más de cincuenta paros generales y es rara la semana en la que algún servicio público o privado no pare para reclamar mejoras en las condiciones laborales. Sin embargo –o precisamente por eso– la cúpula del capitalismo mundial puso la limitación de tan intenso activismo sindical como una de sus condiciones básicas para seguir depositando fondos de emergencia en las arcas helenas.

El 14 de enero los diputados de Syriza aprobaron en solitario una nueva legislación que endurece las posibilidades de convocatoria de huelga, ya que las asambleas de las delegaciones sindicales locales deben contar ahora con una participación mínima del cincuenta por ciento de los afiliados- aquellos que tengan su cuota al día únicamente- mientras que antes bastaba con el veinte por ciento.

La Confederación General de Trabajadores Griegos (GSEE) y el sindicato de estatales ADEDY estallaron desde el anuncio de estas medidas en una ola de protestas contra “los dramáticos recortes de los derechos sociales y el programado aumento de impuestos”, y por la reivindicación de una “acción sindical libre, sin ninguna intervención estatal ni patronal en el ejercicio de los derechos colectivos de los trabajadores”, tal como anunciaron sus portavoces durante las primeras manifestaciones. Mientras, el Primer Ministro defiende su decisión amparándose en el nulo margen de maniobra que le dejan desde el FMI, el BCE y la Comisión Europea. “Nos enfrentamos a las exigencias de los acreedores respecto a la liberalización de los despidos, el restablecimiento del cierre patronal y el cambio del quórum para las asambleas sindicales de primer grado. Solo cedimos en lo último”, destacó Tsipras a la agencia EFE.

Según la Autoridad Helénica de Estadística (ELSTAT), la tasa de desempleo se sitúa en el punto más bajo desde 2011 con un 20,7 por ciento y el alarmante 44,4 que en 2017 todavía afectaba a los más jóvenes, bajó a un 40,8. Los números siguen siendo los más altos dentro de la Unión Europea. La recuperación económica en la que el partido de gobierno se escuda de las críticas constantes de sus antiguos compañeros de izquierda tranquiliza a los mercados e inyecta en la población cierto alivio, aunque el “progreso” radique en más trabajo precario y contratación temporal. Así lo reconoce Iorgos Petrópoulos, miembro del Comité Ejecutivo de la Confederación de trabajadores públicos de Grecia (ADEDY), quien afirma que, “si bien la mejora es innegable, la situación sigue siendo muy grave, sobre todo, en los sectores de educación y salud, donde se necesita con urgencia el aumento de puestos de trabajo y de salarios”.

Otro terreno que tiembla ante las reformas requeridas por el Eurogrupo para el desembolso del último tramo de préstamos iniciados con el rescate del 2010 es el de la vivienda. Desalojar a miles de deudores de hipotecas a través de un nuevo sistema electrónico es la condición que le falta cumplir al gobierno griego si quiere ser supuestamente libre en agosto de las presiones de la Troika. Por eso los diputados de Syriza pusieron en marcha el sistema de subastas electrónicas en 2016, pero la resistencia de la ciudadanía que, organizada en torno al colectivo “Den plirono” (No pagamos), se plantó en los juzgados cada miércoles e impidió el proceso, consiguiendo que escribanos e incluso policías se negaran a hacerlo efectivo.

La justificación del gobierno para este inédito plan de desahucios se basa en los 110 mil millones de préstamos “malos” que se derivaron del descontrol durante los años de burbuja económica y que ahora perforan la confianza de los acreedores internacionales. El economista, empresario naval y ex asesor de Tsipras, Evangelos Kritikós, explica que los bancos griegos “escondieron el problema bajo la alfombra” porque intentaron, especialmente entre 1997 y 2010, aplazar las deudas el mayor tiempo posible para obtener la recapitalización extranjera que necesitaban. “Podías pagar 20 euros por mes cuando la hipoteca era de 300, no había ningún límite”, dice Kritikós. Y esta “mala praxis”, que también incluye la nula verificación de la viabilidad económica de los solicitantes antes la concesión de un crédito, es lo que ahora la Federación Nacional para la Protección de Prestatarios que el especialista preside desde 1999 quiere probar ante las cortes. A través de lo que la veintena de abogados y economistas que forman la plataforma denominan “activismo científico”, la campaña para paralizar los desahucios se basa en una rigurosa investigación de los orígenes del dinero prestado y de la gestión de la hipoteca a lo largo del tiempo por parte del banco, con el objetivo de forzar a los demandantes a replantearse el echar al demandado.

El mes pasado, por ejemplo, los activistas “científicos” evitaron un desalojo al mandar una carta documento al presidente de Alpha Bank –una de las entidades financieras recapitalizadas por el Estado y después vendida al extranjero por casi nada– donde le informaban que probarían ante las Cortes que aquel desahucio causaría grandes pérdidas a los ingresos del banco. “Si usted hace el desalojo, recibirá menos dinero que del pago del préstamo. Lo invitamos a ir al juzgado para probar que este proceso es bueno para su entidad, así como que toda la gestión de la deuda quede acuerdo a la ley”, increpa el texto que los abogados redactaron minuciosamente acompañado de documentos y que, además, enviaron a todas las autoridades, Primer ministro y presidente del Tribunal Supremo incluidos.

“Los propietarios de los grandes bancos nacionales metieron en sus bolsillos ocho mil millones de euros en un lapso de ocho años y, cuando todo colapsó, abandonaron las entidades financieras y pidieron su rescate”, advierte Kritikós. “¿Cómo no se exigieron responsabilidades al gobierno? El problema privado se transformó en público y nosotros tuvimos que pagar desde entonces, directa o indirectamente, más de 200 mil millones de euros”, denuncia el economista. “Es el mayor saqueo de la historia europea. Papandreu [ex presidente griego] tendría que haber dejado caer en bancarrota a la banca”.

Lula da Silva a Correa: “La élite de América Latina no quiere democracia”- Videos de RT

Fuente original: Lula da Silva a Correa: “La élite de América Latina no quiere democracia”- Videos de RT

En esta nueva edición de ‘Conversando con Correa’, el expresidente de Ecuador dialoga con Lula da Silva, expresidente progresista de Brasil y líder del Partido de los Trabajadores. La conversación entre ambos profundiza en las dificultades históricas y políticas que han afectado a América Latina –en especial en su relación con EE.UU.– y en su necesidad de seguir luchando para mantener la dignidad social frente a cualquier intento de sometimiento.

Este encuentro entre Luiz Inácio Lula da Silva y Rafael Correa es también el encuentro entre dos expresidentes latinoamericanos progresistas, lo cual propicia, ciertamente, una lectura compartida del presente político basada en la experiencia directa de los problemas políticos de la región.

Correa recibe a Lula con una pregunta introductoria tan amplia como indispensable. Después del fulgurante progreso de Brasil durante los gobiernos progresistas del Partido de los Trabajadores (PT), de su éxito indiscutible en la reducción de los niveles de hambre y de pobreza, y de la considerable estabilidad democrática alcanzada en ese periodo, sobreviene la injusta “defenestración” sufrida por los dirigentes del PT: la persecución política de Lula y el ‘impeachment’ de Dilma Rousseff “basado en calumnias”, tal como señala el propio Correa. En añadidura, los dirigentes actuales aparecen salpicados por casos de corrupción al más alto nivel. “¿Qué ocurre con nuestro querido Brasil?”, pregunta Correa.

“Brasil lo tenía todo, para estar consolidando su democracia –explica Lula–. Todo empezó muy bien, hasta que empezaron las manifestaciones del 2013”. En opinión del expresidente brasileño, su país “estaba en una posición privilegiada, formaba parte de los BRICS, se había convertido en un protagonista internacional, y creo que los estadounidenses no estaban acostumbrados a ver cierta independencia por parte de América Latina”.

“En todo caso, los logros fueron extraordinarios”, apunta Rafael Correa, que considera “desconcertante” el rumbo posterior de los acontecimientos, y lamenta que “el resto de América Latina y el resto del mundo mirase hacia otro lado” ante las injusticias cometidas en Brasil contra el Partido de los Trabajadores.

Los intereses de las élites… dentro y fuera de Brasil

Por su parte, Lula ofrece una versión de los hechos clara y sencilla: “La élite brasileña nunca ha aceptado el hecho de que yo haya optado a favor de América del Sur”. El líder del PT asume que “Brasil era un país que estaba de espaldas a América del Sur; no miraba hacia África sino miraba directamente hacia EE.UU. y la Unión Europea”. “Yo decidí cambiar eso”, asevera.

“Estoy convencido –continúa Lula– de que hay un vínculo entre los intereses de la élite brasileña y los de la élite extranjera, sobre todo la de EE.UU”. El expresidente brasileño asegura que “muchas veces no conseguimos comprobar cosas en el mismo período que ocurren, pero hoy ya tenemos pruebas de que el Ministerio Público de Brasil está recibiendo instrucciones del Ministerio Público de EE.UU“. “Hay una combinación de intereses de la élite de países como EE.UU. y los de la élite brasileña”, añade Lula.

En cualquier caso, el político brasileño se muestra convencido de que “a EE.UU. no le interesa una América Latina independiente, no le interesa una América Latina con soberanía, y mucho menos interesa que un país con el tamaño de Brasil tenga influencia en las decisiones de América Latina”.

Estas reflexiones son congruentes con la visión geopolítica de Lula da Silva, que en un momento de la entrevista llega a afirmar que “la élite brasileña no está acostumbrada a la democracia; más que eso, creo que la élite de América Latina no quiere democracia”.

Autocrítica y ganas de luchar

Lula admite que “nosotros también hemos cometido errores, que nos dejamos llevar por la euforia, por las cosas que fuimos capaces de hacer, y por eso no se tuvo tanto cuidado en la organización del país”. En ese sentido, lamenta haber perdido una oportunidad de “consolidar el bloque del Sur”, y reconoce directamente que “no se consolidó”.

Correa, por su parte, llama la atención sobre la existencia de un “libreto” de acción política que “se aplica en varias partes de latinoamérica” y conlleva “la persecución de los políticos progresistas” y en no pocas ocasiones su “linchamiento mediático”, mientras los políticos conservadores parecen gozar de una suerte de impunidad.

Lula, sin embargo, no está dispuesto a rendirse: “me quedaré aquí y lucharé. Lucharé porque cuento con el apoyo de una parte de la sociedad organizada y muy fuerte, con la participación de estudiantes”, asegura, y añade que quiere convertir a Brasil en “un país que trabaje para el crecimiento conjunto de las naciones, un país que vaya con la cabeza erguida defendiendo los pueblos oprimidos del mundo”.

A su favor juega, sin duda, su buena disposición: “A mis 73 años tengo la energía de alguien de 30 años y las ganas de pelear de alguien de 20”, asegura Lula.

Durante este encuentro, entre Rafael Correa y Lula da Silva profundizan también en otras cuestiones de actualidad y de gran interés, que podrán ver en el video del programa que les ofrecemos aquí en su totalidad.

 

El adiós a la política de la no política | Página12

Tienen 11 años. Dentro de poco, en 2023, podrán votar. Van a la escuela y muchos de ellos están por comenzar su sexto grado.

A lo largo de estos años de escolaridad podrán ir sintiendo más o menos curiosidad por la marcha del país, por los temas de la agenda política, social y económica. Vivirán con mayor o menor intensidad y crudeza los impactos de la realidad sobre la vida de su propia familia. En tanto sigan yendo a la escuela, lo cual es su derecho, estarán expuestos a lecturas, clases, pruebas, indagaciones, intercambios y búsquedas que podrán ampliar sus miradas.

Muchas veces se habló de la necesidad de una supuesta neutralidad u objetividad de los contenidos escolares, entendidas como apoliticidad: “política en la escuela, no”, algo que me gusta llamar la política de la no política. Hace pocos meses esta postura cobró carnadura cuando la desaparición de Santiago Maldonado y las acaloradas discusiones en torno de la pertinencia o no de que esa situación fuera tema en las escuelas.

Parece que algo saldó y hoy podemos celebrar que muchos de esos chicos de sexto podrán tener en sus manos el libro de Ciencias Sociales 6 Bonaerense de Aique Grupo Editor, que toma como contenido, por ejemplo, “El gobierno de Mauricio Macri”.

Claro que esa alegría por la invitación editorial al tratamiento en las aulas de la política y de la historia reciente se acabará en cuanto cualquier docente prevenido pase del título al contenido de la nota, que empieza diciendo: “A comienzos de 2015, la muerte del fiscal Alberto Nisman generó masivas protestas y los sectores opositores al Gobierno ganaron la calle. El fiscal Nisman había realizado una denuncia por encubrimiento de la investigación de la causa Amia.” Continúa afirmando que: “Ante el cambio en el humor social, el oficialismo recurrió a un candidato moderado para competir en la elecciones nacionales que se disputaron en octubre.”

Hay ahí una cantidad de conceptos a enseñar/aprender: fiscal, ganar la calle, encubrimiento, causa Amia, humor social. Vale.

Ahora bien, se toma una situación todavía no resuelta por la justicia, la muerte de Nisman, para señalar una relación causal con la elección de un candidato y, agrego a lo que cité textualmente, con una posterior derrota electoral de ese candidato. Pedagógicamente errado. Políticamente antojadizo.

Me pregunto, además, por qué una empresa privada editorial elige, en un texto escolar, alinearse dentro de una parcialidad política al pretender vender como una verdad neutra el tratamiento de un caso altamente politizado que todavía ni siquiera es cosa juzgada. ¿Será que hay lineamientos ministeriales al respecto? Lo creo posible aunque no lo puedo asegurar.

Hagamos escuela, hagamos educación como política de justicia, dicho esto en el sentido más amplio, pero no hagamos la trampa de querer hacer pasar una opinión vulgar por una transposición didáctica.

Las cabezas y los corazones de esos pibitos de sexto grado se están moldeando todo el tiempo. Lo sabe Aique, lo sabe Durán Barba, lo saben los ministros, lo sabemos los docentes. Todos disputamos sentidos.

Que la democracia, la política y la participación asienten en las aulas es una tarea compleja y respetuosa que no admite adoctrinamientos. Sí, en cambio, requiere proponer situaciones en las que los contenidos de estudio sean puestos en cotejo con la actualidad mediante la indagación de sus múltiples tramas y territorios; en las que los chicos participen de proyectos comunitarios y culturales; en las que tengan palabra y parte; en las que su curiosidad derive en deseo de aprender para poder; en las que no haya censura previa ni respuesta trucha para ninguna pregunta; en las que toda búsqueda requiera de trabajo cooperativo y respeto por los distintos puntos de vista.

Por estos días maestros y profesores tenemos que animarnos a dar lugar, por ejemplo, al abordaje en clases de cuestiones políticas tales como la causa AMIA, las paritarias, los precios de los alimentos, la actuación del policía Chocobar, la huelga de mujeres, el ataque armado en una escuela de EEUU, las inundaciones en Salta. Las distintas manifestaciones de la vida y de la muerte están presentes en los cotidianos escolares.

Pareciera, al fin, que nos pusimos todos de acuerdo: ya no se puede sostener que “este tema (esa cuestión, aquella historia, tal conflicto) no es algo propio de la escuela”. Pero ojo. Nuestra tarea como trabajadores de la educación será ayudar a los chicos a desconfiar de las posverdades, a leer entre líneas y detrás de líneas.

Ni las guerras, ni las drogas, ni la contaminación, ni los vaivenes de la economía, ni el delito, ni las cuestiones de género, ni la pobreza –por mencionar sólo algunas de las cosas que resuenan en los cuerpos y en las conciencias– son asuntos aplazables con vulgata textual.

“Aique” ser limpios. Abuso intelectual de menores, no. No se puede.

* Director del Colegio de la Ciudad. Especialista en Educación.

A través de El adiós a la política de la no política | Página12

Mileva Maric, la mujer que conoció el lado oscuro de Albert Einstein | De10

Era una científica brillante, quien vivió a la sombra de su esposo y murió en el olvido, mientras él tuvo el crédito de todas sus teorías conjuntas.

Carolina Mejia.

albert einstein, esposa de einstein, mileva maric, ciencia, parejas de cientificos, mentes brillantes

Foto: AP/ YouTube

Hay ocasiones en las que dos personas parecen destinadas a estar juntas. Este es el caso del matrimonio entre Mileva Maric y Albert Einstein, dos de las mentes más brillantes de su generación. Juntos, crearon teorías que cambiaron la forma en la que vemos el Universo, pero sólo uno de ellos recibió el crédito merecido por estos descubrimientos.

Mileva Maric nació en Titel, Serbia, en 1875 y pasó a formar parte de una familia respetada y acaudalada. Desde muy pequeña, Mileva demostró tener un gran talento intelectual y en 1892 su padre obtuvo un permiso especial del gobierno para que la joven pudiera asistir a lecciones de física que estaban reservadas para estudiantes varones.

Aunque la chica era brillante, no hablaba mucho y era de una naturaleza tímida. Todo lo contrario a su futuro esposo, Albert Einstein, quien era un rebelde apasionado e incluso tuvo que cambiarse de una escuela en Alemania a una en Suiza, debido a que no le gustaba seguir las rígidas reglas que le imponían.

albert einstein, teorias, teorias de einstein, ciencia

Einstein escribe la fórmula de la densidad de la Vía Láctea en un pizarrón en 1931. (Foto: AP)

Estas dos mentes brillantes se cruzaron al ser admitidos en la sección de fisicomatemática del Instituto Politécnico de Zúrich en 1896, rápidamente se volvieron inseparables. Albert y Mileva pasaban horas en la biblioteca con la cabeza metida en los libros y mientras que el futuro premio Nobel apenas iba a clases y prefería estudiar en casa, su mejor amiga era dedicada y organizada con sus tareas.

Al final de su carrera estudiantil, en 1900, Mileva y Albert tenían un promedio similar y ella incluso lo había sobrepasado en la materia de física aplicada. Pero en el examen oral final, un profesor calificó a todos los estudiantes hombres de la generación con un 11 de 12, mientras que a Maric le dio sólo 5 puntos. Por ello, Albert fue el único en obtener su diploma.

Fuera de las clases, el genio y la chica comenzaron una relación, la cual era mal vista por la madre de Einstein, debido a sus prejuicios contra los extranjeros. Sin importar este obstáculo, la pareja se mudó juntos a Zúrich para comenzar su trabajo de tesis. En esa ciudad trabajaban dando clases, pero Einstein se negaba a contraer matrimonio sin tener un empleo estable.

El 13 de diciembre de 1900, presentaron su primer artículo científico juntos, aunque el trabajo iba firmado sólo con el nombre de Albert Einstein. Aún no está claro por qué Mileva quedó excluida del crédito, aunque se cree que se trató de una decisión conjunta debido a los prejuicios de la época contra la actividad académica de las mujeres.

mileva maric, esposa de einstein, albert einstein, mujeres cientificas, ciencia

Mileva ha sido borrada de la historia y lo que se sabe de ella es gracias a las cartas que escribía a sus familiares y a su esposo. (Imagen: YouTube)

Hasta ese momento los enamorados parecían vivir una apacible vida juntos, pero pronto el destino le tiró una bola curva a Mileva. La joven quedó embarazada y como último recurso intentó presentar de nuevo el examen profesional para graduarse otra vez en 1901, pero no lo logró. Como Albert seguía firme en su decisión de no casarse, Mileva regresó a Serbia y dio a luz a una niña llamada Liserl en enero de 1902. No se tiene registro de lo que sucedió con la niña y es probable que haya sido dada en adopción.

Al año siguiente, Albert por fin consiguió un puesto en la Oficina de Patentes de Bern y la pareja contrajo matrimonio el 6 de enero de 1903. Mientras Einstein trabajaba todo el día, Mileva se dedicaba a las tareas domésticas, aunque por las noches ayudaba a su marido en su investigación. Esta era la situación al momento del nacimiento de su segundo hijo, Hans-Albert, en mayo de 1904.

En 1905, Albert vivió un “año milagroso” en el que publicó cinco brillantes artículos que empezaron a llamar la atención sobre su intelecto. En todos estos trabajos colaboró su esposa, quien en ocasiones revisaba los textos antes de que fueran enviados.

En 1908, Albert y Mileva ayudaron a Conrad Habich a la fabricación un medidor ultra sensible, pero la patente de este objeto se registró sólo bajo el nombre de Einstein-Habicht. Cuando le preguntaron a Maric por qué no había insistido en incluir su nombre, contestó: “Los dos somos una sola piedra”.

Eduard, el segundo hijo de los brillantes científicos, nació en julio de 1910. Pero tan sólo dos años más tarde, Albert comenzó una aventura con su prima, Elsa Löwenthal, durante una visita familiar en Berlín. Y a partir de ese punto, su matrimonio comenzó a derrumbarse.

albert einstein, esposa de eisntein, mileva maric, ciencia, parejas de cientificos, mentes brillantes

Durante muchos años, ambos científicos colaboraron de manera cercana en teorías y descubrimientos por los que Einstein se llevó todo el crédito. (Imagen: YouTube)

Incluso en aquel momento, Albert aún pensaba que podría seguir con su relación marital y para conseguir este propósito, redactó una serie de reglas que Mileva debía seguir:

A) Te asegurarás de que:

  • Mi ropa y lavandería estén ordenadas.

  • Reciba mis tres comidas del día en mi cuarto.

  • Mi cuarto y estudio se conserven limpios y especialmente que el escritorio esté reservado para mi uso.

B) Renunciarás a todas las relaciones personales conmigo mientras que no sean completamente necesarias para las relaciones sociales. Específicamente, renunciarás a que:

  • Me siente en casa contigo

  • Salga o viaje contigo

C) Obedecerás los siguientes puntos en tu relación conmigo:

  • No esperarás ningún tipo de intimidad conmigo, ni me reprocharás de ninguna forma.

  • Me dejarás de hablar si te lo pido.

  • Saldrás de mi cuarto o estudio sin protestar si te lo pido.

D) No me retarás ni reducirás enfrente de mis hijos, ni con palabras ni con actitudes.

Mileva no aceptó las condiciones de Einstein, y en 1914 se mudó a Zúrich con sus dos hijos pero no se divorció de Albert hasta 1919, cuando negoció con el científico una cláusula donde se estipulaba que si recibía el Premio Nobel algún día, el dinero de la recompensa sería para su ex esposa. Cuando Einstein ganó el reconocimiento en 1922, Mileva usó esos fondos para comprar dos departamentos pequeños y vivir modestamente con sus hijos.

Las cosas se complicaron cuando Eduard fue diagnosticado con esquizofrenia e internado en un hospital mental, lo cuál fue un duro golpe para la estabilidad financiera de su madre. Durante el resto de su vida, Mileva siempre tuvo problemas de dinero y sobrevivía a duras penas con la pensión que Albert le daba de manera esporádica y gracias a su sueldo de clases privadas.

En 1925, Albert dijo que el dinero de su premio Nobel sería la herencia para sus hijos, pero Mileva se opuso, porque consideraba que estos recursos eran la recompensa por toda su colaboración en las teorías del genio matemático.

En varias ocasiones se intentó demostrar que Mileva había sido coautora de la famosa Teoría de Relatividad de Einstein, versión que quedó registrada en las cartas que Maric envió a sus padres y amigos. No fue posible demostrarlo nunca, debido a que la misma Mileva siempre guardó secreto sobre el tema hasta su muerte en 1948.

mileva maric, esposa de einstein, albert einstein, mujeres cientificas, ciencia

Mileva murió olvidada en la pobreza pero investigaciones póstumas revelaron su importante papel en el trabajo de Einstein. (Imagen: YouTube)

Con la muerte de su madre, Eduard quedó completamente desamparado y a la merced de los doctores en el hospital. Aunque Einstein lamentaba en sus cartas el estado de salud de su hijo, no fue a visitarlo en más de 30 años y finalmente Eduard murió, solo y sin haber salido nunca de los centros médicos, en 1965.

Es difícil saber cuál eran los sentimientos de estas dos mentes brillantes. Lo cierto es que la colaboración de Mileva Maric fue clave para todos los descubrimientos de Albert Einstein y merece ser reconocida en la historia. Por su parte, en 1952 y cuando la salud del científico estaba en mala condición, el genio escribió: “soy el sobreviviente triunfal del periodo Nazi y de dos esposas”.

A través de Mileva Maric, la mujer que conoció el lado oscuro de Albert Einstein | De10

A %d blogueros les gusta esto: